Gel Azul

Portada de "Gel Azul" de BEF. Imagen cortesía de Marina Gavito.

Portada de “Gel Azul” de BEF. Imagen cortesía de Marina Gavito.

Por Marina Gavito.

El ejercicio de imaginar el futuro en ocasiones es muy interesante, inocente, esperanzador, pero cuando se trata de nuestro entorno de este pedazo de continente que se llama México, algunos piensan y desean lo mejor para su futuro otros más realistas o deprimentes ven en el futuro en ruinas. ¿Cómo será el DF en el futuro? Ese futuro que siempre ansiamos buscar en los horóscopos, en las predicciones, en las estadísticas pero que pocas veces nos deja satisfechos, uno de los medios de especulación más comunes y favoritos del hombre son las novelas, así es como Bernardo Fernández mejor conocido como Bef, un escritor e ilustrador mexicano,  nos propone su visión del mundo futuro. En este libro conformado por dos novelas Gel azul  y El estruendo del silencio nos da un retrato futurista, realista e irónicamente cercano.

Gel Azul la novela de la que hablaremos, nos presenta un mundo en el que la  gente con poder y un gran estatus económico, tiene la posibilidad de mantenerse conectada indefinidamente  por medio de tanques de gel azul que los alimentan y mantiene mientras su mente se encuentra navegando en el ciberespacio. En este mudo idílico los habitantes pueden tomar la forma que deseen, como  en el caso de Gloria Cubil quién prefiere las formas acuáticas ya que le facilitan según ella sus viajes a través de la red. Esta jovencita vive permanentemente en su lujoso tanque de gel, un día siente que algo le incomoda en su mundo perfecto, un vacío se apodera de ella, mientras esta en el mundo virtual busca consuelo vagando en el enorme mundo del ciberespacio.

En el mundo real, triste, seco, pequeño, la gente día a día se aglutina en el metro, vive precariamente, duerme en departamentos miniatura, en uno de estos departamentos vive Crajales un investigador privado,  ajado por una vida de escasez, es llamado por la policía debido a que el detective encargado Sergio Barajas fue despedido, ahora Crajales se ve involucrado en un caso sumamente delicado, la hija del hombre más poderoso  de México, Gloria Cubil; dio  a luz un bebé mientras estaba en el tanque de gel azul, hecho que ella desconoce y este al no estar conectado al sistema el bebé murió ahogado.

Un crimen terrible, cruel y sumamente misterioso es el responsable de darle al investigador una oportunidad de salir del hoyo laboral en el que se encuentra. En su juventud Crajales fue un prometedor hacker pero en la actualidad su interface para ingresar al ciberespacio fue quemada y casi le provoca la muerte debido a un pequeño error en el robo de un banco. Condenado a la repugnante realidad, se casa con Mónica una mujer mucho más joven que él, con la que lleva una relación distante y amarga. El gel azul, navegar, ser un espécimen acuático son los sueños de Crajales.

La novela es sumamente atrayente, misteriosa, además de como ya se ha mencionado antes nos da un vistazo de un posible futuro. Los capítulos se intercalan y nos llevan del mundo virtual al mundo real, el paréntesis se puede considerar como el símbolo de la ausencia de la realidad y además de ello es la ventana al mundo de Gloria y de los afortunados que ya no deben de tolerar un mundo en ruinas. Nos lleva a cuestionarnos, sobre nuestro lugar en el ciberespacio, por qué  permanecemos aquí, por qué buscamos recluirnos en este mundo virtual.  Tenemos en nuestras manos con esta novela un mundo que  nuevo, en dónde  pocas cosas han cambiado y otras avanzaron monstruosamente, pero aun así los restos de humanidad que se puedan encontrar en las personas llegan a aparecer de vez en cuando.

 

Posted on by Átomo Durán. Posted in Palabras para el Ocio

About Átomo Durán.

Paradoja con patas.

Add a Comment