México Noir y Un Plan Perfecto: Entrevista a Iván Farías.

Portada de México Noir, antología de Iván Farías publicada en Nitro Press

Portada de México Noir, antología de Iván Farías publicada en Nitro Press

 

Por Óscar Alarcón (@metaoscar)

3 de enero de 2018

 

Un Plan Perfecto, la novela más reciente de Iván Farías puso sobre la mesa de discusión la vigencia y la buena salud del género negro en México. Existen varios detractores sobre este tipo de literatura, que no es nueva en nuestro país y que cada día cobra más lectores. Aquí una charla con Iván para saber su opinión sobre lo dicho en los últimos días en varios medios y para platicar sobre su novela más reciente.

 

Óscar Alarcón. ¿El género negro y el género policíaco gozan de buena salud en México?

Iván Farías. Yo creo que sí, que apenas está empezando a crecer el policíaco en México. La verdad es que a la fecha no hay tantos lectores como en otros países, ya no digamos Estados Unidos o Inglaterra, sino Argentina o España donde los escritores leen policíaco desde hace tiempo y lo toman como un camino, no nada más como el sabor de la semana.

A mí me gustaría que hubiera más mujeres, la verdad. Las mujeres tocan otros temas y esa variedad siempre es buena.

 

ÓA. ¿Te preocupan los comentarios negativos de tu novela y de la antología México Noir?, ¿cómo los tomas?

IF. En realidad no porque uno escribe para los lectores, digo en el caso de los escritores de policíaco eso sucede. La gente en México lee tan poco que muchos escritores escriben para otros escritores o para el par de críticos que hay. Imagínate, el libro que menos vendió de Jim Thompson tiró nueve mil ejemplares.

Es obvio que ellos escriben para sus lectores, acá los que leen son los colegas y esos dos críticos. Y no me molesta porque no saben del tema.

Leí apenas un ensayo sobre “policíaco” y se ve a leguas que el ensayista nunca había leído a Otto Penzler. Si no lo conoces no puedes hablar de policíaco, es como escribir de literatura en general y no conocer a Harold Bloom. Pero bueno, en general ya me acostumbré a que cualquier libro donde salga un muerto digan que es policíaco, que cualquier cosa de hiperrealismo le digan policíaco, que algo de lenguaje le digan policíaco.

 

ÓA. A propósito de la antología México Noir, platícanos un poco sobre ella, ¿cuáles fueron los procesos y los criterios de selección? Y una vez que fue publicada, ¿te sientes satisfecho con el resultado?

IF. Pues los criterios fueron que la gente le gustara el policíaco y que el cuento lo fuera. Si no, salía. No es una reunión de amigos, como suelen ser mucho las antologías en México. Me tardé casi año y medio en reunirlos. Una vez que salió ha sido un trancazo.

 

 

La edición es muy buena y la manga ancha que me dieron Mauricio Bares y Lilia Barajas fue increíble. El diseño, todo quedó muy, muy bello. La antología me ha dado oportunidad de poder hablar sobre policíaco mexicano en muchos lados.

 

 

ÓA. Hablando de Un plan perfecto, y siendo muy honesto como escritor y tu trabajo, ¿sientes que tiene algunos defectos?

IF. Creo que la premura. Me gustaría haber incluido muchas más cosas, revisarla más pero hay tiempos y muchas veces, por más que tengas ya años en esto, acabas por ceder en cosas.

 

 

Esta es una carrera de largo aliento y ya pienso en la que sigue, sin embargo, quedó claro lo que pienso de la literatura: velocidad, no narcos, no detectives, diálogos veloces. Es una novela buena, que yo leería.

 

 

ÓA. Lo que me gustó de tu novela es la facilidad con la que ubicas los escenarios en Tlaxcala. Ya hemos platicado antes sobre esto en alguna otra entrevista, sin embargo, ¿qué tiene Tlaxcala que puede servir como escenario para armar una historia negra?

IF. Más bien era un reto, era reírme de la gente que cree que las cosas pasan en las grandes ciudades, que ubican sus historias en Nueva York, en Paris, ya sabes, clasemedieros eurocentristas que sufren mucho. Además, Tlaxcala es una quimera, algo que no existe y que puedes rearmar en la cabeza.

 

 

Portada de Un plan perfecto de Iván Farías

Portada de Un plan perfecto de Iván Farías

 

 

ÓA. ¿Te animarías a repetir una experiencia similar a la del antólogo de México Noir?

IF. No, la verdad no. Es mucho trabajo que te quita tiempo de tu propia obra. La verdad es que la gente de policíaco es gente muy amable, muy de comunidad, muy noble. Intenté hacer lo mismo con un par de antologías, una de ciudades y una de terror y los egos son enormes.

Estaba haciendo otra de policíaco internacional pero ya no terminé el proyecto porque decidieron irse por otro lado. Tal vez esa la siga en otra editorial, pero no sé. Ahora tengo 3 libros en proceso, uno de cuentos, una novela policíaca y un libro de crónica.

 

ÓA. ¿Y el Iván Farías de Entropía dónde quedó?, ¿volveremos a leer algo similar a aquellos cuentos?

IF. Sí, en el cuento me gusta mucho la oscuridad, la crueldad. Creo que los cuentos funcionan de esa forma, con historias que terminen por dar un shock, un buen madrazo. Los cuentos a lo Carver solo me gustan con Carver, todos los carvercitos me dan pereza, igual que los bukowskitos.

El libro de cuentos que tengo lo acabé hace 4 años, se llama Hombres que no duermen por la noche. Son historias de familias que terminan mal, de suicidas, de amores enfermizos, pero bueno, sigue esperando ser publicado. Lo han leído un par de amigos y a ambos les han gustado mucho. Espero salga este 2018.

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas

Add a Comment