Takuya Kuroda.


Takuya Kuroda es un trompetista que logro llamar la atención del sello Blue Note Records, en su disco Rising Son mezcla desde afrobeat hasta algunas líneas de Hip-hop, pero también podemos notar algo de Sigue leyendo

No soy Stiller de Max Frisch.


Siempre hay algo que leer. nos dice Brandon Vázquez y nos recomienda No soy Stiller de Max Frisch, el libro habla acerca de un hombre que es confundido con otro y es encarcelado. Entonces Sigue leyendo

Matar de Carlos Sánchez.


La literatura es un placer que exige. Llega a ocurrir que no es el trabajo con el lenguaje lo que representa un reto para el lector, tampoco la estructura ni una cuestión técnica, sino Sigue leyendo

Reflexiones de un héroe.


Pablo Prieto nos trae su segunda entrega en la sección de fotografía. Una imagen tomada en el Museo Erasto Cortés. Pablo la ha titulado: Reflexiones de un Sigue leyendo

Los Antiguos.


Los Antiguos, se han caracterizado por tocar un Stoner con mezcla de Hard Rock, el cual serviría para conducir un auto a toda velocidad en una carretera desierta. Hoy el Eduardo Hernández nos trae Sigue leyendo

Entrevista a Jesús Pérez Ortiz.


Jesús Pérez Ortiz es estudiante de maestría en física en la BUAP, impartió la conferencia "Agujeros negros primordiales" en la prepa Alfonso Calderón. Lorena Victoria platicó con él para hablar sobre Sigue leyendo

La óptica en México, entrevista al Doctor Alejandro Cornejo Rodríguez.


El doctor Alejandro Cornejo Rodríguez platicó con Iván Gómez sobre la importancia de la ciencia con énfasis en la óptica y su divulgación en Sigue leyendo

México Noir y Un Plan Perfecto: Entrevista a Iván Farías.


La antología México Noir y Un Plan Perfecto, la novela más reciente de Iván Farías pusieron sobre la mesa de discusión la vigencia y la buena salud del género negro en México. Una charla Sigue leyendo

Pasar el duelo.


Pablo Prieto nos ofrece su primera colaboración en la sección de fotografía: Pasar el duelo. Porque las imágenes no solo se ven sino que también se leen, pasen a leer el trabajo de Sigue leyendo

El escritor y sus obsesiones: Donde no hay Dios de Omar Delgado.


Iván Gómez escribe sobre el nuevo libro de Omar Delgado, Donde no hay dios, el cual se nos presenta como un conjunto de cuentos en el que el eje central de las historias es Sigue leyendo

La Serpiente Elastica se queja del “Pulque para Dos”

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | Leave a comment


Serpiente Elástica, foto de Jorge Durán

Serpiente Elástica, foto de Jorge Durán

 

 

Boletín de Prensa

 

El grupo de blues, Serpiente Elásticase queja del maltrato recibido en el Bar “Pulque para Dos”

 

El cantante de blues, David Pedrazadenunció que los integrantes del grupo Serpiente Elástica, se sintieron totalmente “maltratados y defraudados” con las actitudes recibidas por parte de la organización “Pulque para Dos”, ubicado en 6 norte 1207, en San Andrés Cholula.

 

El pasado sábado 28 de mayo de 2011, se acordó una presentación en el bar “Pulque para Dos”. La organización del evento estuvo a cargo de los hermanos Gregorio y Víctor, responsables del lugar, acordando ofrecer aSerpiente Elástica el equipo de audio y las condiciones propicias para realizar dicho concierto. No obstante, explica el vocalista, tuvieron que sufrir una serie de incumplimientos y maltratos por parte de los dueños del lugar.

 

Entre las protestas del grupo están el hecho de esperar más de cuatro horas al ingeniero de sonido para realizar la pertinente prueba de sonido antes del concierto, para que finalmente no se presentara; el ingeniero pertenece a la empresa “AUDIO PUEBLA EVENTOS”El abandono absoluto por parte de la organización finalmente provocó que nadie se hiciera responsable del pago correspondiente por la presentación.

