Guadalupe Plata.


Guadalupe Plata, banda que mezcla el blues, rock, jazz, la psicodelia e incluso el flamenco, escribe Eduardo Hernández (aka Dr. Sigue leyendo

Una relectura de Diderot.


Juan Manuel Aguilar Antonio escribe sobre uno de los libros de Diderot: Pensamientos filosóficos, y sobre las nuevas interpretaciones a este Sigue leyendo

Tetris.


Israel Rosas nos presenta una reflexión sobre el amor: ¿cada uno saca sus patologías para empatarlas con las de alguien más como en el juego de Sigue leyendo

Entrevista a Edgar Borges.


Edgar Borges, autor de El olvido de Bruno, platicó con Óscar Alarcón sobre el lenguaje, las enfermedades y la literatura en su nueva Sigue leyendo

She Wants Revenge.


She Wanted Revenge es una banda de influencia bastante marcada por el darkwave, post punk, de la cual Eduardo Hernández nos habla este Sigue leyendo

En dos momentos.


Iván Gómez escribe una ficción este domingo: es Puebla y su centro histórico, la ciudad que debemos recorrer para Sigue leyendo

Kazuo Ishiguro gana el Premio Nobel de Literatura 2017.


El escritor Kazuo Ishiguro ha ?sido galardonado con? el Premio Nobel de Literatura 2017 por su obra, que comprende siete novelas y un libro de Sigue leyendo

Nuestra tierra: el idioma.


Seguir las reglas de gramática y ortografía no debe confundirse con seguir una religión y creer firmemente en lo que ésta diga, escribe Iván Sigue leyendo

Fragmentos del sismo.


Iván Gómez escribe una crónica sobre el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017 en Sigue leyendo

Sekta Core.


Sekta Core fusionó el ska con rap y hard core, una banda mexicana que impresionó a Eduardo Hernández y que golpea tan fuerte con un madrazo en la Sigue leyendo

Neotraba

¿Donde estas Avandaro?: Editorial del 27 de Octubre.

Posted on by Átomo Durán. Posted in Editorial, Neotraba | Leave a comment

Sábado 15 de octubre. El día esperado para muchos había llegado. El autódromo Hermanos Rodríguez abría sus puertas para recibir a cientos de personas y celebrar la segunda edición del Corona Capital 2011, festival de música donde se reunieron grandes bandas internacionales como The Rapture, Portishhead, The Strokes y nacionales como Austin Tv, Ruido Rosa, Torreblanca y más.

Los comentarios sobre éste fueron diversos: Que el lugar no era el indicado para realizar un evento así, la logística no fue la mejor, que está al nivel de otros festivales internacionales, o que las bandas no fueron las adecuadas y así podría seguir, pero la conclusión seguirá siendo la misma: Faltan festivales en este país.

Si bien te  nemos el famoso Festival Iberoamericano de Cultura Musical, Vive Latino, éste dejó de ser lo que era: Un espacio para promover nuevas bandas y traer propuestas que podrían pasar desapercibidas ante el oído de la gente, para llegar al estancamiento y convertirse en un evento que sólo se apoya en el renombre que con el tiempo obtuvo, pero que si todo sigue igual terminara siendo “Un festival más”.

¿Qué fue del Mx Beat de Marlboro o del MTRKR FEST por Motorola? Festivales pequeños en escala pero que sin duda apostaban por traer nuevos sonidos, sonidos que por estos lados del mundo aún no terminaban de llegar.

Se reconoce el esfuerzo y el valor de aventarse a bookear grandes bandas, y hacer festivales año con año, pero ¿por qué no continuar por estas apuestas? ¿dónde quedaron las ganas de apoyar la música?

Pero por el momento algunas propuestas como el Festival Internacional Discantus 2011: Escenarios de la Nueva Música que se está llevando acabo y termina el 29 de octubre y próximamente el One: Music And Arts que se llevará el 12 de Noviembre en el Pabellón del Palacio de los Deportes, Ciudad de México.

