Entrevista a Jesús Pérez Ortiz.

El compás de oro marca tipográfica de Christophe Plantin

El compás de oro marca tipográfica de Christophe Plantin

Mientras tengamos curiosidad de saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, siempre existirán física, biología y matemáticas: Jesús Pérez Ortiz

 

Por Lorena Victoria

Viernes 17 de noviembre de 2017.

 

 

Jesús Pérez Ortiz impartió la conferencia titulada “Agujeros negros primordiales”, en la Noche de las Estrellas en la Preparatoria Alfonso Calderón de la BUAP. Su conferencia tuvo una duración de aproximadamente 45 minutos, salimos del auditorio y comenzamos a charlar, me indicó su perfil: es Licenciado en Física por la BUAP, luego de concluirla, el CONACYT lo becó para estudiar una maestría, actualmente la está estudiando y e imparte clases a nivel licenciatura.

 

Jesús Pérez Ortiz. Comencé a estudiar la maestría, y después de casi 12 años de no estudiar física regresas a estudiarla otra vez, y si es un poco pesado, pero vamos, te gusta, ¿no? Entre la física que enseñas y la física que debes estudiar hay un abismo de diferencia, así que te preparas y otra vez vuelves a ser estudiante, otra vez te desvelas… Ingresé a la maestría hace un año. Estoy en la parte que está de moda: las partículas, la física de partículas, la parte de astrofísica casi no hay, si quieres estudiar astrofísica tendrías que irte al INAOE, pero ahí en BUAP casi no hay.

Uno de los pocos astrofísicos que hay me dio la oportunidad para trabajar con él, me dio a elegir entre varios temas, uno de ellos fue agujeros negros primordiales, me parece bastante genial, porque si se detectasen se comprobarían muchas teorías, como la radiación de Hawking, el universo temprano. Si no se detectan habría que checar correcciones para ese tipo de ideas. Pues detectarlas no es tan simple. Nuestros instrumentos, a pesar de ser de alta tecnología, no tienen el desarrollo que quisiéramos. Este tipo de instrumentos detectan señales del espacio exterior –se les llama astropartículas– pero también de la parte interior, eso se llena de ruido.

Cuando detecta una señal no sabes si vino de adentro o de afuera. Entonces viene todo un proceso de discriminación, hay que ver la forma en la que golpea la astropartícula, hay que ver cómo se encienden los detectores, hay que hacer toda una reconstrucción para ver si realmente es una astropartícula. Es algo muy emocionante. El observatorio lleva casi 5 años de trabajo, y ha producido cinco mapas en rayos gamma, pero aun así no ha detectado las llamadas GRBs [brotes de rayos gamma], porque están por debajo del rayo de energía.

 

Lorena Victoria. Entonces, está interesado en la astrofísica.

Jesús Pérez. Mi formación es en parte astrofísica, sí. Pero antes, agujeros negros primordiales son de la parte cosmológica, del inicio del universo, es diferente. Le llamamos astrofísica a todo lo que hemos podido ver, podemos detectar por radiación, medir o hacer modelos. Pero aquello que no podemos, lo que está mucho más atrás, sólo lo imaginamos.

Entonces, al imaginarlo ya es cosmología. Tú observas, por ejemplo, una llamarada de viento, con tierra y todo, entonces te imaginas que algo detrás provocó esa llamarada, aunque no sabes exactamente qué, entonces tienes que estudiar este movimiento de aire y partículas, para imaginarte cómo pudo ser la perturbación inicial.

 

LV. ¿Su conferencia es una parte del trabajo que está desarrollando en su maestría?

JP. Sí, es mi tesis de maestría, en realidad. La tesis estudia procesos de formación de agujeros negros primordiales, algunos modelos se discuten; aunque realmente no es el tema exacto de la tesis, lo importante es la detección, y también es la parte más difícil. Primero habría que hacer mucha programación y para mí no es del todo sencilla, es nueva.