 

Los promotores se excusaron diciendo que el hermano de los responsables no se encontraba en el lugar, y que no iba a llegar para responder por el evento.

 

Otra de las vicisitudes que tuvieron que aguantar antes de que comenzara el concierto, fue que, por si fuera poco, “nos llamaron de manera despectiva como un grupito desconocido, sin permitirnos usar el camerino para poder dejar parte de nuestros instrumentos”, afirmó Pedraza.

 

“A pesar de la injusta situación en la que nos encontrábamos, decidimos no defraudar al público que había llegado al lugar y salir al escenario, como bluseros si bien no famosos, sí responsables; por lo que decidimos tocar sólo con los amplificadores, guitarras, batería sin micrófonos y a levantar la voz hasta que se acabara”, continuó David Pedraza.

 

“Finalmente sabemos que esta mala experiencia no es un caso aislado, pero no por eso se debe permitir que traten de esa manera a los grupos musicales sin ni siquiera conocerlos, con una total falta de profesionalismo, de personas que se aprovechan de su poder adquisitivo y que les permite tener un negocio con total falta de compromiso y respeto.

 

“Por último, presentamos el correo electrónico del “Pulque para dos”, les agradeceríamos mucho que les escribieran para decirles lo que piensan de sus actitudes: puebla_eventos@hotmail.compulque_para2@hotmail.com

 

J. David Pedraza

Director Artístico del grupo de blues Serpiente Elástica.

Break-dance-break

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Escritos Críticos, Neotraba | Leave a comment

 

 

Por Jorge Majfud

 

Llegaron siete muchachos a la cancha de squash del gimnasio. Dos de apariencia asiática, dos afroamericanos y tres blancos. Pusieron música y se pusieron a bailar B-boying, break-dance, o algo que mi ignorancia no sabe calificar. Dejé la pelota con la que trataba de enseñar a mi hijo soccer (fútbol de verdad, el “deporte arte”) y nos sentamos a mirarlos.

Los muchachos ensayaron movimientos que en cualquier concurso de baile serían al menos espectaculares. Una demostración admirable de hasta dónde puede llegar el cuerpo humano.

Sobre todo eran eso: perfectos. Cada acrobacia era simplemente espectacular, como realizadas por habitantes de otro planeta donde casi no existe la gravedad.

Noté algunas particularidades que me llamaron la atención. Cada uno de los siete muchachos esperaba su turno para ocupar el centro en la brillante cancha de parquet. Cada uno realizaba una rutina espectacular durante un minuto y luego se retiraba contra la pared. Invariablemente sacaba el teléfono de su mochila y chequeaba algo, tal vez algún mensaje. Esta operación la repitieron casi todos, casi todas las veces que acababan su rutina. Aparentemente todos estaban esperando un mensaje muy importante.

La segunda observación se relaciona a la expresión anímica. Ninguno se rió nunca. Algo que es común y hasta una obligación en otras formas de danza estaba ausente, no por alguna atmósfera de tristeza o melancolía sino por un perfecto ejercicio de indiferencia.

Tercera: aunque llegaron juntos y conversando, tampoco se dirigieron la palabra, una mirada o un gesto manual mientras bailaban o se dejaban admirar. En el rostro de cada uno persistía la inexpresión sin tregua. Ni siquiera se podía leer algún gesto negativo, algo oscuro como sus chaquetas negras que se sacaban y se ponían a pesar del calor tropical de Florida y del aire acondicionado, moderado como nunca. Nada.

Obviamente este tipo de baile no deja ningún lugar a la sensualidad. No sólo sus rostros reflejaban inexpresión, no sólo sus cuerpos parecían máquinas o fríos profesionales, sino que la misma naturaleza del baile no deja lugar al diálogo con otro bailarín y mucho menos al contacto sensual de una mujer, como en el tango.

La expresión de sus rostros era la misma de Terminator de Arnold Schwarzenegger.