No es cuestión de espacios, ni de dinero, es cuestión de querer hacer las cosas; desde nuestra trinchera, Neotraba los alienta a hacer eventos con gran calidad, y sobre todo con una propuesta innovadora. Salgamos ya de nuestra zona de confort.

Jorge Durán.

Jorge Durán.

Jorge Durán.

Do You Mind?

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Niño Átomo | 2 Comments

The xx. Imagen cortesia de Cyanuro para Neotraba.

The xx. Imagen cortesia de Cyanuro para Neotraba.

Por Jorge Durán.

Imagínense esto: Todo la escena musical con propuestas cada vez más complejas y rebuscadas, en eso 3 chavitos con guitarra, bajo y una caja de ritmos ganan el premio más importante en el mundo de la música.

Me refiero a The xx.

Sigue leyendo

El Autobus

Posted on by Oscar Alarcon Posted in La Imagen Nuestra de Cada Día, Neotraba | Leave a comment
Autobús, foto Alberto Jorge Zárate Ramos

Autobús, foto Alberto Jorge Zárate Ramos

Por Alberto Jorge Zárate Ramos

Existen imágenes de nuestro diario vivir que por la cotidianidad parecen pasar desapercibidas, acostumbrados a ellas les vemos con importancia nula —si es que llegamos a percibir algo—, parte de nuestra rutina es caminar, seguir, vivir, pero sin darnos cuenta de nuestra realidad a menos de que nos afecte y entonces gritar por no ser visto, pero ¿a cuántos ignoramos nosotros? ¿Cuántos espacios nos son propios y sólo hasta verlos ajenos les damos importancia? Parece que volvemos real el refrán “nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido”.

Así ocurre en el autobús que casi todos tomamos en algún momento de nuestra vida para poder llegar a algún lugar; aunque no con un propósito real, subimos y la frialdad de la gente, que no toma conciencia de los demás, se nos hace normal. Este sábado 15 de octubre se realizó una marcha en la cual se exigió un cambio en la sociedad: uno de los principales cambios debe de ser el respeto. Al subir al transporte vemos que a menos de que se trate de una chava que está buena o una señora de tercera edad, no solemos levantarnos, nos dormimos, volteamos a otro lado o simplemente de forma muy digna endurecemos el rostro para que no nos lleguen a molestar. Criticamos al conductor por su falta de conciencia colectiva, pues al manejar parece que lleva otra cosa, menos personas y se suele escuchar “No llevas animales”, ¿acaso los animales merecen ese trato? Nosotros somos los primeros que, acostumbrados a amontonarnos, nos subimos al transporte cuando hay momento y criticamos una vez subidos si llega a subir alguien más.

Justificantes hay muchas, pretextos igual, no importa si es en el autobús o en otro lugar, los espacios los creamos cada uno de nosotros y nosotros les damos la importancia, hagamos de ellos algo más que sólo la zona de tránsito que nos mantiene fríos e inertes además de indiferentes, tratemos a otros como busquemos ser tratados. No dejemos que la imagen que reflejamos se quede suspendida en el estado transitorio del irrespeto, hagamos de un lugar nuestro lugar y a través de ello convirtámoslo en realidad, pues solemos hacer invisibles los problemas hasta no ver que nos tocan o llegan a afectar.

 

Alberto Jorge Zárate Ramos, Antropólogo Visual.

