Lollipop Chainsaw

Juliet Starling de Lollipop Chainsaw. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Juliet Starling de Lollipop Chainsaw. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Por Luis Ángel Llamas.

Hoy me complace compartir mi experiencia con Lollipop Chainsaw, el último “gran” lanzamiento tipo hack & slash de Grasshopper Manufacture, estudio liderado por el peculiar Suda Goichi, mejor conocido como Suda 51 y el excelso músico y compositor Akira Yamaoka.

Antes de iniciar con la sexy zombie hunter, Juliet Starling, y la crítica a su juego, considero necesario destacar su contexto y raíces: ¡Este titulo es de Grasshopper Manufacture!, estudio Japonés cuya filosofía según el propio CEO, Suda 51, es: crear juegos que hagan sentir al videojugador como el primer acercamiento con su banda favorita.

En el caso de Suda su mayor influencia como creativo viene de bandas de rock británico y la era de la Nueva Ola del punk, así es como el entiende y critica a la industria, como una que se ha vuelto bastante conservadora, una que está inmiscuida totalmente en el mundo de la mercadotecnia, donde lamentablemente lo más valioso ya no es respetar ideas originales, sino adaptar éstas para que den como resultado un producto que venda millones de copias, intentando incluir a todo tipo de público, esto como resultado nos da títulos con menos personalidad. En Grasshopper Manufacture, la idea es crear títulos con PERSONALIDAD, IRREVERENTES, ÚNICOS, JUEGOS PUNK, ¡que se note quien trabajo en ellos, chingao’! Y se nota porqué son personas y conocemos sus gustos e influencias, sus traumas y sus filias, el resultado son títulos como: No More Heroes, Black Night Sword, Shadows of the Dammed, Killer 7 y por supuesto Lollipop Chainsaw.

Grasshopper Manufacture. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Grasshopper Manufacture. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Esta producción es básicamente de Suda Goichi, la fantástica música de Akira Yamaoka que combina un metal rock con matices de punk, el guión de James Gunn mejor conocido por su trabajo en el remake de Shawn of the Dead (2004), filme original de George A. Romero’s.

La historia inicia el día del cumpleaños 18 de Juliet Starling, una joven rubia y sexy líder de porristas de la Preparatoria de San Romero, cuando Juliet  va en camino a encontrarse con su novio Nick Carlyle  en el parque de la preparatoria, se percata del inicio de un brote zombie, por fortuna Juliet en sus tiempos libres se dedica a cazar zombies, acompañada de su peculiar y F*ck Yeah familia, que irás conociendo a través del viaje.

El juego tiene una buena variedad de niveles, como son los pasillos en llamas de la preparatoria, granjas y arcadias de videojuegos, los cuales están plagados de zombies, de distintas clases, por ejemplo estudiantes comunes, maestros, porristas, beisbolistas, jugadores de futbol americano, bomberos y fuerzas especiales. Dentro de cada categoría existen patrones de comportamiento distinto que te obligan a cambiar de estrategia según el tipo de horda que tengas enfrente, para esto cada que elimines 3 zombies o más, dentro del mismo golpe o combo tendrás un Sparkle Hunting, la cámara se centrara en Juliet en cámara lenta con un fondo de arcoíris acompañada de su Motosierra y extremidades expulsando sangre, así es como obtienes Zombie Medals, que sirven para mejorar las capacidades de Juliet, comprar nuevos y más letales combos, MP3s para tu colección de música, colección de arte conceptual y fabulosos trajes alternos llenos de fan service. Al final tienes montones de contenido que crea la ansiedad (ansiedad real) de conseguir todo.

Juliet Costumes. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Juliet Costumes. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Cada nivel cuenta con un jefe basado en un estilo de música, tenemos al punk, al metalero, la hippie, el funk, el rock & rollero y por supuesto al emo. Cada jefe cuenta con una personalidad difícil de olvidar, las batallas son muy variadas y únicas. Sobre todo divertidas.

En medida que vas avanzando Juliet  charla casualmente con Nick, estoy seguro que ningunos diálogos me habían hecho reír tanto en otro videojuego (bueno, compite con House of the Dead: Overkill), el humor que maneja es simplemente brillante. Imagínense a una adolescente promedio hablando de las ventajas de ser solo una cabeza parlante: “Podría esconderte en mi bolsa y entrarías al cine gratis”, entre otras:  “Hey Juliet, mata a ese zombie, está viendo debajo de tu falda”, “No, no puedo sacar esta canción de Katy Perry de mi cabeza, una horrible manera de morir”, “Nick, eres como un gatito, un gatito que no habla Japonés”.

1

Nick Carlyle. Imagen cortesía de Luis Ángel Llamas.

Resumiendo el humor dentro del juego, imaginen a una bola de japoneses fanáticos de la cultura americana contando la historia, y claro está, su fanatismo  reside mayormente en la ridiculez de sus estereotipos.

Lollipop Chainsaw no tiene el control, ni la cámara más fina del género hack & slash, sin embargo, el producto completo hace que valga demasiado la pena, disfruté cada minuto de principio a fin, y en medida que fui progresando, dominé el sistema de combos, me veía disfrutando las secuencias de porrista mientras giraba con un salto mortal blandiendo la motosierra. Es cierto que al principio puede ser tedioso para los que están acostumbrados a controles y tiempos de reacción como los de God of War, Bayonetta o Devil May Cry, mi recomendación es: relájense, rían, déjense llevar y disfruten todo a su alrededor.

Estoy de acuerdo, el juego no es para todos, si no te gusta la combinación de rubia sexy-zombie hunter, rock a todo volumen y humor zombie.

Grasshopper Manufacture nos entregó otro juego de culto con carátula de mainstream.

Posted on by Átomo Durán. Posted in Levsnake´s Lab

About Átomo Durán.

Paradoja con patas.

One Response to Lollipop Chainsaw

  1. Julio

    You´re so Fucking right bro. Good work

Add a Comment