Entrevista a Carlos René Padilla.


Carlos René Padilla habló con Óscar Alarcón, sobre Amorcito Corazón (Nitro Press, 2016): Pedro Infante, detectives, una novela negra Sigue leyendo

Carlos Fuentes: el hombre de la corbata de fuego.


Este 11 de noviembre se cumplen 5 años de la muerte de Carlos Fuentes, Juan Manuel Aguilar escribe un texto en el que recuerda a este escritor Sigue leyendo

Los carniceros del norte.


Hay bandas que toman el terror como inspiración para componer sus canciones, una de ellas es Los carniceros del norte, de la que Eduardo Hernández Sigue leyendo

Historial del fuego: entrevista a Ovidio Ríos.


El ganador del Premio Estatal de Cuento Ricardo Garibay de Hidalgo, Ovidio Ríos, por su libro Historial del fuego, charló con Óscar Sigue leyendo

Muertos de hambre.


Muertos de hambre: cuento de Iván Gómez que se celebra la vida pero también recuerda a la muerte, la que siempre nos sigue, la que siempre nos Sigue leyendo

Periodismo Escrito con Sangre. Antología Periodística: textos que ninguna bala podrá callar.


Periodismo escrito con sangre es un libro póstumo del periodista asesinado en mayo de 2017, Javier Valdez Cárdenas, Juan Nicolás Becerra escribe una Sigue leyendo

El emisario o la lección de los animales: entrevista a Alejandro Vázquez Ortiz.


El emisario o la lección de los animales de Alejandro Vázquez es la aventura de un par de gemelos con el narco. Óscar Alarcón charló con él sobre su Sigue leyendo

Si se hubiera omitido ese paso…


Una de las historias del sismo del 19 de septiembre es la de las costureras que fallecieron en edificio No. 168, de Simón Bolívar, esquina con Sigue leyendo

Thelonious Monk: Underground.


El disco Underground de Thelonious Monk se compone por siete temas, es un disco representativo del maestro del jazz y Eduardo Hernández escribe sobre Sigue leyendo

Los días con Mona de Joserra Ortiz.


Los días con Mona de Joserra Ortiz es un libro de cuentos publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro y que Fernanda Barrientos reseña Sigue leyendo

Neotraba

Echale mojo a la cosa

Posted on by Oscar Alarcon Posted in El Enyesque, Neotraba | 2 Comments

Mojo Picón

Al hermanito Samir Delgado, porque también cree que en la mar hay naranjas.

A Susana Chávez, esa media naranja que no lograron desgajar.

A Leo Lobos, por la hermandad y porque sabe los colores de la Amistad.

A la Langue D´Oc, por el Amor.

Por Antonio Arroyo Silva

El mojo es una salsa típica de Canarias que se elabora a base de ajos, pimienta picona o dulce (según el gusto), sal, cominos, pimentón, aceite y vinagre. Ya está, y todo bien machacado en mortero. Se puede hacer también con chiles, en caso de no fumadores y de que tengan una traquea como la boca de un metropolitano; pero así y todo, con salida de incendios y, en todo caso, un gran cubo de agua potable bien fría. No se asegura la refrigeración absoluta de la máquina alimentaria. Eso sí, muy bueno para los preámbulos del amor y para calentar el espíritu, mejor si se acompaña con líquido espiritoso. Digamos que, en su caso, pimienta dulce y un toque de chile, que para estos altos riesgos preferible el amor platónico, es decir, eso de ver y no tocar el plato.

En circunstancias de alimentación no metafórica ni extrema, se le echa al pescado, las papas, la carne… Hay quien pone mojo en la sopa o en el potaje y hasta quien se lo come a cucharadas. Una manera macabra de hacer patria, antes de que se le hinche el hipotérmico colon. Toda una experiencia religiosa, como en la canción de Enrique  Iglesias. Esta palabra viene del portugués molho y significa justamente eso: salsa. Las raíces etnográficas de nuestras Islas Canarias tienen muchos componentes: el indígena de origen líbico-beréber, el extremeño-andaluz que era el grueso del campesinado que vino tras la conquista, el elemento lusitano que se asentó en tiempos de Felipe II para instalar y trabajar en los ingenios azucareros, y algunos más. Fueron los primeros ingenieros; claro, construían ingenios para que la caña dulce se transformara en azúcar y en ron, y así sobrealimentar el verdadero ingenio que está en el caletre popular. Y si a esto le añadimos el trasiego migratorio hacia Hispanoamérica de los últimos quinientos años, entenderemos la manera activa-pasiva (que no impasible) de la idiosincrasia insular.