Sin embargo, esa expresión cultural, esa muestra del espíritu americano de nuestra época que se ha expandido de diversas formas a casi todo el mundo (hiperconectada pero autista, espectacular pero mecánica, voyerista y narcisista), pertenecía a siete muchachos que bien podían ser mis estudiantes. Y yo los conozco:

 

“son tan seres humanos y están tan deshumanizados como cualquiera de nosotros, como cualquiera de los muchachos de América Latina, de Europa o de Asia.”

 

Igual que todos, ellos creen que saben lo que hacen, que su vida es más interesante que la de sus padres y de sus abuelos, más clara o al menos preferible a la de otros muchachos de otras culturas y otros continentes. Pero no. Sus vidas son tan confusas y admirables, tan ingenuas y tan interesantes como la de cualquiera.

Y ellos, como los otros, se siguen perdiendo el espectáculo de lo que no conocen y probablemente nunca conocerán: lo realmente diferente.

 

Mayo 2011

Contrastes

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, This is happening | Leave a comment

Foals, foto cortesía de José Luis Dávila

Foals, foto cortesía de José Luis Dávila

 

Por José Luis Dávila

 

Mucho de lo que nos atrae está formado por contrastes. En pintura, por ejemplo, el contraste —todos los tipos de contraste— se suele usar para llamar la mirada del espectador. Lo mismo en música, el contraste entre los sonidos en una misma pieza hace que se le preste mayor atención.

El pasado 11 de mayo fue una noche de contrastes para los que presenciaron el concierto de Foals, banda proveniente de la ciudad británica de Oxford, en el “José Cuervo Salón” (misma noche en que, contrastando, U2 se presentaba en el Estadio Azteca). Pero no es mi intención hacer un comentario sobre el evento —porque más bien no pude asistir debido a que me enteré cuando los boletos ya se habían acabado. No, lo que quiero es hablar sobre su música, sólo la música, dejando de lado, aunque no lo quisiera, cosas como el trabajo en sus videos o el parecido enorme de la carátula de su segundo álbum con el Nevermind de Nirvana.

 

Portada del disco Antidotes de Foals

Portada del disco Antidotes de Foals

 

En su primer disco, Antidotes (2007), la música de Foals era comparable con el electrocardiograma de un infarto agudo al miocardio, una secuencia de ritmos que ascendían y descendían en un instante acompañados por letras que parecieran vacías en primera instancia, debido a su fuerte carga polisémica, proveedora de tantos significados como escuchas puedan encontrarse. Es un disco para agitarse, para no parar, para gritar letras como We fly balloons on this fuel called love hasta que la garganta quede deshecha. Es como una inyección de norepinefrina.

 

Portada del disco Total Life Forever de Foals

Portada del disco Total Life Forever de Foals

 

Con su segundo material todo cambia. En Total Life Forever (2010) se abre un sonido al que se le pude denominar “maduro”; dejan de lado los riffs que diluyen la energía de la canción para concentrar su fuerza en los solos y en los momentos cumbres, en esas cúspides que alcanzan como, por ejemplo, durante Spanish Sahara o Blue Blood. Van de la sima a la cima. Nos llevan de la mano por un sendero aparentemente llano y recto; para cuando lo notamos, estamos ya viendo el paisaje desde lo alto, próximos a lanzarnos al vacío, al fondo del acantilado en el que nos espera un río — ¿Será un río en verdad? ¿Estamos parados a la orilla de un acantilado cualquiera? ¿No estaremos frente a la monumentalidad de un océano desde la cima del mundo? — profundo, azul, que al sumergirnos en él, ahogándonos nos trae de vuelta a la quietud, al reposo que es la muerte de lo que sobra, de lo que no merece estar entre lo que permanece dentro nuestro.

