Entrevista a Carlos René Padilla.


Carlos René Padilla habló con Óscar Alarcón, sobre Amorcito Corazón (Nitro Press, 2016): Pedro Infante, detectives, una novela negra Sigue leyendo

Carlos Fuentes: el hombre de la corbata de fuego.


Este 11 de noviembre se cumplen 5 años de la muerte de Carlos Fuentes, Juan Manuel Aguilar escribe un texto en el que recuerda a este escritor Sigue leyendo

Los carniceros del norte.


Hay bandas que toman el terror como inspiración para componer sus canciones, una de ellas es Los carniceros del norte, de la que Eduardo Hernández Sigue leyendo

Historial del fuego: entrevista a Ovidio Ríos.


El ganador del Premio Estatal de Cuento Ricardo Garibay de Hidalgo, Ovidio Ríos, por su libro Historial del fuego, charló con Óscar Sigue leyendo

Muertos de hambre.


Muertos de hambre: cuento de Iván Gómez que se celebra la vida pero también recuerda a la muerte, la que siempre nos sigue, la que siempre nos Sigue leyendo

Periodismo Escrito con Sangre. Antología Periodística: textos que ninguna bala podrá callar.


Periodismo escrito con sangre es un libro póstumo del periodista asesinado en mayo de 2017, Javier Valdez Cárdenas, Juan Nicolás Becerra escribe una Sigue leyendo

El emisario o la lección de los animales: entrevista a Alejandro Vázquez Ortiz.


El emisario o la lección de los animales de Alejandro Vázquez es la aventura de un par de gemelos con el narco. Óscar Alarcón charló con él sobre su Sigue leyendo

Si se hubiera omitido ese paso…


Una de las historias del sismo del 19 de septiembre es la de las costureras que fallecieron en edificio No. 168, de Simón Bolívar, esquina con Sigue leyendo

Thelonious Monk: Underground.


El disco Underground de Thelonious Monk se compone por siete temas, es un disco representativo del maestro del jazz y Eduardo Hernández escribe sobre Sigue leyendo

Los días con Mona de Joserra Ortiz.


Los días con Mona de Joserra Ortiz es un libro de cuentos publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro y que Fernanda Barrientos reseña Sigue leyendo

Neotraba

Breve Coleccion de Absurdos Sueños y Aberraciones

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas, Neotraba | Leave a comment
Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones. Exposición Gráfica.

Teutli. Lia. Figueraz.

Museo Taller “Erasto Cortés”

1 de diciembre de 2011.

Por Óscar Alarcón

Después de algunos meses de retraso, artistas que llegaron y se fueron, pintores que jamás confirmaron su asistencia y autoridades que llegaron demoradas a la inauguración, se abrió la exposición Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones. Exposición Gráfica, con la participación de Alejandro Teutli, Lia Balderas y Fernando Figueraz.

De llamar la atención las dimensiones de los dibujos, pues son de gran formato, se expusieron en una de las salas más pequeñas del Museo Taller.

Pese a que la inauguración estaba programada a las 7 de la noche, la exposición abrió sus puertas una hora después. El acto protocolario sirvió para inaugurar la exposición antes mencionada, sino también Revés de otros artistas poblanos. Dos pájaros de un solo tiro.

Neotraba se dio a la tarea de recoger algunas impresiones de los artistas que expusieron, así como el punto de vista de María Fernanda Matos Moctezuma, Directora de Museos del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla; y de Miriam Ramírez, Directora del Museo Taller “Erasto Cortés”.

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones I, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones I, foto de Cyanuro para Neotraba

Óscar Alarcón. En la exposición Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones los dibujos son de gran formato, ¿son suficientes los espacios físicos para este tipo de obras?

Lia Balderas. Creo que el espacio queda chico. Cada uno sacó dos piezas porque no entraban; eso fue lo que pudimos hacer con las obras para darles espacio y aire.

Fernando Figueraz. Tomamos decisiones de museografía y creo que fueron las correctas. Había más piezas para exhibirse, y como quedó repartida museográficamente fue lo idóneo. No creo que reste, salvo en algún par de piezas en donde el espacio es muy corto, en lo demás se puede ver.

Alejandro Teutli. Se adecuó lo mejor posible. Seguramente no es el espacio idóneo pero no creo que demerite. Hace un momento entré, cuando llega mucha gente el espacio se reduce, a mí no me dio la sensación de amontonamiento. El espacio cumplió, es adecuado.

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones II, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones II, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. El formato de los dibujos es extraño pero a la vez interesante.

LB. Es una forma de hacer que el dibujo pese otra vez. Siento que muchos artistas y el público han demeritado al dibujo. El otro día teníamos una discusión sobre ¿qué era dibujar? Y ¿qué era ver un dibujo? Los conceptuales decían: “veo una línea de agua y es dibujo”, yo respondía “no es cierto, tú estás viendo un dibujo, no estás dibujando”. Es darle el peso y la grandeza al dibujo que es donde empiezas.

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones III, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones III, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. ¿Cuál es el estado de salud de la gráfica poblana respecto al resto del país?

LB. Puebla… ¡Ay! No quiero decir números, no me quiero comprometer a tanto. Creo que la gráfica en Puebla ha pesado mucho más que otras cosas. La gráfica tiene gran peso, hay muchos grabadores que han destacado, mucho más que en otros lugares.

FF. El estado de salud de las artes en Puebla es, como siempre, moribundo. No hay circuitos, y tampoco se toman muy en serio los artistas entre sí. No hay respeto ni intercambio con sus obras.

AT. Es tremendamente bueno. Tenemos a César Chávez, que ya lo están reconociendo a nivel nacional e internacional, y algunos otros colegas y artistas. Estamos tratando de hacer las cosas, a veces de manera individual porque no siempre se puede coincidir o recibir apoyos del estado. Uno tiene que seguir trabajando.

Creo que goza de muy buena salud, lo digo por experiencia. He estado en varias exposiciones de carácter internacional y en Puebla, francamente, hay muy buen nivel.

 

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones IV, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones IV, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. Inaugurar dos exposiciones de dos escuelas distintas ¿contrapone a los públicos?

FF. Los puede enriquecer. Cuando vas a una comunidad o a un pueblo y tienes fiestas de quince años comunitarias, comes más rico: más mole, más arroz y más tortillas.