Cuando alguien realiza una acción que le sale mal, por lo general se le suele decir “salsa con gusto no pica”, pero el canario, que quiere darle valor a su compadre y mira el lado positivo, replicará y animará diciendo: ¡Échale mojo a la cosa!”. Porque el mundo está en un  plato que se come y, muchas veces,  la vida misma te lo hace tragar. En estos casos, quizás como una medida inconsciente de supervivencia, el espíritu necesita alegrarse aunque los bezos (los labios) se nos queden erosionados por el picor.

Sin embargo, el canario que escribe no está de ánimo para echar mojo a la cosa esa tan común actualmente de la intransigencia hacia los demás. Ni siquiera la miel más dulce del mundo es capaz de hacerle cerrar los ojos y las letras ante tantas atrocidades que se escuchan y se ven en la actualidad. Tampoco estaría dispuesto cualquier persona honesta ciudadana del mundo, cualesquiera que sea su raza (sólo conozco dos: la humana y la inhumana), creencias religiosas o condición social. Y ya no hablo de política ni de filosofías al uso, que ésa es otra (véase sección de cacao, potaje y papafritas). Hablo sencillamente de relaciones  cotidianas.

Ahora mismo en muchos países del Mundo, incluyo los llamados “civilizados”, están asesinando a la mitad de la Humanidad, a la media naranja del mundo humano: las mujeres. Una en concreto, gran poeta mexicana y activista de los derechos y la dignidad de la mujer, fue víctima de ese vandalismo extremo que se registra diariamente en Ciudad Juárez. Para mí y para toda la Poesía, la sensibilidad, el sentido de igualdad y todas las cualidades  propias del verdadero ser humano, fue un duro golpe. Se llamaba Susana Chávez y su delito fue decir “ni una más”. Después de asesinada, como en la canción “Pedro Navajas”, recibió una nueva puñalada de los organismos oficiales al declarar éstos que nuestra poeta no murió a consecuencia de sus ideas, sino como cualquier mujer de la más baja condición, entiéndase por “más baja condición” ese código de conducta que ya no sirve  más que para los filisteos y ciegos que cercan el camino  hacia la igualdad, y que, por algún motivo más que sabido, a algunos les interesa mantener, aunque sea a fuerza del terror y el oprobio.

Realmente sí que vamos a echarle mojo al asunto, en el sentido de que hay que seguir manteniendo la esperanza y que, como decía el poeta canario Pedro García Cabrera, un día habrá una isla/ que no sea un silencio amordazado. Todavía podemos encontrar naranjas en el mar, y por eso no debemos  dejar de ser lo que somos: seres alegres y optimistas que creemos que nunca tendremos una libertad plena hasta que no la tengan todos y cada uno de los seres humanos. Que creemos no que la libertad es un plato que alguien nos da graciosamente con veneno de odio, sino algo tan  natural como la propia respiración.

Reír es positivo cuando se comparte, porque la risa universal es el arma creadora del artista que pinta, el poeta que esparce su dulzura aunque duela y los hombres y mujeres que hicieron y hacen de su vida una verdadera obra de arte. Ardua tarea, no de imposible resolución; pero si ves que al emprender el vuelo te vas a estrellar contra el vacío, échale mojo a la cosa, y mucho amor.

Syan

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Pulpo Variete | Leave a comment

Syan

Por El Pulpo Variete

En un primer momento Juan Massineo merodeaba el under tocando en diferentes bandas como Bretes, Kaoz y Selénicos, aportándole cierta experiencia y conocimiento que volcaría en trabajos posteriores. Paso un tiempo en los que hizo música para documentales, escribió un libro La edad de oro, y estudio composición junto a Rosario Blefari.