Ambos discos son caras opuestas, contrastan en sí mismos y el uno en el otro. Los enlaza un vago sentimiento de simetría (once temas contiene cada uno) y de transformación, porque los dos, ora a gritos, ora en susurros, nos ponen frente a la idea de que sin evolución, sin cambios internos y externos, nada pasa, todo se queda enterrado en el desierto de lo estático y pierde su brillo para ganar la vida eterna que nunca será suficiente, justo como la vida  de Dorian Grey.

 

José Luis Dávila también habita en http://entreparentezis.blogspot.com/

Blues de la Piedad

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | 7 Comments

 

Cazuza, imagen por cortesía de Leo Lobos

Cazuza, imagen por cortesía de Leo Lobos

 

 

Por Cazuza / Roberto Frejat

Versión al castellano por Leo Lobos

Ahora yo voy a cantar para los miserables que vagan por el mundo derrotados
A esas semillas mal plantadas que ya nacen con cara de abortadas
Para las personas de alma bien pequeña revolviendo pequeños problemas
Queriendo siempre aquello que no tienen
Para quien ve la luz mas no ilumina sus mini certezas
Vive contando dinero y no muda cuando hay luna llena
Para quien no sabe amar vive esperando alguien que quepa en sus sueños
Como várices que van aumentando como insectos alrededor de la lámpara
Vamos pedir piedad Señor piedad para esa gente careta y cobarde
Vamos a pedir piedad Señor piedad les de grandeza y un poco de coraje

Quiero cantar para las personas débiles que están en el mundo y perdieron el viaje
Quiero cantar los blues con pastor y un bombo en la plaza
Vamos pedir piedad porque hay un incendio bajo la lluvia rala
Somos iguales en desgracia
Vamos a cantar un blues de la piedad
Vamos pedir piedad Señor piedad
Para esa gente careta y cobarde
Vamos pedir piedad Señor piedad
Les de grandeza y un poco de coraje

Para quien no sabe amar vive esperando alguien que quepa en sus sueños
Como várices que van aumentando como insectos alrededor de la lámpara
Vamos pedir piedad Señor piedad
Para esa gente careta y cobarde
Vamos pedir piedad señor piedad
Les de un poco de coraje
Les de un poco de coraje
Les de grandeza y un poco de coraje

Notas y comentarios del traductor

En los inicios de los años 80, un joven dorado de Ipanema sorprendió el escenario musical brasileño. Al frente de una banda de rock llena de garra, comenzó a dar voz a los impulsos de una juventud ávida de novedades. Él era Cazuza, era la gran novedad. El Brasil salía de un largo ciclo dictatorial y vivía un clima de democracia aún incipiente, pero suficiente para liberar las energías contenidas. Cazuza desempeño un papel importante en ese proceso. Y cuando las miserias y problemas nacionales se fueron desnudando, él respondió sin medias palabras. La expresión de su rechazo delante de este cuadro sólo puede ser comparada al coraje con que lucho por su vida, en el enfrentamiento público de su Aids. Lecciones de indignación y de dignidad; de cómo llevar la vida en el arte y “ser un artista comprometido con nuestra convivencia”.

 

 

Cazuza, imagen por cortesía de Leo Lobos

Cazuza, imagen por cortesía de Leo Lobos

 

Lo poco que vivió fue fructífero, Cazuza dejó una obra para perdurar. Bebió en la fuente de la tradición viva de la MPB (música popular brasileña) para recrear, en un portugués actual y espontáneo, lleno de expresiones del cotidiano, y en un estilo marcadamente personal, la poesía típica del rock. Con justicia, fue llamado: el poeta de su generación. En la definición del diccionario, “cazuza” es un véspido solitario de armadura dorada, su padre comenzó a llamarlo así desde el momento que se enteró que Lúcia, su mujer, esperaba un hijo. Nacido el 4 de abril de 1958, en Río de Janeiro, Cazuza fue criado en Ipanema, habituado a la playa. Que él amase a Jimi Hendrix, Janis Joplin y los Rolling Stones, todo bien. Pero venir a saber que se drogaba y que era bisexual, eso, para la súper mamá Lúcia, no fue nada fácil. Así como no fue, para el padre, tener que librarlo de prisiones y fichas en la policía, por porte y uso de drogas.

