Entrevista a Carlos René Padilla.


Carlos René Padilla habló con Óscar Alarcón, sobre Amorcito Corazón (Nitro Press, 2016): Pedro Infante, detectives, una novela negra Sigue leyendo

Carlos Fuentes: el hombre de la corbata de fuego.


Este 11 de noviembre se cumplen 5 años de la muerte de Carlos Fuentes, Juan Manuel Aguilar escribe un texto en el que recuerda a este escritor Sigue leyendo

Los carniceros del norte.


Hay bandas que toman el terror como inspiración para componer sus canciones, una de ellas es Los carniceros del norte, de la que Eduardo Hernández Sigue leyendo

Historial del fuego: entrevista a Ovidio Ríos.


El ganador del Premio Estatal de Cuento Ricardo Garibay de Hidalgo, Ovidio Ríos, por su libro Historial del fuego, charló con Óscar Sigue leyendo

Muertos de hambre.


Muertos de hambre: cuento de Iván Gómez que se celebra la vida pero también recuerda a la muerte, la que siempre nos sigue, la que siempre nos Sigue leyendo

Periodismo Escrito con Sangre. Antología Periodística: textos que ninguna bala podrá callar.


Periodismo escrito con sangre es un libro póstumo del periodista asesinado en mayo de 2017, Javier Valdez Cárdenas, Juan Nicolás Becerra escribe una Sigue leyendo

El emisario o la lección de los animales: entrevista a Alejandro Vázquez Ortiz.


El emisario o la lección de los animales de Alejandro Vázquez es la aventura de un par de gemelos con el narco. Óscar Alarcón charló con él sobre su Sigue leyendo

Si se hubiera omitido ese paso…


Una de las historias del sismo del 19 de septiembre es la de las costureras que fallecieron en edificio No. 168, de Simón Bolívar, esquina con Sigue leyendo

Thelonious Monk: Underground.


El disco Underground de Thelonious Monk se compone por siete temas, es un disco representativo del maestro del jazz y Eduardo Hernández escribe sobre Sigue leyendo

Los días con Mona de Joserra Ortiz.


Los días con Mona de Joserra Ortiz es un libro de cuentos publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro y que Fernanda Barrientos reseña Sigue leyendo

Fotografia

Bluedetmon por Khristian Muñoz de Cote

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia, Neotraba | Leave a comment
"Transgenic rabbit", 2010, Foto de Khris Muñoz de Cote

"Transgenic rabbit", 2010, Foto de Khris Muñoz de Cote

 

"Transgenic rabbit", 2010

"Transgenic rabbit", 2010 Foto de Khristian Muñoz de Cote

 

 

 

"Transgenic rabbit", 2010

"Transgenic rabbit", 2010, Foto de Khristian Muñoz de Cote

"Transgenic rabbit", 2010

"Transgenic rabbit", 2010, Foto de Khristian Muñoz de Cote

 

 

Transgenic rabbit, 2010, de Khristian Muñoz de Cote.

Ensable de huesos confitados: columna de perro, pelvis de gato y mandibula de carnero.

Técnica mixta (70 cm de largo por 15 cm de alto)

Expuesta el la galeria central de La Esmeralda.

Es parte de la serie bubble dead.

 

¿Quién es Khristian Muñoz de Cote?

Tengo un humor negro que es de de colores

Para mí no existe arte sin intención y  yo no creo en el unicornio azul, fui una niña de diarios ocultos y es evidente en mi necesidad de poder tocar mis memorias.

Tengo la convicción de que el trabajo artístico se debe sostener por la sinceridad, y el compromiso, sin embargo no creo que por esto mi producción deba tener una estructura rígida y solemne creo que el humor, el sarcasmo, y la burla son componentes de  mi personalidad y por tanto mi producción artística.

Actualmente el elemento más importante de mi obra es el rastro como un elemento de memoria, y por tanto un detonador  de contextos, es un punto clave en mi forma de trabajar encontrar el rastro, el vestigio o la reliquia de alguna cosa o situación para después transformarlo, regularmente en lo opuesto o  trasladarlo a la delgada línea del choque.