AT. En este caso enriqueció. Yo me enteré hace dos días que esto iba a suceder, hubo una convivencia cordial, cada quien en su rollo y tener la oportunidad de ver otra exposición.

 

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones V, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones V, foto de Cyanuro para Neotraba

María Fernanda Matos Moctezuma

Directora de Museos del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes.

Óscar Alarcón. ¿Cuál es el estado de salud de la gráfica poblana respecto al resto del país?

María Fernanda Matos Moctezuma. No hablaría en especial de la gráfica poblana. Creo que en México, la gráfica conjunta una serie de técnicas que tienen una gran fuerza. En Puebla, Oaxaca, Guadalajara, Ciudad de México, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, hay pequeños grandes talleres que están conjuntando artistas tanto jóvenes como viejos maestros que siguen trabajando con las viejas técnicas del grabado casi medievales, junto con estas aportaciones novedosas de la gráfica. Puebla está a la vanguardia junto con todos los demás. Hay una manifestación nacional de fuerza en el grabado.

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones VI, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones VI, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. El formato de esta exposición, la hace aún más atractiva, sin dejar de lado las técnicas de antaño como usted las menciona. El formato sale de lo normal.

MFMM. Para hacer el grabado han utilizado no sólo el papel, han empleado otros medios, lo cual la hace una exposición muy rica [refiriéndose a la exposición Revés]; en el caso de los dibujos de gran formato, me han gustado muchísimo por el rigor del dibujo, pues es una idea primigenia en la idea del artista que exige un gran dominio. Por otro lado se nota una manifestación muy fresca, los dibujos de Lia —hechos en bordado— me parecen una aportación muy novedosa, y la vez valora algo que es muy propio de nuestro país, pero también algo que forma parte de la infancia de todas las mujeres: el bordado.

Al menos antaño —aunque ya me confirmó Rosa Borrás que ella también tomó bordado, pensé que después de mí ya se había acabado— era parte de la formación. Llevarlo a una manifestación artística mayor me parece muy afortunado.

 

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones VII, foto de Cyanuro para Neotraba

Breve Colección de Absurdos Sueños y Aberraciones VII, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. Inaugurar dos exposiciones de dos escuelas distintas ¿contrapone a los públicos?

MFMM. Al contrario. Pienso que es una diversificación de manifestaciones que le permite al público tener una visión más rica, más completa de lo que está aconteciendo. Por un lado puede apreciar la aportación de jóvenes, y de artistas con más reconocimiento a nivel nacional.

Detalle, foto de Cyanuro para Neotraba

Detalle, foto de Cyanuro para Neotraba

Miriam Ramírez

Directora del Museo Taller “Erasto Cortés”.

Óscar Alarcón. ¿Cuál es el estado de salud de la gráfica poblana respecto al resto del país?

Miriam Ramírez. En el Museo tenemos relación con otros talleres que producen gráfica. Puebla tiene bastante gente que está iniciando o con muchos años de trabajo en la gráfica, la representan muchos creadores. Hay varias escuelas de arte, colectivos, talleres institucionales, independientes que hacen que se produzca mucha obra.

Hicimos una exposición colectiva de gente de Puebla, Oaxaca, Tlaxcala. Hay buenos representantes.

Detalle I, foto de Cyanuro para Neotraba

Detalle I, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. Inaugurar dos exposiciones de dos escuelas distintas ¿contrapone a los públicos?

MR. Me parece que es rico que se compartan los públicos. Es natural que haya conocidos de alguno de los proyectos. Sin embargo la intención es la de compartirlos, aumentarlos y que todos conozcan el trabajo de todos. Mientras más se conozcan y se difundan es más rico.

Detalle II, foto de Cyanuro para Neotraba

Detalle II, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. En la exposición Absurdos… los dibujos son de gran formato, ¿son suficientes los espacios físicos para este tipo de obras?

MR. Sí. Nos ha dado oportunidad para presentar exposiciones como la de José Guadalupe Posada, que ocupaba todo el Museo. Se conserva el espacio permanente de colección de Erasto Cortés. El proyecto de breve colección siempre estuvo pensado para este espacio.

Hoy que vimos totalmente montado pensamos que estuvo ni mandado hacer, se disfruta la obra y el recorrido es bastante agradable.

Detalle III, foto de Cyanuro para Neotraba

Detalle III, foto de Cyanuro para Neotraba

ÓA. ¿Qué opinas del gran formato de estos dibujos?

MR. El formato grande me gusta mucho en dibujo y en otras técnicas. Creo que es impactante cuando entras a la sala, no es lo que esperas y te llevas una sorpresa.

Los tacos del Pasaje del Ayuntamiento

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Guajolote Vengador, Neotraba | Leave a comment
Pasaje del Ayuntamiento, Puebla; Foto Óscar Alarcón para Neotraba

Pasaje del Ayuntamiento, Puebla; Foto Óscar Alarcón para Neotraba


Pasaje del ayuntamiento, frente a la puerta lateral de las Galerías del Palacio.

Centro de la ciudad de Puebla, México.

Por Óscar Alarcón Travolta

Se dice que el centro de la ciudad de Puebla fue trazado por ángeles. Nada más falso. La ciudad de Puebla fue trazada por taqueros, memeleras, chaluperas y demás vendedores ambulantes. En aquellos tiempos se dio la orden de que en cada esquina se colocara al menos un puesto de comida, no importando el tipo. Por eso si usted, amigo viajero, camina por el centro de esta Ultracostumlópolis, se dará cuenta de que además de iglesias y conventos, abundan los puestos de comida.

Y como lo vi es como se lo cuento, ninguna esquina se salva: si no se le aparece un vendedor de jugos empujando un carrito de súper mercado, llegara un niño ofreciéndole pepitas. En cualquier calle del centro de la ciudad se topará con una taquería, fonda, expendio de pan, chalupera o vendedora de cemitas o tortas, que ha hecho de su zaguán la trinchera adecuada para ofrecer sus manjares.

Si usted, docto y culto viajero, tiene la fortuna de caminar por el Pasaje del Ayuntamiento podrá darse cuenta que no miento. De preferencia hágalo de la calle Palafox y Mendoza en dirección hacia la 2 oriente, donde encontrará primero que nada, algunas tiendas en las que se venden muñecos de peluche de nuestras series favoritas de televisión, desde el reciente Bob Esponja hasta el clásico Escrapy Doo. Más allá se encontrará un local en el que puede rellenar su encendedor para que disfrute un cigarro después de su comida, cumpliendo el adagio que reza: “después de un buen taco, un buen tabaco”.