Roberto Frejat, guitarrista; , bajista; Maurício Barros, teclados; Guto Goffi, baterista. Era 1981 y esos jovenes precisaban de un vocalista para completar su banda: Cazuza y la historia comenzaría. Rápidamente el grupo, que se llamaba Barão Vermelho (barón rojo) que sólo tocaba covers, comenzó a componer y preparó un repertorio propio. Importante referencia literaria de Cazuza, al lado de Clarice Lispector (cuyo libro A descoberta do mundo se torno su libro de cabecera), Jack Kerouac también tuvo un poema transcrito en la contra capa de uno de sus discos.

En octubre de 1987, después de una internación en una clínica de Río, Cazuza fue llevado por sus padres a la ciudad de Boston, en los Estados Unidos. Allá, pasó casi dos meses críticos, sometiéndose a un tratamiento con AZT. Al volver, grabo “Ideología” en los inicios de 1988, un año marcado por la estabilización de su estado de salud y por su definitiva consagración artística. El disco vendió medio millón de copias. En octubre de 1989, después de cuatro meses siguiendo un tratamiento alternativo en São Paulo, Cazuza viajó nuevamente a Boston, donde quedó internado hasta marzo del año siguiente. Su estado ya era muy delicado y, a esta altura, no había mucho más que hacer. Fue así que murió, poco después —el 7 de julio de 1990. Su sepultura está localizada en el cementerio São João Batista en Río de Janeiro, próxima a la de astros de la música brasileña como Carmen Miranda, Ary Barroso, Francisco Alves y Clara Nunes.

Recorriendo los caminos del valle de Sorocaba, en Brasil al interior del estado de São Paulo el año 2003 fue la primera vez que escuche a Cazuza, me di un tiempo para escuchar y disfrutar su música detenidamente, al año siguiente se estreno un filme de su vida y obra masivamente divulgado por tv y radio. Careta y cobarde dice uno de los versos de esta canción-poema, que es una expresión común en el Brasil para definir a una persona falsa, una máscara. Habla también de la lluvia rala, aquella que cae en la zona de la sierra de los estados de São Paulo y Río de Janeiro, muy fuerte que arrastra mucha desgracia en las comunidades de la costa de esos estados con la crecida de los ríos. Cumplo con esto una promesa que me hice a mí mismo de divulgar y difundir en Chile parte de esta obra marcada por una vida de libertad.

 

Neotraba Radio: Fernando Morales

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas, Neotraba, Neotraba Radio | Leave a comment
Neotraba Radio, con el primer invitado Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Neotraba Radio, con el primer invitado Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

En nuestro primer programa de Radio, a través de http://pueblaprioridad.com nos acompañó Fernando Morales con quien pasamos un buen rato platicando sobre Borges, el futbol y Puebla.

 

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

El programa estuvo conducido por Jorge “el átomo” Durán; Gilberto “Pac-Man” González y Óscar “el tsunami” Alarcón.

En la música tuvimos la presencia de Friendly Fires.

 

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales fue el padrino del programa y se sometió al Examen Antidoping, entre sus respuestas estuvieron:

Neotraba. ¿Borges o Maradona?

Fernando Morales. Maradona, porque Maradona es dios y Borges su profeta.

 

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Neotraba. ¿El Sub comandante o el Peje?

Fernando Morales. El Sub comandante, porque me gustan los enmascarados.

 

Neotraba Radio; foto María José Morales Muñoz

Neotraba Radio; foto María José Morales Muñoz

 

Neotraba. ¿Banda derecha o banda izquierda?

Fernando Morales. El corazón está a la izquierda.

Neotraba. ¿Nietzsche o Schopenhauer?

 

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales; foto María José Morales Muñoz

Fernando Morales. Nietzsche, porque dijo que el mundo sólo tiene razón de ser como experiencia estética.

Neotraba. Fernando Morales es…

Fernando Morales. Un epígono de Borges.