Contacto: kadem_623_@hotmail.com

El Mundo de Ocho Espacios

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Bisturí, Neotraba | Leave a comment
Portada de "El Mundo de Ocho Espacios" de Jaime Romero Robledo, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Portada de "El Mundo de Ocho Espacios" de Jaime Romero Robledo, foto Óscar Alarcón para Neotraba

El Mundo de Ocho Espacios de Jaime Romero Robledo

Por Mariana Añas Méndez

La imaginación lleva a la abstracción; la abstracción, a la creatividad;
la creatividad al arte y el arte a la imaginación.
Anónimo

Es difícil describir un libro cuando la complejidad que la enmarca se presenta en cada página. El mundo de ochos espacios es una novela que marca a la literatura actual. Una manera totalmente diferente de hacer literatura es lo que Jaime Romero nos ofrece. Un género antes conocido, la ciencia ficción, no sólo se queda ahí, se completa y mezcla con poesía, con elementos extraños y a la vez comunes pero con una originalidad que sólo una mente sensible y a la vez perturbada podría crear, una mente que previo a esto, hubiera creado un mundo virtual como en los videojuegos, lo que a Romero no le es en lo absoluto desconocido.

La novela ha roto las barreras de la literatura moderna. Inaugurando el nuevo género de la neurociencia ficción, El mundo de ocho espacios es más que una historia o un conjunto de ellas.

Es una fábrica total sucesos que se entrelazan y que a pesar de que no te permite entenderlo del todo, te engancha en ese reto por simplemente conocer aquél mundo complejo. Y es que quizá la novela no te ofrece una gran trama, pero sí te ofrece características únicas que favorecen el interés del lector.

Jaime Romero reveló que para hacer algunas de las ideas metafísicas que encierra la historia, revisó muchos de los grabados del pintor holandés Maurits Cornelis Escher en los que la gravedad parece alterada e incluso parece asumir una forma orgánica y con esto es posible darnos una idea más clara de lo que esta novela nos ofrece. La idea de un mundo dentro de otro mundo al mismo tiempo y la confluencia de componentes en relación con el tiempo, la memoria o las sensaciones es lo que provocan que este libro sea todo un verdadero parteaguas y que innove en la manera de escribir.

Imagen interior de "El Mundo de Ocho Espacios" de Jaime Romero Robledo, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Imagen interior de "El Mundo de Ocho Espacios" de Jaime Romero Robledo, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Debo decir que es todo un reto leer esta novela, El mundo de ocho espacios necesita de un lector paciente, interesado por los mundos virtuales llenos magia y a la vez de tanta realidad, en los que, a pesar de las dificultades que tiene, cada una de las historias nos hace percibir una postura diferente de cómo se puede ver al mundo, un mundo ávido de misticismo y al mismo tiempo de premuras.

Romero es un autor joven, con un estilo por demás original y con un talento especial para ser un escritor de un nuevo tipo de ciencia ficción, y es que este tipo de cambios en la literatura son los que hacen que el mundo literario se regenere poco a poco.

El Mundo de Ocho Espacios de Jaime Romero Robledo. Averinto Editorial, Chihuahua, México. 2009.

Leyendo: Revista Picnic

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Oh Jesus! | Leave a comment
Revista Picnic: Imagen cortesía de David Ullhman.

Revista Picnic: Imagen cortesía de David Ullhman.

Por David Ullhman

Hijos míos y amados:

La revista Picnic ha sacado la convocatoria para la portada de la publicación número 43 teniendo como tema: Hedonistas.

Las bases de la convocatoria están en el siguiente link: http://www.revistapicnic.com/?p=399.

En lo personal, considero la revista Picnic una publicación de calidad, mas allá de que me guste mucho el concepto y todas las ideas que manejan. Yo la pondría de la mano con todas estas revistas que su intención es mostrar nuevas propuestas en las que se argumenta porque ha sido publicado lo que se encuentra impreso entre páginas, ya será asunto del lector decidir si es o no una buena revista además de que tanto le gustó.

Algunas de estas revistas son WARP Magazine, Indie Rocks y Vice Magazine, todas con la vista en un público que busca estar actualizándose con temas relacionados a la música, la imagen, el cine, los videojuegos, sociedades urbanas y demás. Siempre dando una posibilidad alternativa en la que encontramos artistas no tan conocidos que aún no han llegado al mainstream, es decir, a las grandes firmas que están llenas de los medios económicos para poder realizar trabajos de mayor presupuesto y darles mayor publicidad.

