Fragmentos del sismo.


Iván Gómez escribe una crónica sobre el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017 en Sigue leyendo

Sekta Core.


Sekta Core fusionó el ska con rap y hard core, una banda mexicana que impresionó a Eduardo Hernández y que golpea tan fuerte con un madrazo en la Sigue leyendo

Nacho Padilla, el cuate del Crack.


El pasado 20 de agosto se cumplió un año de la muerte de Nacho Padilla y Juan Manuel Aguilar Antonio lo recuerda a través de sus Sigue leyendo

Ese algo.


Ese algo, un cuento de Adolfo Reyna. El narrador se asombra ante la vida de Brisa, una pequeña de 9 años que parece interesarse por la Sigue leyendo

Nuestra poca memoria histórica: El desfile del amor.


Iván Gómez escribe una reseña de El desfile del amor novela de Sergio Pitol, autor mexicano que merece nuestra lectura para recordar nuestra Sigue leyendo

Foro Millennial.


El Foro Millennial se llevó a cabo en Puebla, Rebecca Durán asistió para escuchar a Luis García y Cristian Martinoli, Rafa Puente Jr y Sofía Niño de Sigue leyendo

Magnetica de Quantic.


Quantic se aventura a mezclar Salsa, Cumbia, Bossa Nova en Magnetica, disco que Eduardo Hernández Sigue leyendo

El provincialismo literario de América Latina.


A partir de la lectura de El mal menor de C. E. Feiling, Juan Manuel Aguilar se pregunta si la literatura de América Latina es repetitiva y poco Sigue leyendo

Entrevista a Aydeé Bravo.


La directora de Vodevil Ediciones, Aydeé Bravo, platicó con Óscar Alarcón sobre la editorial y sobre su libro Crónicas de una mujer Sigue leyendo

Hartazgo.


Soy parte de una generación vacía, sin esperanza; carecemos de identidad, habitamos un mundo contradictorio, nos hemos desarrollado como individuos Sigue leyendo

El Enyesque

La Voz De Ánghel

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | Leave a comment
Portada de "La Voz De Ánghel", de Ánghel Morales García.

Portada de “La Voz De Ánghel”, de Ánghel Morales García.

Por Antonio Arroyo Silva.

 

Muchas palabras de elogio podría dedicar en este escrito a Ánghel Morales García, sin pecar ni lo más mínimo de subjetividad. Palabras de elogio al hombre entregado totalmente a su labor como editor, como escritor y como periodista, y que jamás ha dejado de lado el elemento humano; sino que éste ha sido el eje central de toda su vida y que nunca ha cejado en su lucha.

Ánghel ha estado presente y activo en todos los aconteceres literarios, políticos, sociales más o menos relevantes en la historia de nuestras baratarias ínsulas y en su pugna por llegar a las islas imaginarias a que todos aspiramos, donde reine la justicia social, el desarrollo cultural y todas esas pequeñas cosas que nos enriquecerían como intelectuales o simplemente como personas que vivan en paz. Desde los setenta hasta nuestros días. Más sabe el diablo por viejo que por diablo —dice la voz popular—. Y Ánghel más sabe de ese intento de muchos de satanizar algunos hechos y esconder la realidad de los mismos, las verdades como puños. Los «silencios que nunca fueron». Y más sabe, sobre todo, por haberlos soportado y sufrido en propia carne.

Sigue leyendo

Lo Que La Momia Paria Nos Dirá: Entrevista a Agustín Gajate Barhona

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque, Entrevistas | Leave a comment
Portada de "Achicaxna Xaxo Agual de Agustín Gajate Barahona. Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva.

Portada de “Achicaxna Xaxo Agual de Agustín Gajate Barahona. Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva.

Por Antonio Arroyo Silva.

 

«Si todas las personas dispusieran al menos de una hora diaria de su tiempo para leer los libros que reposan sobre las estanterías de las bibliotecas públicas sobre la cultura guanche, seguro que su mirada sería más proactiva y socialmente transformadora».

 

Agustín Gajate Barahona, escritor y periodista nacido en Santa Cruz de Tenerife, acaba de publicar un poemario bastante singular: Achicaxna xaxo agual. Palabra de la momia paria. Según parece, es el primer texto escrito en lengua guanche, es decir, guanche transcrito al alfabeto latino. Al entrevistador le parece no sólo un hito histórico sino un incentivo, pues en esta época de crisis económica que, a fin de cuentas, tiene un trasfondo de quiebra de valores, sobre todo políticos y culturales —que no quiero nombrar aquí– no caen en saco roto acciones creativas e intelectuales como la de Agustín Gajate. La globalización mal entendida hace que los recuerdos comunes  de un pueblo se vayan diluyendo en el olvido, de manera que cuando todos los pueblos del planeta estemos en el mismo rasero de quienes tienen el poder, ya nada seremos. Nos habremos desparramado por la orilla como estatuas de arena.

