El sol no debió salir de noche.

 

Ataque de EUA a Siria, foto publicada por la Marina de Estados Unidos

Ataque de EUA a Siria, foto publicada por la Marina de Estados Unidos

 

Por Iván Gómez (@sanchessinz)

 

El martes 4 de abril de 2017 se produjo un ataque químico en Siria. Hasta el momento se tiene como culpable a las fuerzas armadas de Siria. Sí. El gobierno golpeó a su pueblo, en específico a los opositores de la administración de Bashar al-Ásad, presidente del país, o lo mejor sería llamarlo dictador, pues dirige al país desde el año 2000.

 

Es difícil para una persona de occidente mantenerse al tanto de qué es exactamente lo que ocurre allí, tan sólo a nivel nacional es complicado seguir las noticias más relevantes. Es bueno que la prensa internacional no pare de sacar notas al respecto, incluso, varios publicaciones se han centrado en los familiares y sus pérdidas. Hasta el momento se reportan 87 muertos, de los cuales 30 eran niños, según datos de El mundo. La noche en que escribo esto (jueves 4 de abril) la prensa internacional está hablando minuto a minuto sobre el ataque con misiles que ha lanzado el gobierno de Trump hacía la base área de Shayrat, que es de donde salió el ataque químico.

 

Leí las notas al respecto en la noche, hace un par de horas, justo al terminar de ver la película 7:19, que también retrata el sufrimiento humano, sólo que por causas muy diferentes. Lo único que pensaba era: bueno, se lo ganaron, lo que hicieron el martes no tuvo piedad. Le comenté la nota a mi hermano de 12 años, que se mantenía frente a mí, y él, desconociendo los detalles pero con su sabiduría de niño que pronto llegará a su fin, me contestó: ¿y por qué su respuesta es más destrucción?

 

Yo ya no poseo un poco de esa sabiduría, ya pienso como la mayoría: ataque y contraataque, y no sólo hablo de pensar así en conflictos militares, sino en todo. Por eso, en cuanto él pronunció su pregunta, lo miré feo y le dije que lo tenían merecido, cuando no es cierto. Y de eso me di cuenta cuando vi la fotografía de esta columna.

 

 

Contestar con más violencia no regresará las vidas que el ataque sirio apagó, ni le pondrá fin al régimen de al-Ásad. Es más, esto podría desembocar en un conflicto más grande si Rusia se pronuncia en contra del ataque de misiles; según datos de El país, los rusos fueron avisados antes del ataque, pero eso no quiere decir que lo aprobara, pues se sabe de antemano que el país es aliado de Siria.

 

 

Ésta ha sido una semana triste, no sólo para los familiares de los sirios muertos y heridos. No. Es una semana triste para la humanidad. Es inaceptable lo ocurrido el martes, al igual que lo ocurrido este jueves. También es triste que, ahora que EUA ha dado una respuesta clara, se tache a Obama de débil por actuar diplomáticamente en un ataque similar ocurrido en 2013, él llegó a un acuerdo con la convención sobre armas químicas para que Siria eliminara este tipo de armas de su arsenal. Es claro que eso no paró al régimen, pero tampoco lo hará este ataque con misiles.

 

Recién he terminado de leer el libro Voces de Chernóbil de Svetlana Alexiévich, que narra desde la voz de un pueblo lastimado las catastróficas consecuencias del accidente nuclear del 26 de abril de 1986. Muchos lo comparan con la guerra, pues era su única referencia para una catástrofe de tal magnitud. Y además, estaban preparados para la guerra pero no para un ataque de la ciencia provocado por el hombre.

¿Cómo se sentirán los sobrevivientes al ver que la guerra y la ciencia están más unidas que nunca y, como a ellos les pasó, no sabemos cómo reaccionar?

 

 

“Yo no he estado en la guerra, pero tenía la sensación de vivir algo parecido. Algo que te brotaba de alguna parte de la memoria. ¿De dónde? Algo relacionado con la muerte.”

“Lo recordaba todo. Creía que se lo iba a contar a mi hijo. Pero cuando regresé:

? Papá, ¿qué ha pasado allí?

? Una guerra.

No supe encontrar las palabras. “

Soldados enviados a los alrededores de Chernóbil para evacuar, vigilar y resguardar la zona.

 

 

La marina de EUA publicó la foto de un misil Tomahawk sobrevolando el mar mediterráneo.

 

Ataque de EUA a Siria, foto publicada por la Marina de Estados Unidos

Ataque de EUA a Siria, foto publicada por la Marina de Estados Unidos

 

 

Llamo al lector a que reflexionemos: la ciencia ha sido nuestra luz desde hace varios siglos, y así es como debe ser: se han creado medicamentos que aumentan la vida, se desarrolla energía amigable con el planeta, los alimentos pueden ser más duraderos y poseer un mayor beneficio, la tecnología enfocada es ahora de mucha utilidad, muchos misterios se han disipado y otros se mantienen bajo la rigurosa comprobación. Pero también hay un lado oscuro, y es, entre otras cosas, el creciente desarrollo de armamento militar.

 

Y es por esto último que el sol, nuestra luz, no debió salir esta noche. No debió.

 

 

Los datos expuestos fueron recogidos de El país, The New York Times, El universal y El mundo.

 

A Iván también lo puedes leer en: https://vertederocultural.wordpress.com/

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia

Add a Comment