Por otra parte, mi obra aborda la memoria de una forma autobiográfica trasladar mis historias o vivencias de la poética o el chiste , dentro de esto a veces  coqueteo con ciertos conceptos como la inocencia, el pudor, el erotismo, el dolor, la pornografía, la imagen de lolita, el sexo, la seducción, lo grotesco, el miedo, lo excitante, lo repugnante, la intimidad, el anhelo, el viaje, el desencanto y la magia .

Puebla: nuestro lugar comun

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia, Neotraba | 1 Comment

Por Martha Vivar Coyotl

En esta primera entrega que Martha Vivar Coyotl nos recuerda los lugares comunes de la ciudad de Puebla, y nos recuerda que en el siglo XXI, la fotografía aún tiene vigencia.

“Todo el tiempo, las personas se fotografían para recordar aquellos momentos que capturamos para salvaguardar la experiencia de la precaria fiabilidad de la memoria sin darnos cuenta de la precaria fiabilidad de la imagen.”

Catedral de Puebla I, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

Catedral de Puebla I, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

Catedral de Puebla II, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

Catedral de Puebla II, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

Catedral de Puebla III, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

Catedral de Puebla III, foto de Martha Vivar Coyotl para Neotraba

NEOTRABA, ha nacido

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment

NEOTRABA, ha nacido

NEOTRABA, ha nacido

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment

NEOTRABA, ha nacido

NEOTRABA, ha nacido

NEOTRABA, ha nacido

Las sillas vacías:

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
El premio Nobel de la paz 2010
Imagen tomada de http://www.frontera.info/EdicionEnLinea/Notas/Internacional/10122010/483823.aspx
Este viernes 10 de diciembre, una silla vacía recibió el premio Nobel de la paz, 2010.
El premio que recibiría el chino Liu Xiaobo se colocó en una silla vacía, la cual sería ocupada por el activista.
A un lado se encontraba otra silla vacía, pues se esperaba contar con la presencia de la esposa de Liu Xiaobo, o alguno de los familiares, pero esto no sucedió.

El gobierno chino impidió que, tanto Liu como alguno de sus familiares, salieran del país y colocó una guardia frente a la casa de la familia de quien luchara por los derechos humanos en China, después de finalizada la era de Mao Tse-Tung.

Algunos otros países no enviaron representación a la ceremonia de entrega del premio Nobel de la paz, como señal de protesta, pues apoyan las leyes que en China establecen la no crítica al régimen de gobierno.

Liu Xiaobo. Imagen tomada de http://biblio-algorfa.blogspot.com/2010/10/dos-premios-nobel-2010.html

Texto, edición y diseño: Óscar Alarcón García para abartraba

Fito Páez en México

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
Se presentará el 6 de noviembre en el Auditorio Nacional para celebrar 30 años de carrera
Por Óscar Alarcón

Desde el disco Naturaleza Sangre, Fito Páez no nos había ofrecido un buen inicio para un disco. Algunos llegaron a decir que el rosarino había comenzado el declive de su carrera.

Pero al comenzar a escuchar la canción con la que abre el nuevo disco nos podemos dar cuenta de que se renovó; la primera canción “Confiá” tiene el feeling que se encuentra en las canciones que más éxito le han otorgado a me gustan de Páez, como “A rodar la vida”, “Dos en la ciudad”, y la nueva versión de “Polaroid de locura ordinaria” incluida en el disco Mi Vida con Ellas.

Y es que sólo basta revisar dos de sus anteriores discos, El mundo cabe en una canción y Rodolfo para entender de lo que estamos hablando. Sobre todo el último, al que podemos calificar con un sólo adjetivo: insufrible.

Sin llegar a la “redondez” que logró con discos como El amor después del amor o Abre, en Confiá, desde la primera canción notamos que Fito Páez decidió incluir nuevamente los metales, y aunque el disco tiene canciones que se sienten “van a la baja”, el material es respetable, pues Fito Páez sabe cómo arreglar para que la sección de las trompetas y los trombones se escuchen bien. Nos da muestra que probablemente esté de regreso, y que también, quizá, las canciones de este disco puedan ser coreadas en los conciertos, como el que ofrecerá el próximo sábado 6 de noviembre de 2010, en el que celebrará 30 años de carrera.