Neotraba Radio

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | 1 Comment
Neotraba Radio, padrino de lujo: Fernando Morales, foto María José Morales

Neotraba Radio, padrino de lujo: Fernando Morales, foto María José Morales

 

Escucha Neotraba, todos los jueves a través de http://pueblaprioridad.com

Reflection

Posted on by Oscar Alarcon Posted in El Enyesque, Neotraba | 1 Comment

Isla de San Borondón entre La Palma y Tenerife, foto de Jaime Rubio

Isla de San Borondón entre La Palma y Tenerife, foto de Jaime Rubio

Por Antonio Arroyo Silva

 

Y hablando de dietas, el enyesque de este mes se hace difuso. Vamos a picar las neuronas, a ver si esta vez alimentan el cuerpo con sus miles de resultados y diversificaciones. Hay desequilibrio vitamínico, el menú  está descompensado, se inclina la balanza siempre a favor de la olla del otro. Hay trampa o cartón, alguien desde la sombra está echando un contrapeso para que este galimatías caiga en saco roto. Pero resulta que hasta el caldo del fondo está crudo y un hilillo le queda en la comisura de los labios a la duda. En cambio, todo es luz alrededor. O acaso en Minos quieren que todo sea brillo y ponen su empeño en la consecución de tal fin. Como si escribieran un soneto definitivo, ocultando los pasos a dar según la fórmula mágica del gran Petrarca, donde dos ideas se contraponen y entran en crisis para lograr la síntesis. Marx fue un eminente petrarquista, espero que Menéndez Pidal no me lea este tremendo dislate. Me expongo a que se levante de nuevo sobre su tumba con la enorme tijera y vuelva a recortar el lenguaje donde jamás se ponía el sol. Con razón tuvimos que encontrar la desolación para mirar las estrellas.

Decía que si alguien ayuda a un amigo y éste no le premia su esfuerzo al menos con un “gracias”, queda, aun sin quererlo, un resquicio de rencor, o acaso un resquemor soterrado por las filosofías educacionales, que aumenta cuando aquél se ve en una necesidad y éste se desentiende. Entonces surge la rabia, el odio y hasta las posturas violentas. En fin, el agredido o, más bien, el dejado de la mano, el ignorado, no espera otra cosa que una suerte de justicia divina que le abra los ojos al ingrato ahora su oponente. Un día viene la violencia, el deseo de sangre ajena y la palabra enemigo. Por supuesto, todo esto va a parar a la hoguera de las vanidades.

 

“Parece un juego, como si alguien pusiera las piezas sobre el tablero de ajedrez. La partida acaba cuando uno de ellos se mira al espejo y no ve a nadie reflejado.”

 

Cosas y cosas que nada son aquí. Drumond de Andrade puede dormir tranquilo o bailar la samba con esta humareda. No crean que es humor lo que inspiró este incendio, fue el humo de la expiración por la nariz de alguien que escribe sin edad, sin pasado. Tremenda imbecilidad. Aquí nadie se ha bajado del tiempo. No es caballo, ni tren, ni automóvil. Siquiera una escalera mecánica que sube hasta los paraísos de las rebajas de los grandes almacenes. El tiempo no es una metáfora, es una cucaracha que sobrevive a los megatones de quien la alimenta. El tiempo se baja de nosotros y se ríe de los que dicen amar la vida sin vivirla. Sonríe a las cosas negadas, a los que afirman negarlas cuando realmente no existen, y en el fondo creen lo contrario. Ah, esa partida de ajedrez de los que no llenan el vacío y no vacían lo pleno… Todas las piezas, blancas, al mismo lado del tablero. Nunca se ganan la partida, nunca se la pierden. Se inflan en la plenitud de no ser más que un no tiempo. Y no ríen, sólo les preocupa no molestar al que no conocen ni quieren conocer. Al rey negro que gesticula a este lado de la pantalla y se cruza los dedos antes de apagar la película. Los átomos, dormidos en los últimos pixeles,  no saben que alguien los aguarda desde la oscuridad de su blanca humareda.