Escudo de la ciudad de Puebla, en uno de los vitrales del pasaje del Ayuntamiento; Foto Óscar Alarcón para Neotraba

Escudo de la ciudad de Puebla, en uno de los vitrales del pasaje del Ayuntamiento; Foto Óscar Alarcón para Neotraba

Como dato anecdótico, a unos pasos de esos locales se encontraba una de las bolerías más famosas de la ciudad pero por motivos aún desconocidos, ha desaparecido.

Siguiendo la travesía del pasaje sin que usted, impertérrito viajero, se lo espere se encontrará una canasta enorme, casi del tamaño de un niño de 8 años.

Al localizarla usted sabrá que esa es nuestra parada. Ponga mucha atención pues cuando vea tan maravillosa pieza de nuestra artesanía nacional, sabrá que hemos llegado a los tacos del Pasaje.

Esta caminata se la recomiendo que la haga por la mañana pues sólo es cuando se venden los tacos. Estoy consciente, sabiondo amigo viajero, que usted estará acostumbrado a los tacos placeros, pero créame que aquí no se trata de cualquier mugroso taco. Estos son señores tacos: el siempre querido de milanesa, el innovador de bistec, hasta llegar a los realmente deliciosos tacos de mollejas de pollo, de carnitas, de variados guisados, y el taco estrella de este puesto: de chile relleno.

Servidos con doble tortilla, si lleva mucha hambre probablemente alcance a comerse un taco y medio. Si usted es capaz de llegar al segundo taco puede tener consecuencias mayúsculas, una de ellas es que ya no coma, ni cene nada el resto del día. O, en caso extremo, que se vuelva adicto y cada mañana regrese por uno, con el pretexto de la caminata matutina.

Alimento nutritivo, “si quieres estar fuerte y sano, come tacos desde temprano”, los del Pasaje del Ayuntamiento no se sirven con salsa sino con rajas, pues de hacerlo de esa manera se corre el riesgo de que la salsa se escurra sobre el papel de estraza y le manche la ropa.

Si acude puede encontrarse alumnos de escuelas cercanas al centro de la ciudad, amas de casa, señores que pasan por su periódico o funcionarios de gobierno que dizque no comen de esos tacos porque les hacen daño, pero se conocen casos de glotones de clóset que mandan a sus chalanes para que les lleven uno o dos de milanesa con arroz, y entre los diputados del congreso se cuentan como sus mayores clientes.

El refresco se vende aparte, no es negocio de la señora del canasto. Pero lo puede pedir en la bolería, que aún funciona por las tardes, y ahí se lo despachan.

Después de comerse un taco —mi favorito es el de mollejas— puede continuar su camino y salir del pasaje, donde puede agarrar rumbo, hacia la iglesia del señor de las maravillas, que se encuentra sobre la calle 5 de mayo, para rezarle que el taco sea lo suficientemente agraciado y su panza resistente.

La recomendación es que siga esa calle caminando porque después del tremendo tacazo, tendrá que hacer mucho ejercicio para bajar las llantas.

La Vision de los Vencidos

Posted on by Oscar Alarcon Posted in La Palabra en Pelotas, Neotraba | Leave a comment
Vilar en el piso, manipulación digital Óscar Alarcón para Neotraba

Vilar en el piso, manipulación digital Óscar Alarcón para Neotraba

Por Gilberto González

Qué tal estimados lectores, ahora sí me disculpo por la tardía aparición de esta columna, pero todo es culpa del ojete ese que está en Neotraba radio —se llama Shocker—, me dejó encerrado y pues apenas logré salir.

La liguilla del futbol mexicano inició el fin de semana pasado y justo cuando salí del encierro me enteré que los Pumas no calificaron —es difícil mirar los partidos desde la perspectiva del derrotado—, también, la noticia del robo en Las Vegas en contra del mexicano Juan Manuel Márquez llegó a mis oídos y todo ello me hizo pensar en un texto que leí hace ya algunos años, me refiero a La visión de los vencidos de Miguel León Portilla.

En este texto se le otorga la voz literaria y antropológica a los conquistados en México, no cabe duda la gran aportación de este discurso para el imaginario histórico y sobre todo a la épica de la derrota que tanto nos gusta a los mexicanos, sobre todo en los eventos deportivos. ¿Quién no recuerda el penalti fallado por Hugo Sánchez en contra de Paraguay en el mundial de 1986? O aquella jugada, en 1998, del Cabrito Arellano en la que se quitó a medio equipo Alemán y su disparo se estrelló en el poste izquierdo, y peor aun cuando en esa misma jugada Luis “el matador” Hernández en el rebote y con la portería abierta, entregó el balón al portero.

En las salas de cine se exhibió un documental acerca de las elecciones de 2006, titulado .56% qué le pasó a México, en la que se muestra a un López Obrador derrotado por las circunstancias, y cuyo estado de perdedor lo hace sublimarse como dirigente político. Por lo menos esa es una lectura de la película. Una vez más la épica de la derrota se nos muestra.

El problema de la épica de la derrota es que no sólo se queda en la ficción o en el estadio sino que la llevamos a la vida cotidiana lo que lastima nuestra personalidad.

 

Finalmente y bajo la excusa del encierro al que ese ojete me sometió, quisiera también hablar acerca del grupo Vázquez Sounds. No me interesa señalar los aciertos o fallas acerca de la interpretación del cover “Rolling in the deep” de Adele. Lo interesante de todo esto es la velocidad con la que podemos masificar cualquier mensaje dentro de la red, sólo bastaron dos días para que este grupo estuviera en casi todos los noticieros del mundo. ¿Estaremos entrando a una nueva etapa en donde la democracia ha llegado a  los medios masivos?

La respuesta desde luego que es negativa. Una vez más la épica de la derrota ¿no?

Entrevista a Matucha

Posted on by Átomo Durán. Posted in Entrevistas, Neotraba | 1 Comment

Por Óscar Alarcón, Jorge Durán y Gilberto González

8 de octubre de 2011. Ciudad de Puebla, México

Foto de Óscar Alarcón para Neotraba

Matucha, Foto de Óscar Alarcón para Neotraba

Óscar Alarcón. ¿Quién te puso Matucha?