Significa volver a comenzar, ponerte horas frente a una computadora y comenzar a programar la parte más básica hasta entender toda la parte programacional del detector, que no es tan simple, es muy compleja.

 

LV. Yo también pienso estudiar física, y me interesa la astronomía, pero todo el mundo me decía que cuando una persona que tiene pasión por la astronomía en concreto, y entra al mundo de la física real, se inclina por otro tipo de cosas, entonces, usted que se inclinó más por esto…

 

JP. Depende. La parte del universo es genial por todo lo que ves en fotografías y películas, pero cuando piensas en procesos astrofísicos de alta energía, como los de nuestro sol y la cantidad de materia y energía que emite, y tu mente está revuelta en algunas concepciones.

Obviamente no encuentras ese tipo de aceleradores en la tierra, entonces sigues soñando en el espacio. Hay cosas muy bonitas e interesantes de física.

 

LV. ¿Qué cree que sea necesario para que una persona estudie física? ¿Cómo es que alguien decide estudiarlo?

JP. En general yo siento que todos nacimos con la misma capacidad, ¿no? Le decía a mis chavos: todos tienen 10, de ustedes depende conservarlo hasta el final. Muchos lo van perdiendo por flojera, por dispersión, lo que quieras… en general todos tenemos la capacidad de estudiar física, algunos se les da más rápido que a otros, algunos tenemos que estudiar toda una semana por las noches, otros con que lo vean lo resuelven, pero en general siento que hay esos dos tipos de físicos.

Siempre se cree que el físico es una especie de genio innato, y no, es una persona que se mantiene constantemente trabajando, y evidentemente saca resultados, es una persona perseverante. Cualquier persona puede ser físico, en nuestro país como en muchos otros se sataniza la parte de la ciencia, se van más por las humanidades por muchas razones; pero a cualquiera que le guste [la física] y sienta la pasión, tiene un buen futuro.

 

LV. Siempre he pensado que la gente que estudia física lo hace por pasión, digamos por gusto, creo que a ningún estudiante de física se le obliga, sino que están ahí porque quieren.

JP. En general sí. Muchos profes tienen una visión diferente de la física, algunos por la forma de enseñar te hacen pensar que la física es matemáticas, otros te hacen divagar dentro de las matemáticas, pero al final de cuentas las matemáticas son una herramienta, y cuando las aterrizas en la parte física, en la parte terrenal, son una herramienta poderosa, entonces, ese gusto por la física no debería perderse.

 

LV. ¿Cómo es la física en México?

 

JP. Hay muchas oportunidades. De inicio, te digo, como estudiante sacas una beca, que un doctorado y una beca, o hasta una estancia pos doctoral en el extranjero, a muchos se les apachurra el corazón de estar tan lejos y no aguantan… si eres físico y tiene pasión por lo que haces… hay mucha gente, muchos profesores que están dispuestos literalmente a dejar su legado, te dicen: mira, te voy a enseñar cómo se hace y tú continúa.

La física moderna no es trabajo de un día, sino de toda una vida, y a veces no te alcanza para ver tus resultados.

 

LV. Antes se decía que había sólo dos problemas, el problema del cuerpo negro y el efecto fotoeléctrico, y de esos dos surgió la mecánica cuántica, ¿usted cree que llegará un punto en el que se diga “pues hasta acá ya no podremos hacer nada”?

JP. Ese punto llega, ese punto en el que hasta aquí ya no podemos hacer nada y tenemos que esperar porque dependemos de instrumentos, hay que esperar algunos años hasta que avance la tecnología, ocurre con los aceleradores, por ejemplo. Entonces, sí, hay ciertos límites tecnológicos. Limites matemáticos-físicos, no creo. Por ejemplo, a partir del nacimiento de la cuántica y de la relatividad han surgido muchas ideas muy bonitas, muy simpáticas pero que aún no se comprueban por la parte tecnológica.

Mientras tengamos curiosidad de saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, siempre existirán física, biología y matemáticas.

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas

Add a Comment