En determinado momento – allá por el 2008 – junto a Maite Moujan le dan forma a lo que llamarían Syan, dúo folk en búsqueda permanente de correr los limites sin perder la estructura de canción, un collage de melodías y efectos de voces, donde sobran los estímulos a experimentar. Hay una enorme tensión musical entre ellos generando un brillo particular sobre la interpretación que hace cada uno al escucharlos. Llevan editados de manera independiente dos trabajos: Dibujos en movimiento y Época, una interesante obra conceptual en la cual abarca diferentes formas de expresión: un disco, libro de poesías y videos, vio la luz hace algunos meses. Muy recomendable.

Un dato curioso es donde se puede encontrar tocando a Syan habitualmente, ya sea en ferias de libros independientes, como en galerías de arte, casa particulares entre otros sitios, provocando de manera casi inconsciente un nuevo circuito alternativo para salir a tocar.

Para saber y escuchar mas de Syan:
http://www.myspace.com/dibujosenmovimiento

El Pulpo Variete habita en: http://pulpovariete.blogspot.com/

Rec Play Stop

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Niño Átomo | 1 Comment

Imagen tomada de Myspace.com/Vicentegayo

Por Jorge Durán.

¡¡G-A-Y-O, G-A-Y-O!! Eso retumbaba en mi cabeza al pensar sobre de que sería mi primer post. Claro, se trataba de una banda poco reconocida, y que sin duda dará mucho de qué hablar en un futuro.

Sigue leyendo

Los zapatos del mundo en la pintura de Leo Lobos

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | 9 Comments

LOS ZAPATOS DEL MUNDO (1)

Por Antonio Arroyo Silva

Los meses y los días son viajeros también de la eternidad. El año que se va y el que  viene también son viajeros (2). Con estas palabras comienza el poeta japonés Matsuo Basho su Sendas de Oku, un texto que va más allá del libro de narración de andanzas por tierras ignotas. Cuando la niebla cubra tierra y campos, cerraremos los ojos para ver la ruta verdadera hacia la vida y el señor que le acompañará será su vasallo y compañero de fatigas. Más que un recorrido por los intrincados caminos del país, parece  trasiego hacia un lugar distinto donde el espíritu del uno  está en equilibrio con todo lo que le rodea. Camino físico que agota, mortifica el cuerpo (corpus) y abre los ojos a todos los sentidos: ser la hoja que cae y el canto de la cigarra que se funde con el rumor del trigo al rozar la brisa. Misticismo zen: ser uno en el Uno. Todo viaje es eterno, cuando el objeto del mismo es quedarse fundido el transeúnte a sus zapatos.

El caligrama y el haiku dejan de ser tradición folclórica y pasa a ilustrar un arte del equilibrio, una manera de estar en consonancia con la gran sinfonía del universo. La letra que no representa el sonido sino la imagen; el instante en que el ojo capta el gesto en movimiento, más allá del espacio físico, en un espacio emocional que llega tanto de la abstracción como de su concreción. Viajero de la eternidad, Basho Matsuo, creador del objeto en la palabra.

Bien sabida es la influencia que estos hechos han producido en la cultura chilena, es decir, en la visión hispánica tan singular que Chile posee, quizás desde el mismo Huidobro o incluso antes, en el ansia última de los modernistas por simplificar para llegar más hondo. El caso es que las vanguardias tuvieron allí un total florecimiento y una plena adaptación a la expresión artística, tanto poética como pictórica hasta el punto de asumir ese principio renovador de unificar las artes. Por eso no es de extrañar que surgiera el músico-pintor-poeta. El uno, el singular, en el Uno.

Pintura de Leo Lobos, 2009

Los meses y los días son viajeros también de la eternidad. En 1998 los artistas chilenos Leo Lobos, Alex Chellew y Rafael Insunza emprenden una expedición artística por el desierto de Atacama. Recorren el desierto más árido y duro del Planeta Tierra en jeep, filmando, sacando fotografías y, en el caso de Leo Lobos, también escribiendo. Hacen intervenciones artísticas en el camino a la par que se diluyen con el vacío rojo del paisaje. Al final llevaron a cabo una exposición pictórica y un concierto en la ciudad de Copiapó, que en lengua indígena significa Camino a Copa de Oro, con todo el material creado en el entorno. Su senda de Atacama. De ahí que este proyecto singular se denominara con el santo y seña de dicha población y quedara plasmado en un libro-catálogo cuyo efecto entre los jóvenes  universitarios y artistas santiaguinos fuera similar al de la denominación del grupo que emprendió dicha aventura: Pazific Zunami. La inmensa ola cargada de energía con todo aquello que identifica el espíritu no sólo chileno sino universal. La Paz de aquel Octavio imperator del destello y el estallido creador. Además, de la misma manera que el poeta y crítico norteamericano T.S. Eliot encontrara en su Tierra Baldía su epicentro, este grupo experimentó en ese inmenso vacío la pulsión creativa de la vida.