Matucha. Yo solita. Lo encontré en el diccionario. Significa “audacia para los negocios” y “demonio”. Lo utilicé por lo último, porque suena mexicano. La gente piensa que me llamo Martha. Voy a lugares y me llaman así, o Martucha.

Mucha gente cree que soy de Guadalajara, ya que cuando viví allá comenzó todo lo de Matucha. Escapé de Puebla por comentarios de mucha gente. Inicié de cero, sin clientes, sin chamba, con un blog y se me dio la oportunidad. Allá pulí a Matucha, y sonó mucho en Guadalajara; trabajaba en una empresa, pero no pude estar bajo un horario, entonces renuncié, y por eso tengo mi estudio en Puebla.

Foto Óscar Alarcón para Neotraba

Foto Óscar Alarcón para Neotraba

Gilberto González. ¿Qué es lo que quieres decir con la creación de los Art Toys?

Matucha. Una historia. El Art Toy debe tener una excelente idea detrás y una excelente ejecución en la técnica. Puede haber Toys que veas y digas: “Ah, órale… ¿y?”; deben crear una emoción, un sentimiento.

ÓA. ¿Cuándo das un taller de Art Toys, llevas prefabricadas las piezas o quien entra a tu taller debe enfrentarse a la labor de realizar todo, incluso la pieza con la que va a trabajar?

M. Tengo un modelo y siempre lo estoy cambiando, esa es la base nada más, no hay límites, las personas que entran al taller le pueden agregar accesorios, cortar o tallar.

ÓA. En uno de tus talleres uno de los chavos hizo un panda.

M. No me gusta que se queden con la primera idea. Siempre les digo: gira la pieza, voltéala. Lo que hizo la chica del panda fue girarla; pero era la misma base.

Cuando hago un taller, nunca enseño las piezas de madera, las tengo escondidas. A las personas que participan primero les hago crear la historia, si no cometen el error de decorarla; hago que cuenten una historia y después les doy el material.

Art Toy de Matucha, en madera; foto de Cyanuro para Neotraba

Art Toy de Matucha, en madera; foto de Cyanuro para Neotraba

GG. ¿Este tipo de expresión tiene un valor artístico?

M. Sí. Yo soy ilustradora, algunas personas me preguntaban ¿eres artista? Y yo contestaba: “No, ser artista es pintar algo más serio”. Ahora ya me consideran una artista y mi trabajo ya lo veo como arte. No puedo realizar cien piezas iguales, no se puede, cada pieza es única, es arte al final de cuentas.

ÓA. Creo que es más interesante que tu trabajo tenga un trasfondo literario con la creación previa de una historia, no sólo se trata de tomar tu dunny y ponerse a pintar lo primero que se te ocurra. Me parece más enriquecedor que tenga una historia, sustentada por la oralidad, y que a final de cuentas se puede convertir en literatura y que se arraigue más con lo visual, la combinación resulta interesante. La pregunta que hacía Gilberto es porque hemos visto a mucha gente que hace Art Toy que pinta y dice esto es arte, y no hay un planteamiento estético.

M. Varias personas me escriben en Facebook para decirme: “Mira, me voy a dedicar a los Art Toys” y creen que sólo es pintar por pintar. Soy muy dura, muy crítica y se molestan cuando opino de algún Toy: “te falta mucho trabajo en el pincel, te falta mucho trabajo en los acabados”.

En mis talleres debes contar una historia, darle nombre a tu personaje, una vestimenta, una expresión —ya sea risueña, enojada—; siempre les digo que no se queden con la primera idea, que exageren algún detalle, es decir si se ve contento que se vea muy feliz —aunque no es nada fácil. Les señalo y corrijo si está mal lijado, mal pintado, o si la técnica no es tan buena.

Es muy divertido enseñar los secretos. No soy envidiosa, ya que si me preguntan cómo logro un efecto les digo la manera de hacerlo. Enseño todos mis secretos.

Foto por Cyanuro para Neotraba.

Foto por Cyanuro para Neotraba.

GG. ¿En dónde están las historias?

M. Son muy cortas y soy malísima redactando —por eso soy ilustradora. Por más que me pidan hacer larga mi biografía, es muy corta. Entonces las historias son pequeñas. Ahora ya cuento algunas, como la de Pancracio: un mimo feliz, hasta que su madrastra le cosió la boca con una aguja oxidada. O Anselmo el aviador, quien solamente sabe volar avioncitos de papel.

Jorge Durán. ¿Te gustaría juntar todas las historias?

Matucha. Fíjate que sí, tengo varias historias que se están cocinando. De hecho cuando vendo un Toy, regalo un certificado de autenticidad, y una historia pequeñita.

Tengo la intención de hacer una serie de mis fobias: “Las fobias de Matucha en Toys”, —pero con un pequeño librito donde te cuente la colección de las piezas— ya que tengo bastantes y me gustaría traducirlas a Toys.

ÓA. ¿Consideras que una persona que se dedica al Art Toy tiene que nutrirse de otras artes? En este medio se farolea muchas veces, algo como: “Ya me bajó la inspiración y me voy a poner a trabajar”.

M. Fíjate que hay que buscar la inspiración. Siempre les doy 3 consejos a mis alumnos: Leer, observar, bocetar. Ese es mi método. Soy muy observadora, veo a la gente y me digo: “lo haré Toy” porque veo características, o veo los colores. Fui a Chiapas y vi unos guajes, me llamó la atención el color, entonces hice un Toy que se llama Horacio el Ácido; hay colores que están en los libros, en pantoneras, pero otros no, la naturaleza te los da, no existen en ningún libro. Recuerdo que le tomé fotos a los guajes y entonces Horacio tiene ese verde: ácido.

Fui a Oaxaca y la ciudad es mágica, de repente me decían: “Tú ves cosas que nosotros no vemos”. Le tomo fotos a todo: puertas viejas, hojas, colores nuevos, texturas; esa es mi metodología. Lo único que investigo es cómo lo han hecho. Me inspiro leyendo, tomando un té, veo historias de asesinos seriales; cuando no se me ocurre nada salgo y observo. Voy al cine, a las luchas, también me inspiro en situaciones.

Foto de Cyanuro para Neotraba

Foto de Cyanuro para Neotraba

GG. Retomando la idea del canon del arte, pienso en Warhol cuando le preguntaban ¿qué es el arte? Y decía es todo lo que ustedes quieran, aquí hay un rescate de la técnica que no sólo se ve en ese tipo de arte, si no en el arte pictórico, donde pareciera que no importa la técnica, simplemente es hacer rayones.

