Cinco Nacos en Irak

 

Ojo Líbido

Ojo Líbido

 

Por Iván Farías

 

Las comedias de situaciones parten de un supuesto que de entrada es improbable. Ya sea el cambio de identidad, una confusión o el trasladar un personaje a un sitio que le es ajeno.  Bien llevada la comedia ligera de situaciones puede producir una crítica a los estereotipos reinantes y con ello muchas risas. Por lo que es una lástima que Salvando al soldado Pérez (México-2011) se quede solo en eso, una buena idea.

La idea primaria en donde cinco narcotraficantes arman un comando de rescate para ir a Irak y volver con el hermano del capo mayor es de entrada interesante. El problema viene cuando los del centro quieren resaltar la naqués de los del norte, por el simple hecho de que el narco está de moda.

 

Es que, a pesar de que el proyecto contaba con 56 millones de dólares como presupuesto y un buen cuadro de actores, nunca acaba de cuajar como debería.

 

Los personajes no dejan de ser estereotipados y simplones, los conflictos que se crean no se resuelven del todo y la incursión de Adal Ramones y Jaime Camil  suenan más a truco publicitario que a las ganas de enriquecer la trama con sus personalidades.

Camil, como siempre, se hace insufrible y obligan una vez más a Jesús Ochoa a repetir el personaje de norteño gandalla que ha venido interpretando ya muchas veces. El principal problema de Lemon Films y su dueño Billy Rovzar, es que pretenden emular los blockbuster norteamericanos con supuestas tropicalizaciones de géneros totalmente norteamericanos, con tan mala suerte que ni siquiera caen en la clasificación de churros disfrutables y quedan en solo pretensiones pequeño burguesas.

Una película que se asume en su naqués y su mala factura (es increíble cuantas veces se les va el boom en toda la cinta), pero que produce muchas más risa es Cinco nacos asaltan Las Vegas (México-1987). Lalo “El Mimo”, Luis de Alba, Guillermo Rivas “El Borras”, Sergio Ramos “El Comanche” y Sergio Corona hacen las delicias de chicos y grandes al perpetrar un robo en un casino. Oncean’s Eleven (USA-2001) se queda corta.

 

Iván Farías habita en: http://difamacion-y-conspiracion.blogspot.com/

 

Manipulación Digital de la Imagen: Eugenio Amezcua para Neotraba

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Ojo Líbido

Add a Comment