Dice Leo Lobos que viajar por Atacama es una empresa que al principio parece terrible, pero una vez en camino cambian todos los conceptos inculcados sobre el ser humano y su lugar en la Creación. Uno se ve enfrentado a la inmensidad del universo.

La pintura de Leo Lobos podría parecernos un poema. Podría ser el ómnibus pintado de cerezas, que viera el poeta canario Rafael Arozarena con silbato tzariano de tinta amarilla, por el desierto de Atacama o por el Oku no Osomichi que Basho pespuntara en los renga haikai allá en su choza intemporal. El artista no hace concesiones con la cultura en decadencia. No se deja llevar por las mareas de una cultura norteamericana creadora de arquetipos con el sello de contemporánea. Tampoco lo hizo, desde luego, el genial pintor norteamericano Jackson Pollock, creador del action painting que, cuando perdía el contacto con la pintura, el resultado era una confusión, la misma que le producía el entorno que le tocó vivir, y de hecho lo aniquiló. Dar y tomar, pues, para llegar a la armonía que la tradición y la sociedad no le proporcionaban. Leo Lobos dialoga con esta idea y es consecuente con ella no sólo en su pintura sino en su poesía. Expresionismo abstracto, unido al grafema bashiano. El grito como un  balbuceo del pincel buscando la habitación unitiva, donde todo es dispersión y aspersión nuclear hacia el ectoplasma de la misma creación. Bajo el cielo de estrellas de Atacama: pinturas en acción y movimiento siempre acordes con la vida. ¿Cómo puede llenar de ventanas una mordida al letargo, un vórtice? La luz se llena de colores: amarillo de la cosecha de trigo y cebada en plena eclosión, justo en el instante que la retina y la mano, que el pincel o el bote de pintura, elevan su canto de hambre saciada. Goterones de esencia derramada sobre la tela. Rojez de la rabia y del labio buscando el hímen de las palabras mudas, la frontera del aullido en las noches de jazz. Miles Davis podría estar ahí, casi se le escucha apartando  la cortina y mordiendo mansamente el lugar donde ni los escorpiones moran. Una música con sordina por la lluvia contenida.

Para aquéllos que dejan flotar sus vidas a bordo de los barcos o envejecen conduciendo caballos, todos sus días son viaje y su casa misma es viaje. En 1999 Leo Lobos viaja a Nueva York con el fin de presentar en la última cumbre del milenio en la ONU el libro homenaje a Pablo Neruda Diez Máscaras y un Capitán co-editado bajo el auspicio de la Fundación Pablo Neruda y la Universidad de Chile. Fue un homenaje al gran poeta universal de los artistas visuales chilenos Rafael Insunza, Jorge Cerezo, Ignacio Gumuncio, Sergio Amira, Claudio Correa y el propio Leo Lobos. El caso es que nuestro artista conoce allí a personalidades tan relevantes como Kofi Annan y Nelson Mandela. Nueva York, uno de las ejes más importantes de la cultura mundial, lugar donde todos los artistas querrían exponer sus obras. Lugar donde los movimientos contraculturales conviven con lo más conservador de un sistema neocapitalista y globalizador. Vida en ebullición donde confluyen todas las culturas planetarias, marginación junto a riqueza de unos pocos. Esto es precisamente lo que más ha impulsado el arte contemporáneo. Allí el expresionismo abstracto de Williem de Kooning y de Mark Rotko y la alegría por la pintura de Wassily Kandinsky. También hay que mencionar la magia y el hechizo que le causó a Leo Lobos el conocer a Yoko Ono, compañera y esposa del que siempre fue su héroe e inspirador, no sólo por su música sino por su mensaje vital: John Lennon. Hacer una enredadera, regar todos los días. Hasta que la enredadera se extienda. Hasta que la enredadera se marchite. Hasta que la pared desaparezca. Un  ejemplo parafraseado de uno de los pensamientos de este inmenso ser humano que habla de la vida, el arte, la poesía y la música al unísono. Yoko Ono, reencarnación múltiple: Erato, Urania, Terpsícore… Todas en una.