A pesar de que, como bien decía Sabina de él: “pero en rimas consonates, si me extrañas, mándame un fax”, el concierto promete ser uno de los mejores que se han presentado en el coloso del paseo de Reforma.
Fito Páez declaró que este disco se llamaría La Nave Espacial pero al final decidió cambiarle el nombre. Quizá porque es un nombre ya usado o porque podía no tener tanto marketin’, con ese nombre se podría haber pensado en una alusión directa a 2001 Odisea del espacio; y lo que es más, en el booklet del disco se incluye una ilustración de un hueso parecido al de la película de Kubrick.

Otro elemento que llama la atención es la portada. Supuestamente es un desdoblamiento en el que Páez se enfrenta a Páez. Algo que no es nuevo y que como pueden ver en esta imagen, George Harrison ya lo hizo hace mucho tiempo:

El disco de George Harrison se llama 33 y un tercio, que eran las revoluciones a las que giraban los discos L.P. en los tornamesas. El disco es de 1976.

Y del cual, Fito se haya inspirado en la portada de ex beatle para hacer la de este nuevo disco. Quizá:

Páez vs. Páez. Confiá

Creo que es un buen regreso. Desde noviembre de 2009, cuando Fito Páez estuvo en Puebla, nos dimos cuenta de que no había perdido la magia y en este disco la retoma; y aunque ya no se hace acompañar por los Killer Burritos, los músicos que lo acompañan le dieron buena batalla.

Aquí el track list, las recomendaciones son “Confiá”, “El Mundo de Hoy”, Tiempo al tiempo” & “Fuera de Control”, todas con buenos arreglos en los metales:

01.Confia
02.Tiempo al tiempo
03.M & M
04.La nave espacial
05.London Town
06.Limbo Mambo
07.La ley de la vida
08.El mundo de hoy
09.Saliendo de tu prision
10.En el baño de un hotel
11.Fuera de control
12.Desaluz

Pronto más noticias de este concierto.

Diseño, manipulación digital de las imágenes, y edición: Óscar Alarcón para abartraba

4 poemas de Egor Mardones

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
del libro Taxi Driver
Portada del libro Taxi Driver, de Egor Mardones. Imagen cortesía del autor para abartraba
Les presentamos 4 poemas de Egor Mardones de su libro Taxi Driver publicado por Al Aire Libro Editorial.
Esperamos que sean de su agrado.

Taxi Libre

Sentado al volante del taxi
emerjo de una espesa niebla
como aquellas que preceden las actuaciones
de los grupos de rock
y entro lentamente en escena
a las calles de la citi
a la página en blanco
a la radiante oscuridad de la sala de cine.

De aquí en adelante ya todo es mundo:
esquinas violentas, música a todo volumen
tráfico endemoniado
y película corriendo a la velocidad de la noche.

Cero Kilómetro

Hablando en cómic
arriendo un departamento miserable
en las afueras de la citi.

Tengo un TV cable con 666 canales apagado todo el día
videos porno,
rock en abundancia, música pasada de moda
y desordenados libros que no termino más
de leer.

Me emborracho frecuentemente, a lo Ginsberg
fumo marihuana toda vez que puedo
y ando taxiando hasta el fin
de la maldita noche americana.

No es mucho, lo sé, pero al menos
estoy en el medio desta road movie
a miles y miles de kilómetros todavía
de la negra e inevitable palabra FIN.

Egor Mardones, en La Chascona, una de las casas de Pablo Neruda, Santiago, Chile.
Foto de JP del Río (2009) con permiso de Egor Margones, para abartraba.
Asalto a mano armada

Los muy putas me abordaron en la traficada
Avenida Utopía Forever.

Me encañonaron y robaron en las inmediaciones de Suburbia
la implacable Chinatown desta violentísima citi.

Me encontraron dos días después en el portaequipajes
del taxi: golpeado, delirando, casi vivo…

Y aquí me tienen de nuevo en vuestras calles
radiantes de perdición y mala noche
rodando y rodando como siempre
con el acelerador a fondo y la vista fija
en el espejo retrovisor.

Free Way

Nadie en estas calles por las que voy rodando a la hora del lobo
Nadie cuando me voy de drogas y copas al Bar Terminal
Nadie en el departamento cuando regreso a él de madrugada
Nadie en este taxi la mayoría de las veces.

En fin,

NADA
encima de la citi
debajo de la citi
NADA

¿Quién es Egor Mardones?