Yo era un consumidor fiel de todas estas publicaciones, tratando de conseguirlas en el momento en el que salían, ya saben, eso de ir tres día seguidos al puesto de revistas, era fiel hasta que decidí revisarlas en la web y en ocasiones físicamente, para saber si la mayoría de contenido me es atrayente o no, al menos para mí mas no para los demás cabe aclarar.

Picnic es una revista que me cuesta trabajo decidir si la voy a comprar pues me gusta mucho toda la imagen y las propuestas que tienen, me gusta el papel con el que está hecha y me gusta el contenido y la manera en la que se escriben los artículos, mi único inconveniente es que no entiendo en ocasiones los temas que tratan, pues aunque soy muy visual, creo que aun me falta mucho para entender conceptos tan abstractos que se manifiestan en una imagen aun más abstracta y por ello, cuando la veo termino diciendo: “¡OMG! ¡pero que bueno esta esto!”, sé que me gusta, pero no entiendo porque.

Así, la representación de estas ideas que se manifiestan en una imagen sigue nuevas formas de expresión, formas que los artistas pueden explicar a aquellos despistados que, como yo, no entiendan mucho de imagen y de cómo analizar el discurso que se encuentra entre los matices de colores y las líneas que dan forma a cuerpos y los delimitan. 

publicación bimestral que principia en noviembre de  2004, con un promedio de 80 páginas y tiraje de 20000 ejemplares, Picnic se interesa en que el público, joven y no tanto, se informe y reflexione sobre lo que está sucediendo actualmente en el mundo donde las “Ideas urgentes para mentes insaciables”, como lo enuncia el eslogan, dan espacio para conocer toda una visión alterna de nuestra realidad, en especial de aquello que sucede en México, en torno a movimientos de cultura contemporánea.

Cada número tiene algo interesante que descubrir y entender, pero siempre sobre una línea temática, buscando artistas que entren dentro de esta línea y que entiendan lo que gira en torno al concepto  que se está tratando.  Cómo dije, este nuevo número que inspira al concurso de la portada número 43 es “Hedonistas” y los que hacen la propuesta  de la portada tienen que tener en claro, según yo, este concepto para representarlo en una idea que valla sobre el mismo concepto de la revista.

Pepe Kun, autor de la propuesta número 241, nos explica su portada:

Propuesta #241 Por Pepe Kun: Imagen cortesía de David Ullhman.

Propuesta #241 Por Pepe Kun: Imagen cortesía de David Ullhman.

Ah bueno, el tema es hedonistas y la mayoría pone cosas relacionadas con sexo, para mí eso es un entendimiento de hedonismo muy básico, muy fácil. Yo escogí una imagen de Michael Jackson, que en realidad no se distingue, precisamente por lo que implica que el personaje es asexuado, que no creía en el dolor, un pinche farmacodependiente, en una parte por ello murió, para no sentir dolor, que es uno de los principios del hedonismo y bueno, en este no distinguir, hay como una anulación de la imagen, un poco por esta sobre una estimulación que se busca como consumidor de imágenes ante tanta saturación, esta desaparece como si el deseo fuera un flujo, por eso se ve un poco en movimiento.

Les recomiendo que revisen la revista por si aún no la conocen, la consiguen fácilmente y es muy accesible. Por otro lado también les recomiendo que den su voto pero ya porque el concurso finaliza en unos días, muchas de las portadas me gustan, hay otras que no llaman tanto mi atención pero que no merecen menos crédito que las otras.

Dejo el link para que revisen todas las propuestas que hay hasta el momento y otro para que le den una ojeadita a números anteriores:

Propuestas

Números anteriores

Recuerden que los amo demasiado con mucha locura y pasión desbordante

Nota: Ash, no se me ocurrió nada después de 7 minutos, ya bye, los amo.