M. Ayer le mostré un trabajo a mi chavo y dijo: “No me dice nada”. Cuando te haces famoso, cualquier cosa que hagas es arte, estoy peleada con eso; yo no soy conformista, si me aburre la técnica, la cambio, puedo pintar de diferente forma, eso sí, los dunnys siempre deben verse viejos, olvidados o sucios.

Estoy en desacuerdo que cualquier rayoncito sea arte. El ego y el nombre te llevan a hacer cualquier cosa. En mi caso es todo lo contrario, cada personaje debe ser más complicado, debe llevar más detalle, más técnica.

Lo empecé a ver profesionalmente cuando gané un concurso donde hice una porquería, era para Nueva York, y lo hice una hora antes. Es el peor de mis trabajos, y lo convirtieron en Toy: mi primer juguete de vinil. Creo que la figura está linda, pero no estoy orgullosa de él, desde ese momento me dije: “Es algo que puedes mostrarle al mundo”, entonces hago cada personaje como si fuera el último en la vida, ya no hago porquerías. Aunque me pidan que los haga rápido, pongo límites de cuanto me tardo.

Foto por Óscar Alarcón para Neotraba

Foto por Óscar Alarcón para Neotraba

GG. ¿Por qué la idea de lo viejo y lo sucio?

M. Porque me gusta mucho el estilo vintage —hasta como me visto—, colecciono cosas viejas, me gusta las historias tristes de asesinos seriales, sucias; las fotografías viejas, lo olvidado, por eso mi técnica de acabado.

JD. ¿Cuál es la respuesta en México hacia tu trabajo?

M. En Puebla es difícil, todo lo ven como competencia. Dicen que nadie es profeta en su tierra, entonces cuando me invitan me da gusto que valoren mi trabajo. Ha sido complicado; yo confío en el nuevo talento, se qué atrás de mí va a llegar alguien mucho mejor. Próximamente abriré una tienda donde impartiré talleres; pero también es porque nadie creía en mí cuando empecé. No hay nada como abrir un espacio para apoyarlos.

A mí me pisotearon cuando empezaba, me decían que no era nada y eso me ha hecho ser mucho mejor. A quienes me pisotearon, me los he encontrado y mi trabajo solito me ha validado; estuve a punto de tirar la toalla, no encontraba chamba, y me preguntaba “¿Qué carajos hago en este mundo tan complicado?, pero es cosa de agarrarte del sueño.

Por eso aliento a mis alumnos, ellos no confían en sí mismos. A mí me falta llegar más lejos y soy ambiciosa, no quiero ser millonaria, ni famosa, soy apasionada de mi trabajo.

Mi sueño era ser parte de una serie de Kidrobot. Pero me decepcioné, ya que es mucha mercadotecnia y mucha burocracia.

JD. De los artistas que participan en Kidrobot, ¿cuál es tu favorito?

M. Joe Ledbetter me encanta; Kathie Olivas, porque es muy oscura; Nathan Jurevicius; Chauskoskis, amo el trabajo de sus customs.

JD. ¿Y cuáles series de dunnys te gustan más?

M. Cuando empecé en esto coleccionaba dunnys, me gastaba toda mi lana en juguetes de colección —como Tokidoki. Créeme que ahora no sé cuáles existen, yo estoy clavada en lo mío, y como tengo a mis compañeros de Most Wanted y Red Mutuca, ellos son los que me dicen lo que ha salido. Por ahora, lo que más colecciono son Do It Yourself (Házlo tú mismo). Siempre ando en busca de nuevas plataformas, entonces mentiría si te dijera que mi serie favorita es la francesa. Las observo pero no tengo una favorita.

ÓA. ¿De qué te gustan los tacos?

M. Me encantan los tacos, pero no tengo favoritos. Aunque me gustan mucho los de carne asada.

JD. Para cerrar, ¿Matucha es?

M. Matucha es diablo, es travesura, es bizarro. Debe ser bizarro, sino no, no es Matucha. Un toque entre lo cute y lo sarcástico.

Foto por Cyanuro para Neotraba

Foto por Cyanuro para Neotraba

El Racismo en el Ojo Ajeno

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Escritos Críticos, Neotraba | Leave a comment

A propósito de las acusaciones de expresiones racistas contra el futbolista uruguayo Luis Suárez en Inglaterra, George Galloway, ex diputado inglés, afirmó que “Uruguay es la nación más racista del mundo entero”.

Por supuesto que no voy a decir que en Uruguay no hay racismo. Espero haberme curado hace tiempo de chauvinismo y de patriotismos de escarapelas e hipócritas reverencias. De hecho no puedo señalar un sólo país en el mundo donde no haya racismo. En Estados Unidos ya sabemos el historial que tiene; en los mejores casos de lucha contra el racismo pero muy pocos son capaces de negar las barbaridades históricas contra su población negra que incorrecta e eufemísticamente llaman “afroamericanos”. La palabra “negro” en español suena my semejante a negroe o directamente “negro” en inglés y es una de las ofensas mas denigrantes, sin ambigüedades de intención, como en español o portugués, por su carga histórica y por su particularidad semántica. En español es ciertamente ambigua, depende de la intencionalidad del hablante, y va desde la expresión de cariño y amistad hasta el insulto más primitivo.

En Uruguay mi abuelo a veces me llamaba “negro”, me consta que con cariño, porque mi piel era más mora que la del resto de mis primos. Sin embargo, en Sud África casi me asesinaron a cuchilladas en una calle de Johannesburgo; por ser blanco, como me lo explicó poco después un taxista negro.

En mi querido Mozambique, el primer mes no podía distinguir entre macúas y macondos y ellos se mataban por sus diferencias. Actitud tribal y racista que fue bien aprovechada por ingleses, portugueses, holandeses, hindúes y otros africanos blancos, hasta no hae mucho, según me consta. Ni que hablar de los hutus que en la Rwanda de los ’90 masacraron casi un millón de tutsis por razones étnicas y raciales, que para el caso significa lo mismo.