Leo Lobos, retrato

En el año 2002, Leo Lobos recibe la beca de la UNESCO-Aschberg de Literatura, que suponía una Residencia en CAMAC, una institución francesa patrocinada por la fundación  Frank Ténot y el Ministerio de Cultura francés, localizada en la ciudad de Marnay-sur-Seine y dirigida por la arquitecto y escultora canadiense Alexandra Keim y por el también artista francés Jean Yves Coffre. Seis meses compartiendo experiencias en todas las facetas del arte y la literatura: traducción, música, poesía, escultura, pintura y nuevas tecnologías. Una experiencia inolvidable en cuanto a la idea de que la humanidad realmente no tiene fronteras que la separen y que el Arte es un elemento de cohesión y como tal ha de ser considerado y practicado. Caló muy hondo el pensamiento de este gran mecenas moderno que fue Frank Ténot (Mulhouse, Francia 31 octubre 1925 – París, 8 enero 2004). El arte, y en este caso la pintura como ser viviente que es, también es un viaje que lleva en su maleta al artista y cruza los océanos y los continentes para verterse sin más en una mirada inocente y cálida que observa ángeles eléctricos en los cielos nocturnos de la vieja Europa. El surrealismo rebelde de Joan Miró que siempre fue más allá de los manifiestos y descubrió el colorido del sueño de los pájaros en el azul del Mediterráneo. No la simplificación abstracta, sino la caligrafía del árbol, con tinta de hojas y ramas.

El gesto de Roberto Matta.

La vida en el desierto de Mali y el paso del tiempo, de Miquel Barceló. Una feliz comunión. Entre 2003 y 2006 Leo Lobos trabaja junto a la poeta brasileña Cristiane Grando y el arquitecto Jorge Bercht en Jardim das Artes, espacio cultural situado en la ciudad de Cerquilho, Sâo Paulo. Aquí realiza labores de gestión cultural, organiza exposiciones, actividades de comunicación y relaciones internacionales, además de pintar, escribir y traducir a todo un elenco de poetas brasileños como Tanussi Cardoso, Hilda Hilst, Roberto Piva, Herbert Emmanuel, Claudio Daniel entre otros. De la misma manera, entra en contacto con la obra de brasileños como Wesley Duke Lee, Candido Portinari, Tarsila do Amaral, Jiddu Saldanha y arquitectos como Ruy Ohtake, Oscar Niemeyer, Lúcio Costa y el mismo Jorge Bercht que había diseñadoel Jardim da Artes.

Sâo Paulo, laberinto mucho más inextricable que el que Borges pudiera haber soñado en la noche de su ceguera. Una ciudad de 12 millones de habitantes buscando su centro y su cifra como modernos minotauros urbanos. Donde el gran poeta Roberto Piva viera a los ángeles de Sodoma lamiendo/ las heridas de los que nacieron sin/ alarde, de los suplicantes, de los suicidas/ y de los jóvenes desaparecidos (3). Universo que engloba la marginación y creación, universo donde la locura alcanza la extensión de una avenida. Es precisamente aquí, como en Nueva York y en Francia donde Leo Lobos se calza los zapatos del mundo, los que llevan a la patria común de todos los creadores.