El Arte Ha Muerto: Editorial 20 de Octubre.

Posted on by Átomo Durán. Posted in Editorial, Neotraba | 3 Comments

Hace ya más de cien años que Dadá dijo “el arte ha muerto”, ese enunciado fue un parteaguas en la cultura occidental. En la segunda década del siglo XXI, el arte atraviesa por otra crisis severa: ya que ha dejado de ser una manifestación del espíritu para convertirse en una manguera llena de foquitos amarillos, verdes y rojos que prenden y apagan cual arbolito de navidad.

Dos días atrás, platicando con uno de mis mejores amigos, coincidíamos en que las disciplinas que se encuentran vivas y con mayor actividad en este momento son el cine, el teatro y la literatura. Quizá sea en estas artes en donde se encuentre el motor de la espiritualidad. Como escritor, como Ultracostumbrista, tengo el compromiso de que mis textos generen un cambio, de que nuestra literatura sea transformadora. En el cine tenemos a Kim Ki Duk, Won Kar Wai, Roman Polanski, Manoel de Oliveira, ejemplos en los que  ojalá algún día el cine nacional pueda tener un nombre.

El arte debe ser transformador de conciencias, catártico, no masivo sino íntimo, alejado del bluff, quizá ese sea el reto más importante de nuestro trabajo cada jueves.

El arte como agente transformador debe incitarnos a sentir que cualquier momento es bueno para reiniciar, sin importar que tengamos 75 o 32 años. Sin importar cuántos libros fallidos hayamos escrito o que si en nuestro currículum se encuentren títulos como La Muerte de Artemio Cruz o El Diablo Guardián. La vitalidad que el arte nos ofrece está al alcance de nuestra mano, no dejemos que la pintura, la escultura o la arquitectura mueran.

En Neotraba hemos apostado por formar parte de esa conciencia artística que despierte a cada individuo del aletargamiento en el que se encuentra sumido, ya sea por convicción o por envenenamiento político, religioso, económico. Ha llegado el momento de colocarnos diamantes detrás de nuestros ojos y debajo de la lengua.

Óscar Alarcón Travolta.

Óscar Alarcón foto de Pascual Borzelli Iglesias

Óscar Alarcón foto de Pascual Borzelli Iglesias

Dos

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, This is happening | Leave a comment
Porta del disco MujeryEgo de Jaime López, imagen cortesía de José Luis Dávila

Porta del disco MujeryEgo de Jaime López, imagen cortesía de José Luis Dávila

 

 

Por José Luis Dávila

Siempre hay dos; un cuerpo que se encuentra con otro, se tocan y caen como uno. Se reconocen sólo entre ellos, con ningún otro porque hasta los huesos se pertenecen y se quemarán juntos toda la vida en el sexo que es fuego, que es dolor de los que se pierden en las miradas perdidas, reflejándose mutuamente, entreteniéndose en leerse las pieles.

Ya venga el futuro, ya se congele el tiempo, ellos siguen frente a frente; en la oscuridad se cobijan con una noche que gana su historia, sus colores y sus cantos por medio de ellos; esos cantos tienen la voz de Jaime López.

Con una voz profunda que horada en aquél que escucha el silencio de las madrugadas aunque sean las dos de la tarde, porque su música es nocturna no sólo de noche, López camina hasta el centro de cada uno, al laberinto que es él mismo en los otros, un laberinto creado por sus notas, cimentado en la experiencia individual, adornado por los demonios de los ciclos inconclusos, ambientado con el aroma del incienso de la armonía.

Es Mujer y Ego, su más reciente disco, una defensa del amor que se estrella en el pavimento, como fragmentos del cristal de un auto y cada fragmento es una canción,

y cada canción es una forma de buscar la respuesta a las caricias de los fantasmas, a las presencias que pesan en vez de aligerar, a los abrazos que dejan ardiendo la espalda, a los besos que se quedan a mitad del puente cuando, de pronto, se derrumba, a las dudas que asesinan, a las distancias que el teléfono no sana.