Pero en los últimos mil años el premio (eso lo sabe cualquier persona de mediana cultura) se lo ha llevado el racismo blanco con sede y origen en los grandes imperios europeos. Cuando no fue en las matanzas que realizaban los cruzados a principios del milenio, al mejor estilo Atila, fue la honorable Reconquista primero y la Conquista española en Nuevo Mundo después, empresa, entre otras cosas, profundamente racista y etnocida, si las hubo; el inconmensurable holocausto judío a mano de los nazis y las sucesivas limpiezas étnicas, como la de los Balcanes. Sin olvidarnos de los diarios actos de racismo que hoy en día sufren, con crueldad o con sutil discriminación, las minorías o las mayorías débiles, desde el mundo desarrollado hasta Medio Oriente, desde algunos hispanos pobres en Estados Unidos hasta los palestinos sin derechos civiles y a veces sin derechos humanos en sus propia tierra.

El señor George Galloway menciona la aniquilación de los charrúas en el siglo XIX, a mano de los criollos blancos. Esto es estrictamente cierto. Muchas veces hemos criticado sin delicadeza el chauvinismo que disimula todo tipo de racismos; en nuestro país; hemos señalado repetidas veces este genocidio como el genocidio indígena en el resto a America y rara vez mencionado en los medios de comunicación. Los indígenas que habían sobrevivido a la colonización europea molestaban las propiedades y las apropiaciones de los hacendados y se los exterminó o se los despojó de sus tierras bajo la excusa de que eran una raza incapaz de civilización, como lo definió en sus múltiples libros el presidente y educador argentino Domingo Faustino Sarmiento. Ni que hablar del racismo contra poblaciones indígenas varias veces superior, como en Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador o Centro America; ni que hablar del racismo contra las poblaciones afrodescendientes en el Caribe y sobre todo en el Brasil.

Cierto, el racismo ha campeado en nuestra América latina. Pero que un inglés venga a declarar que “Uruguay es la nación más racista del mundo entero” (y lo enfatizó en un inglés muy británico, para que lo entendiera el mundo entero, aclarando que “conocía Uruguay” porque “había estado allí”), sería una broma de mal gusto si no fuese una hipocresía tan patética.

No porque un inglés cualquiera no pueda señalar el racismo en otro país. Me explicaré.

El mismo ex diputado y showman George Galloway sabe perfectamente el larguísimo historial del más feroz racismo que conoció el mundo en los últimos siglos, obra del flemático y civilizado imperio británico que sólo se opuso al tráfico de esclavos a America y empezó a hablar de moral cuando el millonario negocio negrero dejó de serle rentable. Un imperio que arrasó pueblos enteros, desde la China hasta América, pasando por India, África o por cualquier otra región marítima donde habitaban algunos animales humanoides de test oscura. Los invadió, los sometió y los humillo sistemáticamente.

Por eso es crítica y necesaria la aclaración. No es que en Uruguay no haya racismo como afirman algunos chauvinistas que viven mirando para otro lado. El problema radica en un par de palabras como “el más” y con el especial agravante de que quien lo dice haya sido un diputado de una potencia político-militar racista por tradición y reincidente por interés.

Mister George Galloway, como diputado inglés, se opuso a la Guerra de Irak y ha tenido el detalle de firmar varias declaraciones en defensa de la humanidad. Precisamente, por ambas condiciones, la de inglés y la de humanista (o algo parecido), debería estar curado de hipocresía. Pero en detalles como esos, demuestra que en el fondo es otro primermundista colonialista.  Lo cual debería ser igualmente motivo de una acusación ante tribunales internacionales.

Con el agravante de que si el futbolista Suárez es un muchacho que pudo haber dicho una estupidez en la calentura de un partido de fútbol, Mister George Galloway es un viejo político, con aura de intelectual, con todo el tiempo del mundo para reflexionar sobre sus propias estupideces y sobre las estupideces criminales de los sucesivos gobiernos que se sucedieron en su país y que ya tienen varios siglos de impune insistencia.

Jorge Majfud

majfud.org

Jacksonville University

Un Accidente Imaginario

Posted on by Oscar Alarcon Posted in La Imagen Nuestra de Cada Día, Neotraba | Leave a comment
Accidente Imaginario, foto Alberto Jorge Zárate Ramos

Accidente Imaginario, foto Alberto Jorge Zárate Ramos

Por Alberto Jorge Zárate Ramos

La imagen del día se construye en la 2 sur, casi con esquina de la 21 poniente en la ciudad de Puebla, México, a un costado se encuentra el mercado de las cemitas, se trata de un evento que llama la atención de varios, ya sea por morbo o hambre de información. La gente se asoma a observar el espectáculo involuntario provocado entre un transportista y una patrulla. Quiero jugar un poco con la imaginación, recordando ese dicho “una imagen dice más que mil palabras” y recordando que hay que preguntarse… ¿qué palabras? ¿Son ciertas o falsas? Cuántas veces podemos tropezar con alguna situación singular, que a lo lejos puede engañar a los ojos y por lo tanto, podemos equivocarnos: aparentemente la patrulla intentando dar una vuelta cerrada “accidentalmente” dio un ligero golpe, que al parecer no buscaban pagar.

Un accidente, según la real academia de la lengua española, es del latín accidens, entis y significa “Cualidad o estado que aparece en algo, sin que sea parte de su esencia o naturaleza. Suceso eventual que altera el orden regular de las cosas o suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas”.

Acto involuntario, ¿quién de nosotros, no ha sufrido un percance de éstos? El problema no es sufrirlo, sino las consecuencias y cómo estás afectan de diferente manera dependiendo de la posición socio-cultural en la que nos encontremos por ciertos estatus de la índole que quieran mencionar.

Si se es poseedor de un “puesto de poder”, acaso nos alcanzan las consecuencias, o éstas son desplegadas a los que se encuentren cerca, es más fácil dejar a un lado la responsabilidad de nuestros actos, y conozco poca gente que es capaz de aceptar sus errores y asumirlos con responsabilidad. ¿Si no se es poseedor de ese “poder” acaso podemos ser capaces de hacer algo? Quiero pecar de ingenuo y creer que sí, sin embargo la experiencia me enseña que cuando se hace, la gente te hace a un lado por no convenir a sus criterios (y me atrevo a decir “populares”). Después de todo, buscamos sobresalir y ver que alguien más lo hace en lugar nuestro, causa conflictos del inconsciente. Hagámonos más conscientes de nuestros actos, responsabilicémonos de ellos y… no sé en que acabó la historia de la foto, sin embargo… parece que por ser un accidente visto por muchos, tuvieron que hacerse responsables, ojalá… no es justo que los que imparten la ley, sean los primeros en romperla.