En este sentido, no podría hablar de influencias en la pintura de Leo Lobos, sino de consecuencias de un diálogo contante con infinidad de artistas con los que ha mantenido una relación que va más allá del simple roce personal y llega a la profundidad de la emoción y el hermanamiento. Un diálogo que viaja no ya por la blancura del lienzo y los espacios imaginarios, sino por una realidad que engloba vivificaciones, encuentros, islas flotantes y, junto a todo esto, aquellos colores primigenios que se quedaron impresos en la mente del artista desde el primer día de vida, incluso desde su etapa fetal. La crisálida. No sólo el trazo, sino el átomo de vida en un trazo que deviene gesto y, consecuentemente, movimiento y energía. Fuerza vital que no queda enlozada en la tela sino que se transmite al mismo tiempo a un número indeterminado de receptores que, a su vez, insuflan nueva energía…Concepción redonda de la pintura, el universo como vórtice. Un más allá más acá con voz propia y eléctrica. Es el punto donde la palabra es imagen y viceversa, pero no sólo con un referente textual o pictórico, sino en la misma realidad del artista. Un pintor que escribe y percibe que las grafías tienen la forma exacta de su pintura y de su respiración. Realidad, realismo, dos conceptos que están siendo revisados en estos tiempos que corren por algunos intelectuales, como Jorge Riechmann en artículos como Por un realismo de indagación en homenaje al poeta catalán Joan Brossa (2). No se puede llamar realismo al análisis de una parcela de la realidad, la tangible, la que sólo el ojo aprecia sin tener en cuenta su conexión con los demás sentidos, y que la suma de subjetividades puede ser más real que el concepto de realidad misma. Qué mayor realismo que la emoción humana. En este sentido, la poesía visual de Leo Lobos es bastante significativa, cuando pinta el grafema transformándose en imágenes que van más allá de los lugares comunes, que de tanta repetición resultan irreales por desgastados, raídos, muertos sobre su misma labia. Nada de ello en los poemas visuales de Leo Lobos, yo diría simplemente poemas, pero no por la simplicidad sino por la puerta y la llave que implican, no hacia respuestas salvadoras y más o menos intelectualizadas ni hacia la dudas estereotipadas que nos llevan al vacío prefijado en un lugar de los contenedores de la razón antropocéntrica. Puerta y llave hacia un conocimiento olvidado: la vida misma en su ebullición más pura.

Sin esquema prefijado, con la manera que la mente de un artista aprehende la inmensidad, Leo Lobos busca y encuentra su espacio de acción con espontánea vitalidad.

Gáldar, Islas Canarias, España
Enero 12 de 2011

* * *

NOTAS

(1)  Los zapatos del mundo fue el primer poemario publicado por la poeta canaria Olga Rivero Jordán.

(2) Versiones y diversiones, Octavio Paz, Galaxia Gutemberg

(3) Canciones allende lo humano, Madrid, Hiperión, 1998. pp. 129-135.

(3) De Paranoia, Roberto Piva, traducción de Leo Lobos.

* * *

Antonio Arroyo Silva: nacido en Santa Cruz de La Palma, Canarias, España, en 1957. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de la Laguna y profesor de Lengua y Literatura Española. Ha sido colaborador de revistas en papel, como Artymaña, La menstrua Alba (de Canarias), Zurgai (de Bilbao) y de revistas como la Sociedad de Escritores de Chile, Cinosargo, la Antología de Poesía Mundial de Fernando Sabido entre otras. Ha publicado los libros de poemas: Las metamorfosis (Cabildo Insular de La Palma, 1991)  Esquina Paradise (El Vigía Editora, 2008) y Caballo de la luz (El Vigía Editora, 2010). En preparación tiene los siguientes poemarios: Symphonia, Marzo, Fila Cero, Poética de Esther Hughes y Casi luz. Fue 2º premio en el concurso de poesía de Granadilla (Tenerife), en 1981. Ha participado en el Festival Internacional de Poesía encuentro 3 Orillas (Tenerife 2009) y en el Homenaje de Poetas del Mundo a Miguel Hernández (junio de 2010). Actualmente es vocal de la Asociación Canaria de Escritores.

Jackson Souvenir

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Pulpo Variete | Leave a comment

Por El Pulpo Variete

Jackson Souvenir

Este grupo ya tiene mas de diez años girando dentro de la escena, detrás del nombre se encuentran Javier Diz (ex Jaime sin tierra) y Norman Mac Loughlin, nos llevan de paseo por el cosmos en un sin fin de melodías estructuradas y composiciones instrumentales en las cuales se aprecia la influencia del Krouk Rock alemán y otras yerbas.

En sus escasas presentaciones en vivo los Jackson Souvenir sufren una mutación y se convierten en quinteto, para abarcar todos los matices de su música. Por último también se los puede escuchar en banda de sonidos en películas nacionales como “Nadar solo” y “Como un avión estrellado“.