Solapa del libro Taxi Driver de Egor Mardones.


Diseño, edición, manipulación digital de imágenes y texto: Óscar Alarcón para abartraba

Indispensables de abartraba:

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
Tres de Wajda

Por Rodrigo Durana

Andrzej Wajda es quizá el máximo representante del cine polaco; tras la ocupación nazi, comenzó su carrera siguiendo siempre la línea política y lo que muchos llaman crónica de su país, aunque más bien se trata de una visión crítica de su cultura y el actuar del individuo polaco dentro de su sociedad: el gen religioso y la enorme capacidad de reconstruirse históricamente como país, como nación, a pesar de las múltiples guerras y ocupaciones. Wajda representa la realidad en sus filmes y encuentra lo bello en lo adverso y lo hostil del ser humano. Admirado por muchos cineastas, ha marcado una forma de hacer cine, es decir un matiz cinematográfico personal.

Wszystko na sprzedaz (Todo en venta).
Polonia 1968.
DIR: Andrzej Wajda
GUIÓN: Andrzej Wajda
FOTOG: Witold Sobocinski
MÚSICA: Andrej Korzynski
INT: Beata Tyskiewicz, Elzbieta Czyzewska, Andzej Lapicki, Daniel Olbrychski.

Portada de Todo en Venta

Tras la muerte, al caer de un tren en movimiento, de Zbigniew Cybulski, Wajda dirige un film donde se nos presenta a un director de cine realizando una película en la que una mujer actúa el personaje de la esposa de un personaje determinado. Al salir del set, la actriz busca a su marido, (el actor principal de esa película) y cuya ex mujer es la actual esposa del director y quien la ayuda en la búsqueda; averiguación que las lleva a encontrar el lugar donde dicho actor murió la noche anterior cayendo de un tren en movimiento. La muerte del actor obliga al director a buscar un reemplazante que trabaje en una nueva película que se tratará sobre la vida del actor recién muerto, pero sin su presencia.

Wajda realiza un film en el que su alter ego es el personaje del director dentro de la película. La premisa es la muerte, en la vida real, de su actor principal hasta ese momento, de la mayoría de sus filmes. Wajda crea un espiral de tiempo y espacio en el que la historia resulta ser otra historia dentro de otra historia y que hace recordar a Julio Cortázar y su Continuidad en los parques. Wajda no sólo realiza una metáfora del momento que vivía, también realiza el ejercicio metatextual cinematográfico perfecto: el cine dentro del cine, en donde el cuestionamiento a la creación y la labor del creador es el principal motor. La fotografía nos lleva por paisajes fríos, azules y grises de la Polonia invernal. Mención especial merecen las actuaciones de Elizbieta Czyzewka y de Beata Tyskiewicz, pues actuar de una actriz que actúa que es una actriz, no es cosa de todo los días.
Finalmente, Wajda concreta un film en el que es expuesto el concepto de verdad en el sentido más amplio.

Krajobraz Po Bitwie (Paisaje después de la batalla).
Polonia, 1970
DIR: Andrzej Wajda
GUIÓN: Andrzej Wajda y Andrzej Brozowski basado en los cuentos de Tadeusza Barowskiego.
DIR FOTOG: Zygmunt Samousiuk.
INT: Daniel Olbrychski, Stanisawa Celinska, Aleksander Bardini.
Portada de Paisaje después de la batalla

Film en el que Wajda nos presenta a un grupo de judíos presos por los nazis en la segunda guerra mundial, y que meses después de terminada la guerra, son trasladados, por los norteamericanos, de cuartel en cuartel por toda Alemania, pues temían que “hicieran mal uso de su libertad”. El film comienza con la música de Vivaldi, la primavera, los presos polacos en la nieve, matan a un soldado alemán. Ya en el verano los presos marchan para no perder la conciencia, algunos, como un poeta (Brozowski) que lleva toda la guerra preso, prefieren refugiarse tras las paredes, y al cuestionar a un superior es encarcelado. En el otoño llegan y con él, otro grupo de refugiados en el que arriban mujeres y un grupo de religiosos, entre ellos un cardenal, que ofician una misa para los “presos”. Una alemana roba comida en la cocina y es llevada con golpes y ya sin pantalón con las autoridades para que ellos la juzguen, al salir del lugar llora perturbada, va sin calzoncillos y sólo con una camisa rota, “ha sido perdonada”. Una de las mujeres polacas cuestiona al poeta sobre su estado como prisionero, lo incita a escapar y al hacerlo llegan a un bosque en la que el poeta se siente incomodo, deciden regresar y al llegar al cuartel la mujer es muerta por accidente. Ya en el invierno (con música de Vivaldi) vemos los créditos pintados en los vagones del tren.

