La moral del senado

Lujambio. Imagen tomada del economista.com.mx.

Alonso Lujambio. Imagen tomada del economista.com.mx.

Por Gilberto González.

 

¿Alguno de ustedes podría alinear a  Messi de portero? O ¿ haría tocar a David Gilmour la flauta dulce? Por qué entonces aceptar que un persona enferma pueda ser senador. Alonso Lujambio exsecretario de gobernación, ahora senador asumió su nuevo cargo en condiciones muy adversas, debido al cáncer que padece. Más allá de cualquier simpatía o antipatía partidista, me parece que es una falta de sensibilidad por parte de su partido, exponerlo a la opinión y al trabajo público.

Se trata pues de una puesta en escena, de aquellas historias de éxito que las televisoras tanto nos han enseñado, lo terrible de esto es que no se trata de una ficción sino de la integridad de un ser humano. Lo más terrible de esto es la moralina barata de muchos actores políticos que en vez de señalar el abuso o bien la falta de criterio de Lujambio por aceptar ese juego de victima que parce haber firmado.

La situación del País no está como para  talk show.

Posted on by Átomo Durán. Posted in La Palabra en Pelotas

About Átomo Durán.

Paradoja con patas.

Add a Comment