El imaginario se queda con el final que cada uno le quiera dar a esta imagen, el final que debería ser, o el final que nadie sabe qué fue, pero está en la imagen nuestra de cada día.

Alberto Jorge Zárate Ramos, Antropólogo Visual.

Contacto: kadem_623_@hotmail.com

La rosa de los vientos gira de nuevo (algunas notas sobre Banana Split)

Posted on by Oscar Alarcon Posted in El Enyesque, Neotraba | Leave a comment
Banana Split de Samir Delgado, imagen cortesía de Antonio Arroyo

Banana Split de Samir Delgado, imagen cortesía de Antonio Arroyo


 

Por Antonio Arroyo Silva

 

Plátanos de Canarias, sudor del agricultor platanero. El hambre y la sed, la historia y lo que callan los que la escriben. Los callos de la historia y el tegumento de la falacia… Una receta sencilla. Le quitamos la piel al objeto del deseo, los hilos bajo la piel y lo depositamos en una bandeja de plata. Disfrazamos la apariencia desnuda con un buen chorro de chocolate y situamos a cada lado nata chantillí y una bola de helado de vainilla a derecha o izquierda según cuadre. El postre para las mejores mesas de una casa mal amueblada.

Detrás de la dulzura queda una desazón en el paladar de la memoria, como si le faltara algún ingrediente o como si en algún lugar del plato permaneciera alguna cáscara de olvido escarchada de azúcar. Hay una suerte de mestizaje entre el sabor y la memoria que tanto une a las personas que intervienen en el proceso de elaboración culinaria como las separa:

Explotación hacia los unos, los muchos; lujo sin decoro ni contemplaciones para los otros, los pocos. Sin embargo todos juntos en una etiqueta en la fruta que se planta y se produce en las Islas Canarias, ese lugar que, más que en los mapamundi, figura ya en todas las guías turísticas de los turoperadores europeos.

La poesía no puede quedarse callada tomando el té en la mesa del patrón, no es un objeto de lujo. No responde a los enigmas; pero, al contrario de la historia (también de esta historia), no sólo no miente sino que encuentra el silencio donde alguien escondió la verdad. De ahí el título Banana Split. Un título para hincarle el diente del pensar.

Dice Jorge Rodríguez Padrón que la poesía ha de encontrar su habitación en el lenguaje y que éste (su pulsión) englobaría toda la carga significativa del poema desde ese ahí. Vida y poesía, respiración y sintaxis. Nuestro poeta Samir Delgado no sólo asume este (digamos) principio sino que esa asunción le supone englobar toda la literatura en toda la espacialidad de su poética, la del pasado y la del presente, o sea, toda la memoria oral y escrita. Samir no se encuentra cómodo en esas piezas erigidas en las torres de marfil y gira todas las rosas de los vientos de todas las bitácoras para encontrar las voces casi olvidadas con las que se identifica. Como tantos poetas, primero se asoma al balcón y observa a los transeúntes. Después se pone el sombrero, se ajusta la bufanda y sale a las calles del verso a imbuirse en el transcurrir de los tiempos.

Poesía necesaria como el pan de cada día, poesía que no se lava las manos para evadirse, sino que viaja en el tiempo y el espacio para analizar los momentos presentes que le tocaron vivir.

Así, el grito desgarrador y desgarrado de los ancestros tamazigh, Bartolomé Cairasco de Figueroa y la inauguración del mestizaje con sabor italianizante y universal. La mirada perpleja y asombrada del Poeta Viana, la rebeldía de Nicolás Estébanez, y más. Todos van de la mano de nuestro poeta por esta habitación con vistas.

Esa ansia primera por definir la diferencia está presente en Banana Split a través de estos poetas, con la seguridad del autor de que, a partir de estas voces casi dispersas por el viento del olvido está el quid de la cuestión sociocultural actual. Ese ser-en-la-isla” y aquella teleología fijada por el escritor cubano Lezama Lima y también, en nuestro ámbito insular,  matizada por el poeta Pedro García Cabrera y, en general, por todos los que participaron en la revista Gaceta de Arte hacia 1936. Después el nuevo planteamiento en los setenta de poetas como Eugenio y Manuel Padorno. En pocas palabras, la importancia vital de encontrar un sistema de signos que designen lo insular y saberlo como movimiento fundamental para su incorporación en lo verdaderamente universal. Energía telúrica de la isla para unirse a la sinergia del universo y saber la función del ser humano y su pensamiento en ese UNO que constituye el cosmos.

De esta manera, el llamado sentimiento del mar cobra un sentido particular en Canarias que lo diversifica y al mismo tiempo lo sitúa en el puzzle universal. Se ponen de manifiesto todas las bitácoras recorridas por los distintos pueblos que en algún momento dela Historia confluyeron en nuestras islas produciendo un enriquecimiento hacia adentro y hacia afuera.

Si en Una casa mal amueblada, Samir Delgado analiza el impacto negativo de la mal denominada globalización de la cultura universal y, por ende, su manifestación catastrófica en Canarias, en Banana Split su análisis se transforma en corpus poético y carne emotiva del asombro.

Hay que matizar que en su libro anterior nuestro autor, incluso dentro de los planteamientos sociopolíticos que denuncian con todas las armas posibles de la argumentación y con radical oposición unos hechos orientados a finiquitar la cultura de los pueblos y a centralizarlo todo desde unas premisas prefabricadas por los intereses comerciales de la gran metrópoli contemporánea, nunca deja de observar la realidad con esa mirada poética del que se pregunta la manera de no llegar al desasosiego a pesar del caos. En Banana Split, aparte de esto, ya hay un poeta que, más que saber, intuye que su respiración debe estar presente en el mensaje, pues de ello depende la eficacia de su poética. La semántica de su texto es pura sintaxis corporal. Formas que se corresponden con la vida, respiración que aspira a su propio equilibrio y al de su entorno.

Desde el primer texto que leí de Samir Delgado (ahora no recuerdo si un poema o un ensayo), sentí dibujado en la página ese inmenso huracán que supone para la literatura de Canarias la palabra de Agustín Espinosa, sobre todo en su obra Lancelot 28º 7º. Precisamente a este autor no le preocupaba si el resultado final de sus textos era un poema, crítica literaria, un método para depilar las axilas o un poco de todo. Espinosa tenía que traspasar los océanos y no quedarse amarrado a la roca de la isla. Que lo que nos separara fuera lo que nos uniera. Transcender también los marasmos genéricos, los caireles de la literatura. Una acción identitaria que ponía a la par los límites de la expresión y los de la insularidad.