Sigue leyendo

BItácora de Moby Dick en las Canteras Beach, por Rosario Valcárcel

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | Leave a comment
Moby Dick. Imagen tomada de avidly.org

Moby Dick. Imagen tomada de avidly.org

 

Por Antonio Arroyo Silva.

Según el mito mapuche del Trempulcahue, cuatro ballenas  llevan en sus lomos el alma de los muertos, en su último viaje, a Mocha, una isla situada en la costa de Chile frente al límite de la Región de Bio Bio y la Región de Araucanía. De entre las brumas de la leyendo y la realidad surge la historia del cachalote albino Mocha Dick, que Herman Melville recogió en su célebre novela  con el nombre de Moby Dick.

La obra está basada en dos acontecimientos reales. En primer lugar, el de un cachalote albino que en el siglo XIX merodeaba la isla antes mencionada, llamado globalmente Mocha Dick y que la cosmogonía mapuche vistió como un hecho más de la leyenda aludida al principio de este escrito. En segundo lugar, la epopeya que padeció el ballenero Essex, de Nantucket, Massachusetts, cuando fue atacado por dicho cachalote. Tras ser hundidos por éste, vagaron por el Océano Pacífico hasta la Isla Henderson en donde padecieron hambre y sed, llegando al canibalismo. 91 días después fueron rescatados y desembarcados en Valparaíso (Chile). Dos de los ocho supervivientes relataron el suceso, del que Melville tuvo sobrado conocimiento. Moby-Dick, indudablemente, está también basada en las experiencias personales de Melville como marinero.

Sigue leyendo

Actuales Señores Feudales

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | 4 Comments
Adolfo

Adolfo García. Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva. 

Por Antonio Arroyo Silva.

Hace mucho tiempo, en mis primeras incursiones por el mundo de la poesía, justo en ese momento de seguro enfrentamiento a gigantes y no a molinos de viento, me sentí como un caracol neófito de este reino templario. Eran unos momentos en que el mar mordía corazones sobre la faz del hambre: el mar del marasmo reinante hacia el pan de los ritos.

Esta mi reminiscencia lírica la hago a propósito del nuevo poemario de Adolfo García: Actuales señores feudales. Tras una primera lectura, vuelvo a preguntarme si son gigantes o molinos a los que me tengo que enfrentar, no ya en mi propia escritura  sino dentro de la cosmovisión que este singular escritor nos presenta. Si Miguel de Cervantes sentía el impulso poético y nunca se vio a la altura—mal hecho— de sus amigos los poetas Luis de Góngora o Lope de Vega, y de esta manera llegó a escribir su gran novela Don Quijote de Mancha, ahora Adolfo García, como en muchas ocasiones anteriores, con su mirada narradora penetra con una forma muy especial en el mundo de la poesía, sin pretender llegar a ningún Parnaso. Y nos habla de los avatares de la sociedad contemporánea y cotidiana con su espíritu irónico y rebelde, desde la sangre de las venas y desde la expresión.

Sigue leyendo

Una Mirada a la Voz

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | 2 Comments

—algunas anotaciones sobre La voz mirada, de Aquiles García Brito— 

Portada de "La Voz Miarada" de . Imagen cortesía de Antonio Arroyo SIlva.

Portada de “La Voz Miarada” de Aquiles García Brito. Imagen cortesía de Antonio Arroyo SIlva.

 

Por Antonio Arroyo Silva. 

No aceptes lo habitual como cosa

natural. Porque en tiempos de desorden,

de confusión organizada, nada debe

parecer natural.

Nada debe

parecer imposible de cambiar.

 

Bertold Brecht

 

En la Feria del Libro de Las Palmas del presente año 2012, Rosario Valcárcel nos presentó éste, el primer poemario de Aquiles Javier García Brito, La voz mirada. Esas palabras de Rosario, que además figuran en la edición como prólogo, despertaron el interés del que ahora comenta, no por lo entendible que pudiera resultar la obra, sino por la puerta de entusiasmo que ella puso a unos poemas que se abren al entendimiento del mundo de las emociones y, cómo no, de las sensaciones.

