Toma 2017.

 

Screenshot 2017, imagen cortesía de Óscar Sánchez para Neotraba

Screenshot 2017, imagen cortesía de Óscar Sánchez para Neotraba

 

 

Por Iván Gómez (@sanchessinz)

 

En el cuento “La cadena invisible” de Cristina Pacheco, nos topamos con una historia en la que actitudes de padres a hijos se repiten, sin que esto sea necesariamente bueno. Es triste asimilar que como sociedad también nos repetimos.

 

Estoy seguro que en varios ocasiones, la mayoría de nosotros nos hemos topado con las frases “Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores” y “El pueblo tiene una memoria muy corta”, y puede que tengan una parte de veracidad, pero aun cuando conozcamos el pasado y lo analicemos, si se mantienen conductas de pensamiento, si no se evoluciona mentalmente, de nada servirá.

Pensemos en la guerra civil norteamericana; una de las causas por las que se peleó fue por la abolición de la esclavitud a la que eran sometidos las personas de piel negra. En el siguiente siglo, diversas personas de color tomaron los reflectores y eso creó más aceptación, tenemos a Martin Luther King, por ejemplo. Además, el boxeador Muhammad Ali, en diversas entrevistas habló sobre la discriminación a la gente de color. Esto nos lleva a la actualidad: en muchas regiones del mundo, blancos y negros conviven sin prejuicios, viéndose como iguales.

 

 

Ahora bien, ¿cuántas personas realmente aceptan a gente con rasgos diferentes a los suyos, y cuántas sólo se callan porque ahora está mal visto el racismo?

 

Bueno, eso es algo que no sé. Pero si frecuentan las redes sociales, seguramente se habrán topado con una imagen que nos muestra que la escala del color de piel muestra lo “fino” que eres. De manera que los que tienen una tez muy clara son muy “propios”, y los muy morenos o negros tienen gustos más “corrientes”, si no han visto este tipo de imágenes, les dejo una aquí abajo:

 

 

Colores, imagen cortesía de Óscar Sánchez para Neotraba

Colores, imagen cortesía de Óscar Sánchez para Neotraba

 

Así que, con respecto a mi pregunta; pienso que realmente existen personas sin prejuicios raciales que conviven con toda clase de persona. Recientemente, CNN publicó una nota sobre dos niños que quisieron confundir a su maestra con el mismo peinado, aun cuando uno es negro y otro blanco. Mientras, gente llena de prejuicios publica lo que cree, escondidos –y protegidos- por un monitor.

 

Pero esta columna no la escribo para hablar solamente de los prejuicios raciales, porque hay muchos más en internet, están los que menosprecian ciertas comunidades; hay otra foto que, según el tipo de celular que usas, es el tipo de persona que eres. Si tu celular es muy actual, entonces eres un galán musculoso, y, si tu celular no es tan bueno, entonces eres algo similar a una persona proveniente de un grupo étnico.

 

Hay otros que te definen como “naco” si usas cierto tipo de ropa, tienes modismos en tu habla, prevalecen en ti ciertos gustos etc.

 

O también los homofóbicos que te comparan con personajes homosexuales si tienes ciertas conductas.

 

Incluso, pienso que WhatsApp (no sé si con la intención o no) se ha unido a los prejuicios raciales; al escoger un emoji de alguna seña hecha con la mano, te da la opción de elegir de qué color deseas enviarla, si muy blanca, de tez morena o negra.

 

En fin, internet es un lugar lleno de prejuicios, de falacias y actos que solamente muestran que de manera colectiva sí hemos erradicado muchos prejuicios porque eso es lo socialmente correcto ahora, pero como individuos estamos muy lejos de erradicar nuestras barreras mentales.

 

Quiero que todos los que lean esto me digan, ¿ustedes qué piensan?

 

 

A Iván también lo puedes leer en: https://vertederocultural.wordpress.com/

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia

Add a Comment