Jaime López entrega un disco repleto de los “tú” y “yo” que se ponen en escena durante la representación del amor en esos templos que son las habitaciones, los altares que son las camas, las hostias que son los cuerpos, pero sobre todo en algo más terrenal que la experiencia divina del sexo: en las calles de las ciudades que son los corazones.

José Luis Dávila también habita en  http://entreparentezis.blogspot.com/

Diluvio de Metales

Posted on by Átomo Durán. Posted in Bibliorock, Neotraba | 1 Comment
Provocaré Un Diluvio de Arturo J. Flores - Imagen cortesía por Daniel Carpinteyro

Provocaré Un Diluvio de Arturo J. Flores – Imagen cortesía por Daniel Carpinteyro

Por Daniel Carpinteyro

Provocaré un diluvio, de Arturo J. Flores, logró en el suscrito lo que pocos libros: que me rompiera la cabeza alrededor del problema del género literario, ese rollo ya más cuestionado que los documentos del Mar Muerto, más sobado que el bigote de un exégeta. Un debate con visos de trifulca surgió en mi cabecita: que si la unicidad de cada texto es sacrosanta e irreductible. Que cómo crees, que de pensar así caeríamos en un vacío letal para la teoría literaria y ni el Chapulín Colorado podría salvarnos. Que, eso sí, no es tarea fácil acometer el trazo de nomenclaturas y fronteras. Que si la novela es una forma poética. Que si la novela se rebela contra su cuna burguesa. Que si el rock se pasa por los huevos todas estas consideraciones.

Tal vez alguien pensó:

Provocaré un diluvio. Provocaré que los reseñistas y críticos se rompan la cabeza pensando en el género de mi trabajo.¿Será una novela? ¿Un anecdotario? ¿Una colección de crónicas?  Y sí, tal vez los reseñistas se decantarán por “colección de crónicas”. Saldrán con su mamada de que no se percibe una progresión dramática, un ápex hacia el que se orienten los personajes y la diáspora situacional. Que a la mera hora no hay amarre, pues. Pero mi trabajo está bendito por el signo del Metal Pesado y las Mystica Girls.

 Tal vez alguien pensó:

Es una gran historia: Un joven periodista capitalino que acaba de pasar un truene es contratado como mánager por una banda de “cuatro chicas bellas que sabían exprimir lo mejor de sus instrumentos.Ellas tocan covers en laZona Rosa y son la fantasía de cuanto yuppie entra al Yuppie’s,  ¿Qué puede ir mal con esta historia? Es ganadora por default, ¿cierto? Incluso puedo resaltar mi nexo emocional con alguna de las chicas mediante una frase estilo: “Todos esos acólitos de la bajista, creadora y líder indiscutible de Mystica, ni siquiera se imaginan quién es el dueño del corazón de Jane (…) El mandamás del corazón de Jane habita en la puerta de mi refrigerador, sujeto con el imán que compré en mi viaje a Nueva York. En la fotografía aparezco yo…”.  Oh, sí que puedo escribirlo. Eritrocitos concentrados, bitácora presta, a medio camino entre el testimonio y el protagonismo. Conciertos de Iron MaidenPaul Di AnnoOpethMetallica y Ammon Amarth. Un joven periodista capitalino cuyos entrevistados en la revista Gótica se pasean con su revista Gótica por el resto de sus vidas, exhibiendo su entrevista a la menor provocación. Puedo intitular algunos capítulos con frases como ésta:“Donnington”. Cómo es el metal en el primer mundo.

Estas consideraciones pudieron o no haber concurrido durante la escritura de Provocaré un diluvio. Yo no soy adivino ni quiero incurrir en la Falacia Biográfica ni aún a la hora de comentar textos autobiográficos. Tampoco quiero dejarme seducir por la Falacia Intencional y ponerme a especular con los motivos del autor. ¿O acaso ya lo hice?  ¿Por qué ha dejado “Delete” de responder en mi teclado?