La expresión “la voz mirada” alude a una sinestesia y, al mismo tiempo, a un símbolo. Esta suerte de sincretismo recurrente suele darle, como en el caso del poemario que vamos a comentar, mayor fuerza al conjunto. La yuxtaposición de un recurso literario que indica la percepción conjunta de varios tipos de  sensaciones diferentes en el mismo acto perceptivo, junto a la simbología que su autor, Aquiles García, adopta para su singular cosmovisión. Una idea de la poesía la suya que no procedente de la nada precisamente, sino muy acorde con la noción de coloquialismos con que el crítico literario Jorge Rodríguez Padrón caracteriza —entre otras— la renovación poética que supuso la  irrupción de la poesía hispanoamericana a lo largo de todo el siglo XX, desde Nicanor Parra hasta la actualidad.

Sigue leyendo

Cuentos mágicos de Iván

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | 1 Comment

Portada de "Cuentos mágicos" de Iván Morales Torres. Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva

Por Antonio Arroyo Silva.

Estimados terrícolas:

UNO

Se preguntarán qué hace un poeta presentando un libro de narrativa. A esto debo contestar que, hace tiempo, cansado de leer “más de lo mismo” en lo que a poesía se refiere, me interné en la lectura de esos géneros que la crítica literaria de entonces denominaba “menores”. Así que, por simple voluntad y por gusto, estuve navegando por todas las galaxias dominadas por la Fundación y el Imperio de Asimov buscando el perdido planeta Gaia de la nueva humanidad. Me puse el destiltraje de Frank Herbert para cruzar los desiertos de Dune durante milenios y milenios. Devoré todo los libros de El Señor de los Anillos hasta encontrar mi tesoro. Y esto es sólo un pequeño ejemplo. El resultado fue que aprendí más poesía en esta singladura que de aquella cuyos próceres cacareaban desde las cátedras en esos momentos. La poesía —y, por extensión, la Literatura— necesita de la vida, tanto como la vida de la poesía. Y la vida es fantasía también. La poesía necesita emoción, imaginación, cuerpo y movimiento imprescindibles para que el lenguaje sea un revulsivo de sí mismo y contra la imposición de límites. En literatura existe eso de “el infinito y más allá” de géneros y generalidades.

Pero hoy no vamos a hablar de poesía… Bueno, sí; pero, en primer lugar, de ese momento tan especial que supone presentar un libro de un escritor novel como Iván Morales Torres que desde el principio de su andadura literaria ya busca un equilibrio “entre la magia y el realismo”. Ingeniero con ingenio creador, sabe colocar la caña para destilar el azúcar de la literatura. Iván terminó Ingeniería Superior en electrónica y recientemente leyó su proyecto ante el tribunal con nota sobresaliente. Tiene publicada la novela Oikia Dualidad que forma parte de la trilogía sobre el mundo imaginario de Oikia, cuyo segundo tomo está en fase de corrección. Participó en una antología de escritores canario-mexicanos con el relato SOR. Le encanta la música latina, es un gran bailarín, habla inglés, alemán, francés y japonés, escribe décimas como mero ejercicio literario.

Sigue leyendo

Maresía del gato

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque, Fotografia | 1 Comment
Gato Gótico. Foto tomada del Myspace de la banda.

Gato Gótico. Foto tomada del Myspace de la banda.

Por Antonio Arroyo Silva.

Gato Gótico es una metáfora o un símbolo tomado de Lezama Lima para darle nombre a una banda que empieza su andadura en el año 1982 y que fusiona sus experiencias anteriores, sobre todo en el grupo Salvaje que se formó a principios de los 70 en el barrio santacrucero del Duggi, con una serie de hallazgos posteriores. El jazz siempre fue para sus componentes sonidos aglutinador del folclore y a esto hay que añadirle  investigaciones propias de música latina, blues, funky, rithm´and blues y afro en todas sus manifestaciones.

Cuando del duermevela sale un grito con voz de saxo-tenor y una trompeta con sordina le responde con calma, como si el tiempo sólo fluyera de los pulmones que insuflan pensamientos, hay un diálogo absoluto con la realidad física que nos circunda.  Una maresía de música, una corriente alterna que conecta la sangre con su aspersión hacia el abismo. Y detrás el recuerdo, fundado no ya en la palabra sino en la melodía rota y rehecha para deambular las calles nuevamente o para hacer transitar al gato por las raíces cuando Freud visita Las Ramblas y Fernando Pessoa aflora en sus rincones con la espontaneidad de la hoja al caer del árbol de la vida.