Para escuchar y saber mas de Jackson Souvenir:

www.myspace.com/somoslosjackson

Para seguir al Pulpo Variete: http://pulpovariete.blogspot.com/

El primer post

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | Leave a comment

Este es el primer post del blog, hágase de el lo que se tenga que hacer.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi bibendum magna id est interdum ut adipiscing nulla congue. Quisque vehicula tellus quis eros posuere imperdiet suscipit turpis varius. Etiam nisi nulla, bibendum et vehicula id, eleifend vitae eros. Ut feugiat, augue a bibendum tincidunt, neque ante pharetra nunc, nec egestas justo nisi in nunc. Cras at sem leo, sed lacinia lectus. Pellentesque rutrum lacinia nisl, fringilla mattis erat ullamcorper vel. Donec id leo gravida dui facilisis aliquet. Mauris tincidunt augue vitae risus pretium imperdiet. Donec ut nisi ut urna rhoncus pharetra ac eget sapien. Maecenas convallis dui luctus ligula aliquet venenatis.

Proin gravida congue quam eu gravida. Aenean posuere viverra mauris tincidunt blandit. Suspendisse ultrices, tortor facilisis accumsan luctus, nunc magna iaculis dolor, id consectetur lacus sapien in mauris. Aliquam erat volutpat. Proin sagittis venenatis velit sed interdum. Praesent tempor mollis condimentum. Praesent eget semper lectus. Nullam non orci est, in gravida lorem. Fusce vitae tortor eget lacus auctor accumsan sed id enim. Ut mi libero, pharetra sit amet tincidunt sit amet, volutpat quis lectus.

Etiam pulvinar posuere arcu. Sed eget ullamcorper libero. Cras tincidunt commodo luctus. Etiam nulla justo, bibendum quis varius eget, suscipit vel metus. Mauris eget libero sed sapien tempor venenatis sit amet ut elit. Quisque pellentesque metus quis lorem fermentum at convallis tellus tristique. Nullam vitae diam et quam tempor dignissim. Morbi pellentesque porttitor tincidunt. In quis ultrices est. Suspendisse varius laoreet magna et cursus. Suspendisse a lectus et quam consequat volutpat.

Aliquam mattis tincidunt quam, ut cursus urna tincidunt et. Praesent eget quam eget dolor malesuada mattis. Proin sapien mi, feugiat dignissim adipiscing id, porta quis turpis. Praesent elementum tellus et nisl congue dictum. Suspendisse eu feugiat purus. Duis in mi sapien. Integer vel metus vel sem aliquam euismod vel vel felis. Phasellus a varius nibh. Integer lacinia ultrices ante. Quisque luctus sagittis ultrices. Suspendisse potenti. Quisque dictum sodales congue. Phasellus posuere nisl nec est aliquet congue. Vestibulum pretium luctus risus a aliquam. Nullam gravida nulla quis purus ornare in fringilla quam laoreet. Donec diam lacus, luctus non ullamcorper gravida, tincidunt sed arcu.

Pellentesque egestas mi venenatis urna pulvinar et bibendum sem bibendum. Suspendisse augue nunc, vestibulum quis ultricies vel, ullamcorper quis nulla. Nulla in tortor in tellus ultrices tristique non eu justo. Proin venenatis vehicula consequat. Etiam quam tortor, pharetra vitae dignissim vel, sagittis a diam. Fusce mattis, felis a suscipit pharetra, turpis leo ultricies mauris, ac adipiscing sapien orci quis turpis. Fusce quam turpis, euismod vel cursus et, placerat sed urna. Curabitur lacinia diam id ante imperdiet sodales. Nulla et hendrerit sapien. In varius convallis quam, et egestas metus feugiat at. Donec risus ante, porttitor ac placerat pretium, vulputate non enim. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Nunc metus sem, hendrerit eget condimentum non, euismod et massa. Proin eget magna aliquam est pellentesque egestas vitae at nisi.

El Enyesque: nueva columna

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | Leave a comment
Príncipe Alberto/Príncipe Azul
Fotografía del postre Príncipe Alberto, cortesía de Antonio Arroyo para abartraba

Por Antonio Arroyo Silva

A Matilde Arroyo Felipe, como a tantas mujeres canarias, al principio, no le fue bien en la vida. Su marido sin previo aviso emigró a Venezuela dejándola sola con dos hijas. Ya no se supo más de él. Como dice tía Matilde: ni soltera, ni casada, ni viuda. No podía depender de ninguna manera de otro hombre no sólo por sus propias creencias religiosas, sino por los tiempos que corrían de posguerra en que toda España se transformó en un reclinatorio.