Aparte de esto y del mestizaje que ya a Samir le viene por tradición, en Banana Split hay otro tipo de mestizaje más íntimo que se manifiesta en la obra a través de las estampas, ya no los afiches o postales turísticas sino aquellos recuerdos trasmitidos del padre libanés, que hacen que el corpus poético se llene de un absoluto lirismo, no sólo por lo emotivo, sino por el ejercicio de la mirada que se ahonda en el álbum familiar alcanzando desde la aparente objetividad una belleza envolvente.

En resumen, no se trata de un mestizaje literaturizado, sino de una indagación en las raíces que el poeta (o a ese sujeto lírico que está oculto en el poema) le tocan de parte y parte. Y con ellos la memoria lejana o próxima.

Tamazigh, fenicio, canario, libanés, plátano de Canarias, banana split para el turista, silbato de tinta amarilla y bofetada. Todos los ecos, las heridas, las brújulas, los aparejos, la carnada y el pez.

La rosa de los vientos gira de nuevo.

_______________________________________________________

SAMIR DELGADO Joven autor canario. Licenciado en Filosofía por la Universidad de La Laguna. Gestor cultural, editor y locutor de radio. Colabora con artículos periodísti­cos en portales digitales alternativos. Participa acti­vamente en los movimientos sociales de las islas. Asiste como autor invitado al II Encuentro de Escri­tores y Escritoras Jóvenes de Canarias organizado por el Cabildo Insular de Tenerife (2009), al Forum des Langues du Monde en Toulouse, Francia (2009) y el XV Festival Internacional de Poesía de La Haba­na, Cuba (2010). Es Codirector de la revista literaria La Salamandra Ebria y Coordinador responsable del Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas. Entre su obra publicada destacan el ensayo “De Guajara a Tafira” Travesías del movimiento estu­diantil canario (2005), “Última postal desde Cana­rias” (2006), “Poema global de la ciudad turística” (2007), “Un libro contra el fuego” (2008, CCPC 2010) y “Una casa mal amueblada”(Baile del Sol, 2010). 

Antonio Arroyo Silva también habita en: http://esquinaparadise.blogspot.com/

Crossing Colors

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Niño Átomo | Leave a comment
Il Abanico. Imagen cortesía de Cyanuro para Neotraba

Il Abanico. Imagen cortesía de Cyanuro para Neotraba

Por Jorge Durán.

A veces podemos llegar a pensar que en sudamérica no existen propuestas musicales, ni que haya una escena musical notoria, aunque puede que desde aquí (Puebla, Mex.) no lleguen por completo, pero, Juliana y Nicolás, integrantes de Il Abanico, demuestran que sin importar nuestra ubicación geográfica se puede crear gran música, y llena de  calidad.

Sigue leyendo

Visiones Perifericas

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Palabras para el Ocio | Leave a comment

Por Marina Gavito

Portada del libro "Visiones Periféricas", imagen por cortesía de Marina Gavito

Portada del libro "Visiones Periféricas", imagen por cortesía de Marina Gavito

Visiones periféricas. Antología de ciencia ficción mexicana. Miguel Ángel  Fernández Delgado (Compilador)

Si miramos a México podemos tener pocas o nulas expectativas sobre su producción artística o literaria, pero de vez en cuando nos da sorpresas y nos deja entrever las pequeñas maravillas que crea. Cuando pensamos en ciencia ficción tenemos en mente a Asimov o Bradbury.

Les traigo una de las pocas recopilaciones que se han hecho sobre la ciencia ficción mexicana, la cual tiene la ventaja de abarcar no solo la época actual sino relatos de comienzos del siglo XX.

Una antología de un género marginal en un país marginal y anclado en el subdesarrollo pero que ha tenido la curiosa forma de adaptar, adoptar y recrear un género para mostrar que la ciencia ficción no solo es de potencias económicas.

El libro está divido en cuatro apartados que nos dejan ver la evolución de este género, vemos como pasamos de literatura maravillosa a una ciencia ficción más madura y hasta lo que podríamos considerar su última etapa el cyber punk.

He aquí una breve reseña de unos cuantos relatos de los más de veinte autores de este libro.

¿Qué pensarían las personas del futuro acerca de México? ¿Cuántas ideas surgirían cuando sólo se tienen uno poco indicios? Sí algo así como que sucede cuando los arqueólogos se dedican a reconstruir una de nuestras viejas civilizaciones. En el relato “Los mexicanos a través de sus ruinas y sus vestigios” de Gonzalo Martré, vemos cómo nuestro país fue devorado por la corrupción y por causa de ella perdió todo lo valioso en su territorio, una expedición decide ir a investigar el pasado de una civilización que logro autodestruirse.

“El monje y la galaxia” de René Rebetez, siempre se han catalogado a los monjes como poseedores de gran sabiduría, en este relato la fuente del conocimiento no son viejos y envenenados libros, es una computadora llamada Sanctus Cerebelum que puede responder a todas las preguntas que se le hagan, excepto una obviamente referente a Dios.

“Pastelería Vienesa” de Manú Debiere, es un pequeño relato en donde los deliciosos postres, pasteles y galletitas son el arma de una especie de organización secreta que planea llevarse a unos cuantos habitantes de la ciudad de México.

“(e)” de Bernardo Fernández y Gerardo Sifuentes, es el relato de un mundo en donde conectarse a una máquina es literalmente posible, donde las drogas son parte de la vida diaria; cada día surgen nuevas para lograr viajar y percibir nuevas sensaciones en un mundo que se pierde entre la realidad y los viajes ácidos.

Relatos entretenidos, atrevidos y con un buen toque nacional, irónicos, atrevido, arriesgados, que nos dejan enamorados como cualquier buen texto de ciencia ficción de autores extranjeros. Estamos ante un libro que nos permite vernos como el centro de una serie de aventuras y no sólo como espectadores.

Antología de ciencia ficción mexicana. Miguel Ángel  Fernández Delgado (Compilador). Grupo editorial Lumen. Argentina 2001.

Marina Gavito también habita en http://www.marina-lasnoches.blogspot.com/