Pero no es la pena ni la rabia lo que incita a escribir sobre una esencia apenas perceptible y tan desoladora… Es el páramo. Esa parte que se oculta detrás de los muros encalados.

Visto así de frente desde la ventana, hay una línea que separa claramente el cielo de la tierra. El azul ceniciento del cielo del amarillo pardusco de terrero donde las palmeras son de otro país y la yerba se esconde bajo los pies de la sombra, ésos que arrastran la vida bajo las suelas y que pasan como un film sin concluir. Ni siquiera el guirre viene ya a picotear en la carnaza que se quedó en la orilla cuando el mar sube al barranco a buscar su melena de espuma. La que enterró el deseo bajo el tarajal que tiene un corazón burilado en el tronco.

Visto así de frente, si alguien me dice a la cara que toda la finalidad de esta vida es escribir para leerle a las olas. Si alguien me dijese que hay un mar para todos donde hubo una herida profunda que le hizo olvidarse del roce… No es el ser humano la plaga que asola el bosque, es la conciencia de plaga lo que asola su amor. No es la locura, sino ignorarla y sentirse iluminado, entonces, por el faro que más brille allá en la lejanía, y no ver lo cercano, no ver las raíces la copa de las secuoyas, ni el fulgor de las estrellas tiempo ha extinguido en el origen de su llama.

Ay ese laberinto que traza la soberbia en los jardines de la mentira. Súbanse a su ventana, Caballeros Iluminados, y vean aquello que abandonaron debajo de los setos. No hablen, no justifiquen, no expliquen la vida como sumos sacerdotes de la nada. Échense al abismo como pájaros libres de la jaula de sí. Hay ángeles debajo. No teme la caída el carozo sobre el asfalto, sino al grano que vuelve a recordar el hambre.

Un espejismo. Acaso todos los oasis lo sean y estén en otra parte los lugares donde saciar la sed. Tal vez muy adentro, donde el ansia de llegar al agua se cruza con una Penélope que desteje la realidad y la hace arena.

No entiendo nada de lo que digo, no hay objeto de decir.

 

“Usar los hilos de distintas madejas supone tejer y destejer, tejernos y destejernos cuando nos enredamos y tenemos que cortar el cordel para poder salir de nuestra propia asfixia.”

 

No hay equilibrio, siempre alguien dentro de ti que increpa cuando halagas o que ríe cuando sientes que todo alrededor es un inmenso erial para plantar tu alegría o una selva insondable donde la pena florece sin la luz del sol.

 

Antonio Arroyo Silva también habita en: http://esquinaparadise.blogspot.com/

Show Me How You Make It Glow?

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Niño Átomo | 1 Comment

Friendly Fires

By Jorge Durán.

Después de un largo viaje entre sonidos y colores, esta columna regresa y que mejor que para hablar sobre un disco que sin duda tiene mucho por  demostrar; Pala ha llegado.

Sigue leyendo

Coma

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Insert Coin, Neotraba | Leave a comment

 

Un título del que he querido hablar desde hace un tiempo y que a causa de mi memoria no había podido publicar es:

 

Coma, imagen del videojuego por cortesía de Rokubi

Coma, imagen del videojuego por cortesía de Rokubi

 

 

Coma es una forma de ver las cosas en un mundo subconsciente mientras te encuentras en… coma.

Tomas el lugar de Pete para explorar dicho mundo, el cual esconde un gran misterio. De su historia podría decir lo siguiente: Pete tiene una hermana que ha sido encerrada en el sótano y como hermano te ves aconsejado a rescatarla sin que tu padre se entere, ya que él ha sido quien la ha encerrado; esto lo sabemos gracias a Bird, un pájaro que nos ayudará por el transcurso de la historia, tanto para resolver el misterio tras este relato como para despertar del mundo subconsciente.

