ParaNorman

Norman. Imagen cortesía de David Ullhman.

Norman. Imagen cortesía de David Ullhman.

Por David Ullhman.

Es probable que ahora ya pasados los Oscares esté todo mundo tratando de adquirir los filmes ganadores y los filmes nominados, cosa que probablemente estaría haciendo si tuviese un poco de más tiempo. También considero probable que se estén dedicando a ver las películas y decir que les parece injusto que Argo haya ganado el Oscar a mejor película (yo no puedo opinar nada de eso porque no la vi y honestamente no tengo muchas ganas de verla). Para aquellos que piensan injusto que la película X ganará cuando ustedes consideraban mejor a la película Z (en cualquiera de las categorías que pudo haber sido nominada) les recuerdo que los Oscares no son una decisión definitiva y absoluta y radical y de ley sobre el mundo de los filmes. Si bien es cierto que muchas de las películas ganadoras son buenas no es una realidad que dicha premiación sea un referente absoluto al que tenemos que dirigirnos cada que nos dicen en una conversación: Ganadora a mejor película o mejor guion o fotografía o lo que sea.

Debemos considerar que estos premios se limitan a películas con características bien especificas: Taquilleras (que venden mucho), de producciones grandes, con actores reconocidos (en su mayoría año con año vemos las mismas caras y pocas nuevas que brillan por un protagónico), estadounidenses, de directores renombrados, con historias nada complicadas, muy limpias, con bandas sonoras muy elaboradas (a excepción de Red social que tenía un sonido terrible), de imágenes muy claras, llenas de clichés sobre los valores y una lista que puede seguir creciendo. Si no me creen piensen en un claro ejemplo: Titanic.

Una vez que tenemos bien claro esto, y que sólo lo estoy evidenciando porque es probable que una mayoría espectadora lo sepa, es menester decir que estas películas no son malas, quizá algunas sean una mierda (¿Avatar es buena? ¿Neta?) pero muchas otras son, si no buenas, fregonas (no digo geniales porque no son una genialidad) por ejemplo Skyfall, película llena de momentos de acción, provocadora de múltiples emociones o como se diría comúnmente, una peli bien emocionante. Generalmente aquellas que no están nominadas en las categorías pesadas (mejor película, mejor guion, mejor director) son aquellas que entretienen más (no por este comentario estoy descartando el hecho de que películas como Amor sean buenas).

Dentro de las películas que tienen poco peso en la premiación y que sin duda son de mis favoritas están los Short Films y las animadas. Las películas de niños siempre han sido de mi agrado, son muy cuidadas en los detalles y visualmente casi siempre lucen bien, el único problema que tengo con ellas es que son muy ruidosas y que cuando no entiende que los niños también piensan son estúpidas. Valiente ganó este año a mejor película animada, comentario que no creo sea relevante, sólo lo quería añadir para decir que a mí me pareció bonita y simpática pero forzada y (como ya se le va haciendo costumbre a Pixar) poco fiel a hechos de los que se quiere servir para contar la historia (no por ello piense que son terribles, Ratatouille es una de mis película favoritas en la vida). Era casi obvio que Valiente ganaría porque reúne mucho de lo que (como he mencionado) tienen las películas de los Oscares, en segundo lugar había puesto Frankenweenie de Burton que es la versión de Frankenstein para niños y con un perro de protagonista, está bonita pero pues eso, bonita.

Otra película que estuvo nominada y que no ganó nada de nada fue ParaNorman, una de mis ahora películas favoritas de niños. La historia se reduce a un niño que ve muertos y que por dicha habilidad se le encomienda la misión de dormir a una bruja en la fecha que se supone despertará. Zombis, color y sorpresas son los elementos que mas resaltan en la película. Cuando despiertan los zombis gracias al conjuro lanzado por la bruja es que comienza la aventura que nos llenará de risas y momentos de ¡WOW! ¿CÓMO ES POSIBLE QUE SUCEDA ESO?

Pero qué es lo que llamó mi atención y por qué vengo a recomendarles esta película tan bonita, bien pues es por diversas razones; la primera tiene que ver con lo visual. No es una de esas películas que brillan mucho, sí, está llena de colores chillones y llamativos pero en general luce como la plastilina: opaca, lo cual hace que no nos deslumbremos tanto por todo cuanto vemos en la pantalla. La música es bastante agradable ya que es pertinente, no es sólo música de fondo, se ve su papel protagónico bien utilizado y da posibilidad, por ser tan adecuada, a silencios que se agradecen mucho, no es una de esas películas con música todo el tiempo donde los personajes gritan constantemente y tienen voces chillonas, incluso podría parecer un poco silenciosa, pero se agradece, créanme que eso le da más valor a los gritos cuando los hay. Otro punto es la historia, que si bien no es compleja, se va revelando lentamente, como las capas de la lechuga, para dejarnos con sorpresas verdaderas sobre la historia de la bruja, la razón del existir de los zombis o el comportamiento de algunos personajes en particular. Los chistes son favorables, quizá no sean de mucho ingenio, pero no son los que ya nos sabemos todo mundo y mucho menos aquellos que hacen ver a los personajes como entes estúpidos (hasta los que son estúpidos no lo son tanto).

Quizá la razón del porque les estoy recomendando esta película en estas fechas cuando es una peli que ya tiene muchos meces de haberse estrenado es porque (apenas la vi y) me gustó mucho pasar momentos con mi hermana cuando hace mucho que no pasábamos un rato juntos viendo algo que nos gustara en común. Quizá también pueda ser porque esta vez quedé muy enamorado de algunas partes en las que pensarías que no son aptas para un niño,  no porque le pueda asustar, sino porque no se acostumbran ese tipo de tecnicismos en esos filmes. La película claro que tiene su parte de enseñanza, pero no es una de esas moralejas ñoñas o que se te muestran claritas y forzadas, ya saben, con luces de neón y flechas indicando la “moraleja”, no, en Paranorman suceden las enseñanzas porque los personajes van aprendiendo y no sufren una especie de revelación y aprendizaje instantáneo que los cambia para siempre, sino que los modifica, cosa que me encantó.

Les recomiendo ampliamente esta película que aunque es simple y bonita y no aspira a ser una gran película se nota que ha sido cuidada y trabajada para que todos los espectadores podamos disfrutar de un buen rato y que no se limita a complacer al público infantil sino que da muestra de ingenio desarrollado para todo tipo de espectador.

Les dejo el tráiler que, aunque nos deja con una primera impresión no tan acertada, sirve para darse una idea de lo que podremos ver. Además les recuerdo y recomiendo que se den una vuelta por los lugares que se estará presentando Ambulante que se estará presentando del 1ero al 7 de marzo del presente año y deseándoles, sobre todo, un bonito día.

Posted on by Átomo Durán. Posted in Oh Jesus!

About Átomo Durán.

Paradoja con patas.

Add a Comment