Escuchar los  sonidos africanos y los ritmos amazigh que se quedaron en la niebla de nuestras medianías. Escucharlos teñidos de blues de Bob Dylan cuando éste, dice Roberto Cabrera, a su vez se contagió con los ritmos que los emigrantes canarios de Louisiana aún conservan con fervor desde el siglo XVIII en que les tocó emprender su travesía fundacional. Y por si este que escribe no se creía lo que describía con tanto entusiasmo, Roberto me puso una balada de Bob, una isa rythm and blues cantada en ese American English sureño tan cantarín como el mismo acento palmero: Lonesome river

Sigue leyendo

El Valle

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque | 2 Comments
Cuadro de Arsenio Morales.

Cuadro de Arsenio Morales.

Por Antonio Arroyo Silva.

 He de llegar al valle  a sentarme en mi silla diminuta con fondaje de palma. En ella pensaré lo pequeño que somos ante la más nimia brizna de hierba. Lo efímero de nuestro silencio frente a la inmensidad de cada instante  marchitará como una vieja balada y no renacerá del polvo. El olvido que es un ave dormida entre las nubes y a veces viene un gesto que nos trae su cántico azulado. Pero el valle me dirá eres valle sentado allá en el fondo al amparo de la lomada  oteando las llanuras del mar que le abre los ojos a las cordilleras del ocaso.

Sigue leyendo

Los Soles Cotidianos De La Paz

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque, Fotografia | Leave a comment
Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva.

Imagen cortesía de Antonio Arroyo Silva.

Por Antonio Arroyo Silva.

Uno 

Ernesto Cardenal, poeta, sacerdote e intelectual nicaragüense recién galardonado con el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, a propósito de la poesía del mexicano Jaime Sabines, decía –utilizando el célebre aforismo de Ezra Pound— que los poetas son antenas muy sensibles de su pueblo, pues recogen en sus poemas no ya el sentir o la evocación del mismo, sino que, además, son capaces de verter ahí el coloquialismo con que el pueblo se expresa. Y no quiero decir con esto que el poeta sea una especie de sacerdote que predica a las masas, sino que simplemente se atiene a devolverles con su canto aquello que recogió de esa atmósfera que respira.

Sigue leyendo

Sobre “La Peña De La Vieja”, de Rosario Valcárcel.

Posted on by Átomo Durán. Posted in El Enyesque, Fotografia | 1 Comment
Portada de la "La peña de la Vieja y otros relatos" de Rosario Varcárcel.

Portada de la "La peña de la Vieja y otros relatos" de Rosario Varcárcel.

Por Antonio Arroyo Silva. 

Todos los libros de Rosario Valcárcel tienen vida porque sus lectores siempre nos veremos en el espejo de sus relatos y sus poemas. Cuando una escritora refleja de manera tan intensa su sensibilidad, se produce este tipo de comuniones. Pero hay una obra que para éste que escribe es muy especial, no sólo desde el punto de vista literario, y sin menoscabo de los demás, sino también porque ahí veo ese asombro vitalista y primigenio tan esencial para el desarrollo de toda su obra literaria. No se trata de un libro de memorias al uso que se caracterice por la evocación de unos momentos anteriores, desde la infancia hasta la actualidad. Algo hay de eso, pero con un enfoque felizmente distinto. Todos esos momentos vividos no son evocados por la autora, sino fundados desde su inocencia originaria que encuentra su habitación natural en esta obra. Casi podríamos establecer que se trata de relatos autobiográficos, pues Philippe Lejeune en su definición canónica de autobiografía (1) dice que es un “relato retrospectivo en prosa que una persona real hace de su propia existencia, en tanto que pone el acento sobre su vida individual, en particular sobre la historia de su personalidad”. En este sentido, vemos que se establece un pacto entre el narrador y el autor de forma que el lector los identifica como la misma persona, sobre todo por la utilización del “yo”. El género de las memorias se centra en hechos externos a la vida. En este caso, se aprecia ese “pacto” del que habla Lejeune y al mismo tiempo también aparecen tácita o expresamente una serie de hechos externos propios de una memoria colectiva, y cómo pasan esos hechos por el tamiz de ingenuidad a que estaba abocada la narradora en esos momentos escritos-vividos.

Sigue leyendo