El videojuego está desarrollado por Thomas Brush, desde la animación, pasando por efectos especiales y hasta canciones. En conjunto te envuelve en el misterio de la tierra que nadie podría describir.

Al final del juego se hace una referencia a un antiguo mito griego: cruzar por el inframundo en un bote, para así poder despertar de nuestro estado en coma. Si bien el final es uno de los mejores, de acuerdo al estilo del juego lo merece, su historia y desarrollo sobre pasan por mucho a lo creado por varios videojuegos de las nuevas generaciones. No basta con quitar el control para ser un buen juego, necesitamos historia, y Coma podría dar cátedra de lo que una historia, aunque pequeña, puede dar al jugador.

El videojuego estuvo dominado al “mejor juego del año” en la cuarta entrega de los Tank Awards. Mantenerse nominado hasta la final, es algo considerable, pues la página es una zona abierta y muchos suben material que todos pueden jugar.

Así que no hay que esperar por ponerse en estado de Coma, bien basta con dar clic.

 

Coma

Coma

 

 

Enlace para iniciar tu coma: http://www.newgrounds.com/portal/view/541124

Rokubi habita en: http://rokubi-s-world.blogspot.com/

El sonido como una droga

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, This is happening | Leave a comment
Discodeine: Pentile y Pilooski

Discodeine: Pentile y Pilooski

Por José Luis Dávila

 

Los beats marcan un ritmo singular apenas se inicia  el disco. Mientras se reproduce la primera canción algo va liberándose. Algo que incita a bailar, a mover la cabeza, los brazos, las piernas, el cuerpo entero. Y en un susurro va la letra (en la voz de Matías Aguayo, uno de los invitados que tienen en esta producción), frases que se repiten una y otra vez; el sonido nos envuelve.

Es el álbum debut (y homónimo) de Discodeine, dueto de origen francés formado por Benjamin Morando y Cédric Marazewski (mejor conocidos como Pentile y Pilooski, respectivamente), quienes después de tres años de su formación logran posicionarse entre los más influyentes del Nu disco, a pesar de haber lanzado hace sólo un par de meses este primer trabajo de larga duración.

Quizá su éxito se deba que cada una de sus pistas es tan adictiva; todo el disco es un catalizador para los sentidos que ayuda a explorar sin temor la sensualidad, porque la música que ellos producen tiene una fuerte carga erótica; si se presta la suficiente atención pareciera que de los sonidos va emanando —como de una vara de incienso— una fragancia que calma la ansiedad, que relaja y sume al individuo en el placer de la inactividad cuando, de pronto, cambia, da un giro total y vuelve a alterarlo todo, arrastrándolo hacia el fondo de un pozo tan profundo que pareciera el inconsciente freudiano donde a cada paso está un deseo reprimido luchando contra la censura para salir y apoderarse del cuerpo que escucha.

Todo lo anterior se incrementa cuando se une lo auditivo al juego visual, sobre todo en Synchronize, vídeo en que se muestra una historia de sexo y drogas a través de los recuerdos de un hombre y una mujer, y en el cual cuentan con la participación de Jarvis Cocker, quien se encarga, aparte de ser la voz, de saturar la imagen con movimientos típicos de él, esos mismos movimientos que lo llevaron a ser todo un motivo sexual durante los 90’s, la década de mayor esplendor de Pulp (década en que Cocker saboteó improvisadamente una presentación de Michael Jackson).

 

Arte del álbum de Discodeine

Arte del álbum de Discodeine

 

Por su parte, la tapa del disco está inspirada en un grabado de Gustave Doré (Daniel aux Lions) del que el espíritu romántico que va a la perfección con el tinte oscuro de varios de los temas del Cd.

En sí mismo el álbum es un viaje hecho con psicotrópicos, de esos que se venden ilegalmente en los clubs dónde la música de Discodeine es mejor para sentirse, a la mitad de la pista de baile, sudando entre la multitud pero sin detenerse ni un instante porque los beats marcan la noche, marcan la forma en que empieza y en que termina; Discodeine abre, como el LSD, la percepción.