Wajda no sólo cuestiona a los americanos y su proceder tras la guerra, también hace un cuestionamiento, como en casi todo su cine, al concepto de libertad, al encierro del hombre tras las paredes de la sociedad, mostrando cómo la liberta
d es sólo parámetros cambiantes sobre cuales movernos. Cuando el poeta y la mujer van al bosque, se entiende una reminiscencia al jardín del edén, pero en éste, Adán no quiere nada con Eva y cuando por fin se entrega, se da cuenta que ya no puede con esa libertad “absoluta”, necesita regresar a la tierra, a sus paradigmas de libertad humana, ella le dice: “no eres persona, eres polaco”; ella quería ser libre y lo era, al regresar, irónicamente es muerta. Wajda no sólo realiza un film sobre la guerra y sus consecuencias en Polonia, hace un cuestionamiento sobre el hombre, su proceder y su estadio en el mundo.

Ziemia Obiecana (La tierra prometida).
Polonia, 1975.
DIR: Andrzej Wajda
GUIÓN: Andrzej Wajda, basado en la novela de Wladyslaw Stanislaw Reymon.
INTER: Daniel Olbrychsky, Wojciech Pzoniak, Andrzej Seweryn, Anna Nehrebecka, Tadeusz Bialoszcynski.
MÚSICA: Wojciech Kilar.
DIR FOTOG: Witold Sobocinski
DIR ARTE: Tadeusz Kosarewicsz

Portada de La Tierra Prometida
Polonia desde mucho tiempo atrás ha sido presa de invasiones y por tanto su territorio ha pertenecido a diversos países y gobernado por distintas ideologías políticas; a pesar de ello, se mantuvieron como patria bajo un nacionalismo basado en la estructura religiosa católica cristiana y todo lo que de ello se deriva. En La tierra prometida (basada en la novela de Reymon). Wajda nos ubica en la ciudad de Lodz cuando alcanzaba su máximo auge como centro capitalista. Habitada por obreros, empresarios alemanes y rusos, aristócratas polacos y prestamistas judíos. La historia se centra en Karol Borowiecki (Daniel Olbychsky), quien es un polaco con abolengo y se desempeña como administrador de una fábrica. XXX con sus dos amigos Max, un alemán, hijo de un dueño de fábricas y Mortiz un judío con habilidades con el dinero, se embarcan en la enorme empresa de poner una fábrica, haciéndose valer de todos las acciones, algunas de ellas completamente inmorales. Karol conquista a la esposa de un judío y consigue información privilegiada, está comprometido con una polaca de abolengo a la que hace vender sus propiedades para tener capital para la fábrica. La inmoralidad de las acciones los lleva a tener múltiples enemigos, mismos que los llevan al desastre al poco tiempo de inaugurar la fábrica. Karol, tras la pérdida, consigue una esposa, hija de un magnate ruso y nuevamente se ubica en el lugar privilegiado que tanto buscó.

La dirección de arte es casi perfecta pues, aunque son pocas las calles que vemos del Lodz de esa época, están perfectamente “caracterizadas” y los interiores y el vestuario nos ubican en una especie de cuadro costumbrista del siglo XIX. Wajda realiza un film que podría adjetivarse como político, pues critica de forma contundente el estilo de vida arrollador capitalista, sin reserva alguna. Sin embargo el film, más que político, trata sobre el ser humano en general y las diversas manifestaciones de la naturaleza humana. Karol es el Hombre, todos los hombres y Lodz es el mundo actual, voraz y mordido.

Diseño, edición y manipulación digital de las imágenes: Óscar Alarcón para abartraba.

