Ponytail: Celebrate The Body Electric

Ponytail, imagen tomada de su FB.

Ponytail, imagen tomada de su FB.

Siempre nos preguntamos por las bandas que están sonando, por lo nuevo que hay en la “escena” mundial y por las tendencias, pero se han detenido a pensar ¿cuántas bandas jamás escucharemos? Para mi mala suerte, el destino o por lo que sea, yo me perdí de escuchar a Ponytail en su momento.

Han pasado tres años desde su separación y hoy, en el 2014, podría decir que es mi mejor descubrimiento del año. Tal vez, de las mejores bandas que jamás haya descubierto.

¿Se acuerdan de unos personajes llamados “kindergardianos” que salían en la caricatura Recreo, que pasaba por Disney? Bueno, Ponytail suena como si estos desquiciados niños tuvieran la habilidad para poder tocar instrumentos y hacer música con ellos.

Lo más interesante de la banda y, que a muchos probablemente alienará, es que no hay vocales, sólo gritos. Gritos que se terminan convirtiendo en mantras. Ya sea de enojo o emoción, un grito se convierte en una catarsis, ¿y qué no es eso de lo que se trata la música?

Sir James Winnie de We Are Free Management anunció la separación de Ponytail en el 2011 y con estas palabras les dijo adiós:

“It’s a bummer the world will never see Ponytail live again because it was truly honest music that filled you with extreme joy. An experience like that is rare these days and if you did see Ponytail live consider yourself lucky.”

Este texto fue publicado, el 15 de Agosto del 2014, en Young Offenders.

Posted on by Átomo Durán. Posted in Niño Átomo

About Átomo Durán.

Paradoja con patas.

Add a Comment