Sin embargo, contra viento y marea, esta mujer palmera sacó a toda la familia adelante gracias a su trabajo de repostera. Primero, hacía los postres típicos de La Palma que aprendió de sus ancestros tiñéndolos con su imaginación y buena maña y se los regalaba a sus amigas, vecinos y parientes. Ante el éxito obtenido y la demanda subsiguiente decidió venderlos de casa en casa, cuando la escasez pecuniaria acuciaba y había que alimentar a sus hijas. Se le ocurrió la feliz idea de hacer una tarta casera a base de un postre canario elaborado con almendras, azúcar, miel y huevos con tiras sabrosas de sus excelentes bizcochones. De esta manera redescubrió y reinventó el bienmesabe hasta el punto de ser considerada la madre del mismo. Después llegaron los encargos de todos los restaurantes de la Isla y el Archipiélago. Así que sustituyó la cocina de gas y los calderos viejos pero únicos por toda una fábrica artesanal que instaló en su casa. Más tarde, allí mismo, puso una cafetería donde se pueden degustar las especialidades de Matilde: el queso de almendra, las rapaduras… pero lo que más demanda el público son el bienmesabe y el Príncipe Alberto.

Desde pequeño me llamaba la atención el nombre de éste último y siempre que le preguntaba se ponía colorada y reía con ese aire tan lleno de vida que la caracteriza. Más tarde, cuando fui mayor, me dijo que un día tiempo atrás había visto al príncipe Alberto de Mónaco y ese postre estaba más bueno que él. Gracia de mujer, alegría sana.

Imagen cortesía de Antonio Arroyo para abartraba
Me gustaba ir a casa de mi tía Matilde. Yo que vivía antes en Santa Cruz de La Palma (la “Suidá”) cogía la guagua hasta Los Llanos de Aridane, al otro lado de la Isla, y sin más, sobre todo en tiempos veraniegos, me alojaba en su casa llanense, no sólo por su arte culinario sino por la inmensa alegría con que impregnaba mi espíritu.
“Los Llanos”, cafetería de Matilde Arroyo. Imagen cortesía de Antonio Arroyo para abartraba
Así es que el Príncipe Alberto es un postre que inventó Matilde. Todo el mundo sabe sus ingredientes: azúcar, huevos, chocolate fondant, avellanas, bizcochos de soletilla…; pero nadie (muchos han intentado imitarlo, y no lo han conseguido) se explica cómo le queda tan rico. Yo sí que lo sé. A base de ingredientes de humanidad. La dulzura de su persona más la dulzura del azúcar, la almendra de sus ojos llenos de vida con las almendras que se recogen en el Valle de Aridane. En resumen, ingredientes naturales, paciencia y amor como sólo una mujer que ha luchado con los elementos sabe hacer. Una mujer que se cansó de esperar en los viejos norayes del tiempo el regreso de su “Príncipe Azul”, se reencontró, pues, con un Príncipe Alberto, no de Mónaco, sino más sabroso. Y esta mujer con su simpatía y la de toda la familia nos lo brinda, lo comparte.

Ya está muy mayor y sufre el rigor de esas odiosas enfermedades seniles; pero no pierde la sonrisa. Ahora trabajan mis primas Yaya y Nieves Ángeles y aquellos nietecitos tan vivaces que conocí hace tiempo. La dedicación y la humanidad tienen buena recompensa.
El año pasado (2009) el Gobierno Canario le concedió la Medalla de Oro por su labor. Apenas pudo decir palabra en la Ceremonia de recogida del Galardón. Sólo “gracias” y se echó a llorar de la emoción.


http://matildearroyo.com/index.html


Contacto:

Repostería Matilde Arroyo.
Representante:
María de los Ángeles Arroyo Felipe
Dirección: C/Benigno Carballo, Nº 6.38760. Los Llanos de Aridane, La Palma, Islas Canarias, España.
Teléfono: 922 460 336
Email: matildearroyo@matildearroyo.com

Texto: Antonio Arroyo Silva
Diseño y edición: Óscar Alarcón García para abartraba

« Previous   1 2 ... 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21