Fallece Alí Chumacero, poeta

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
A los 92 años “callo la voz, mudos los labios”


Diseño y edición: Óscar Alarcón para abartraba

Indispensables de abartraba:

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Fotografia | Leave a comment
Cayendo en la levedad de Kundera
Imagen de portada
Con este texto, abartraba inaugura su sección “Indispensables“, en el que se dan a conocer textos o reseñas de obras no de reciente aparición pero que tienen un significado importante para el mundo literario.
Esperamos que lo disfruten.

Por Marina Gavito

Imaginemos que ciertos eventos históricos se repitieran una y otra vez. ¿Qué sería de la Revolución Francesa? ¿Seguiría siendo tan memorable? Milán Kundera en La insoportable levedad del ser, plantea que nunca sabremos si nuestras decisiones serán las correctas; sólo tenemos una vida y nunca tendremos experiencia previa.
El tema en el que gira la obra es la levedad y el peso de las decisiones y las formas de vida. Los griegos preferían la levedad, que es estar cerca del cielo, porque el peso es un equivalente a la muerte.

La obra de Kundera es una novela de amor, pero en el fondo va más allá de eso. La relación entre las dos parejas de la historia nos lleva a conocerlos como individuos: podemos ver a través de sus obsesiones y temores lo que los ha llevado a estar con el otro.

Teresa llega un día a casa de Tomás, y su amor se iniciará por la compasión acompañada de una gripe. Él teme que ella entre a su vida; los encuentros con sus amantes son parte de su cotidianidad y al ofrecerle su cama teme perderlo todo. Al final un serie de casualidades hace que ella se quede en la casa de Tomás y se vuelva la esposa. Bohemia es la ciudad testigo de este relato, una ciudad que en cualquier momento puede adquirir el nombre de Praga, y que será invadida por el ejército Ruso.

Sabina, una pintora, es la amante de Tomás. Una de las tantas mujeres que mantiene en su vida sexual; además de eso y ser su amiga, es la encargada de involucrar a Teresa en el mundo artístico de Bohemia. Sabina opta por romper los cánones, busca ser libre con su pintura, toda su vida busca la levedad; además vive bajo el deseo de traicionar, primero a su padre cuando ésta huye con un joven y se casa, después cuando se topa con la pintura realista y finalmente cuando abandona a Franz.

Es Franz, el médico —casado y con una hija— quien bajo la serie de máscaras de los “simposios” y “congresos”, se encuentra con su amante en diversas ciudades y países, y precisamente esta mujer es una pintora. Durante casi un año mantienen la relación hasta que decide dejar a su esposa pero Sabina lo abandona antes.

Este es el tronco argumental de la historia, pero hay más: Teresa encierra las heridas de su vida junto a su madre, ella sufre ante la imposibilidad de ser un cuerpo único, la carencia del pudor de la madre y la imposibilidad de obtener una muestra de cariño por parte de ella. Cuando ésta se presenta con Tomás, esos traumas se hacen válidos ante sus constantes infidelidades.

Franz nos lleva a ser testigos de los efectos del kitsch que para Kundera es: “un biombo que oculta la muerte” Además de ser un ideal estético-político, la forma de reflejarlo es en el momento en el que Franz emprende una marcha en pos de una causa social, que en realidad se vuelve un mero espectáculo.

Kundera dedica un capítulo al absurdo: “La sonrisa de Karenin”, que es la mascota de nuestra primera pareja. Teresa sueña que Karenin, su perra, ha parido dos panecillos y una abeja.

La muerte es el final de esta novela. El tema amoroso es tratado desde un punto de vista diferente, la vida es vista en otra perspectiva.

En la novela se manifiesta una visión de la vida actual, pero no en lo referente a la tecnología y el horrible modelo económico, si no a las relaciones humanas, las que nos conciernen a todos; además del tema amoroso, los personajes giran dentro de sus mundos interiores, vemos las fantasías, los sueños, deseos de seres que llegan a ser casi posibles.

Existe una serie de reflexiones que nos atraparán, pero no se deben de considerar como reflexiones sentimentales de tono rosa o consejos para la vida, son solo eso: pequeñas frases que nos atraen y nos acercan a la obra para una relación más íntima con ella.
Ese es el valor de Kundera, ahí parte su levedad.

La insoportable levedad del ser de Milán Kundera. Tusquets Editores, México, 2008, 336 pp.


Diseño y edición: Óscar Alarcón para abartraba