Vayamos pues a lo que tenemos en el texto:

¿Treinta y un capítulos o treinta y un crónicas? Va mi apuesta: treinta y un crónicas. Y un epílogo. Cada una con la correspondiente fecha y lugar donde fue escrita: Acolman, Estado de México, 27 de marzo del 2009”. “Leicestershire, Inglaterra, 17 de junio de 2009. Marcador incuestionable de la crónica,  género periodístico por excelenciaCrónica amarilla, para ser más exactos, por el nivel de subjetividad e involucramiento del enunciador.  No sé si necesariamente estemos ante una novela, pero sí ante una sucesión de crónicas escritas entre el 10 de enero y el 8 de septiembre del 2009. Existe una correspondencia no fortuita entre el número de crónicas y los treinta y un años cumplidos del narrador: coherencia simbólica.  Dichas crónicas parecen escritas inmediatamente después de los acontecimientos, así que uno pueda degustarlas frescas, vivitas y coleando. Algunas, hay que decirlo, caen al paladar un poco más crudas que otras, y por “crudas” no me refiero a la crudeza de los hechos, sino a la ocasional falta de prolijidad prosísticaLa chica comenzó a suspirar, y cuando lo miró caminar, simplemente se sintió desfallecer. ¿Pues qué pasó con esos correctores de Tierra Adentro? Otros pasajes no temen al lugar común: Sofía sí ha perdido la conciencia; no sólo tiene esos colmillos de porcelana de vampira, sino que sus hábitos son todos como los de los no-muertos, duerme de día y vive de noche. ¡Pácatelas!

En muchas otras partes urge una buena poda, cuando no un replanteamiento a fondo de las oraciones.

         Ahora que si nos dejamos de remilgos sintácticos y estilísticos y nos volcamos al plano del contenido, no puede negarse que de vez encuando relucen párrafos argumentativos cuyo logro es decoroso: por ejemplo, cuando se discurre sobre los gays en la escena del metal, o sobre el debate entre los términos tribu urbana y cultura periférica, o sobre el machismo imperante en público rockero, o incluso sobre la solidaridad como valor y necesidad en el ámbito del arte underground.  Y eso sí que constituye un buen agregado: la toma de posición ante una serie de fenómenos que permean la escena del rock subterráneo nacional. Eso infunde contenido y sustancia a lo narrado, al grado que se extraña un poco más de esas disquisiciones, viniendo como vienen de un entendido en la materia. De pronto uno se descubre preguntándose:

¿La escena subterránea lo es por elección propia o por marginación? Las Mystica Girls desean tocar en elVive Latino y hasta en el Wacken Open Air, al igual que la mayoría de las bandas subterráneas. Entonces, ¿Existe una doble moral en asumir el undergound como un credo? ¿Pueden los creadores asumir el undergound como una etiqueta de paso en lo que se llega al estrellato?  ¿Es el underground aquello que no podemos en ver en Pendejit o en MTV? ¿Vale considerar en los mismos términos el “undergound de salida” –propuestas ya desfasadas, hiper regurgitadas, superadas- que el “undergound de entrada” –eso que ni nombre tiene aún,  cuyos vislumbres en los márgenes están en el proceso de ganar definición, pero que ha conseguido con su novedad buenas probabilidades de desplazamiento hacia el centro? Pero bueno ¿qué no para eso sirven las segundas ediciones?

Tal vez alguien pensó:

Provocaré que mis lectores consideren el Metal un problema conocimiento. ¡Edúquense cabrones!

O tal vez después de todo nos encontramos ante una hagiografía, el registro de vidas santas, ese género olvidado en la bruma de los tiempos, esa cátedra de caracterización de personajes, sólidos e imponentes como catedrales discursivasCuatro mujeres que han abrazado el heavy metal como oficio y senda, propagando su evangelio musical lo mismo en bares de caché chilangos que en poblaciones minúsculas donde nunca se ha tocado en vivo rock pesado. Santas que se convierten en seres tiernísimos cuando van a las tocadas de sus novios. Santas que defienden la dignidad de su agresiva música, afirmando:

El metal no es un enchílame ésta.

Y en esa dimensión, nos encontramos ante personajes conmovedores a quienes un mayor dibujo caracterológico hubiera conferido memorabilidad. Pero, como indican los cánones de la nemotecnia, lo memorable debe, por principio, diferenciarse de lo corriente.

 Sírvase, apreciable lector, revisar este trabajo de Arturo J. Flores y sea tan amable de aclararme si me hice más bolas de las necesarias.

 Párrafo áureo:

La corbata es una espada de tela. Sólo por traerla la gente se atemoriza y le abre el paso a los trajeados. Los creen gente decente y bienhechora. Y algunos sólo son una partida de imbéciles. Migraña, que todos los años viaja al festival alemán de Wacken, tiene el plan de realizar un concurso para que una agrupación mexicana pueda presentarse en aquel escenario. Y no necesita corbata para organizarlo, sino todo lo contrario.

Pregunta del reseñista: ¿Qué es “todo lo contrario” de una corbata?

Arturo J. Flores: Provocaré un diluvio. Fondo Editorial Tierra Adentro. México, 2011

Viendo: Hush Hush… Sweet Charlotte

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Oh Jesus! | Leave a comment
Portada de Hush... Hush Sweet Charlotte, cortesía de David Ullhman

Portada de Hush… Hush Sweet Charlotte, cortesía de David Ullhman

¡Hush hush!…

Por David Ullhman

Antes de continuar con esta entrada quiero agradecer de manera breve y muy sexy a neotraba.com y en especial a Óscar Alarcón Travolta por incluirme en tan hermoso proyecto que he intentado seguir por ser una revista cultural que desde sus inicios ha atraído mis hermosos ojos. Sin más que decir, porque no sé qué más decir, gracias!

ejem ejem.

Cálmate… Dulce Carlota, es el nombre en español de tan fabulosa película interpretada por Bette Davis (All about Eve), a quien respeto y admiro mucho, Olivia de Havilland y Joseph Cotten, dirigida y producida por Robert Aldrich en 1964.

No quiero alabar mas a Bette Davis, pero sucede  que en cada película que la veo me deja impresionadisisisimo, con la boca abierta, los ojos de plato y con muchas imágenes dando de vueltas en mi cerebro. Aún no puedo explicar exactamente la sensación que me produce esta película, pero eso no es lo que quiero hacer, lo que quiero hacer mis queridos hijos, es conducirlos a que se dejen llevar de la mano de tan fabulosas actuaciones, pues no solo Davis es fabulosa, no no no no, ¡todo el elenco!, desde la prima quien es uno de los mejores personajes malvados que he visto, hasta la sirvienta quien juega un papel muy importante que explicaré más adelante.

El argumento: Una mujer loca que no está loca, pero que al parecer sí está loca. Es una historia que se podría pensar como una novela policíaca, donde nosotros como espectadores nos convertimos en testigos y detectives de un juego en el que el misterio, que no se considera misterio hasta más avanzada la película, nos engancha en un movimiento elíptico –pausa-

-la elipsis es, en el cine, esta figura en la que se nos da cierta información y en base a ella inferimos o deducimos cosas, por ejemplo: la escena de una mujer atravesando la calle al mismo tiempo que un carro da vuelta, segundos después la mirada de los transeúntes se dirige a un punto y corren a él. En una nueva escena ella despierta en una cama de hospital ¿qué fue lo que pasó?, probablemente tuvo un incidente con el automóvil que daba vuelta. Esta inferencia se comprende de manera más clara entendiendo el demás contexto-

-quitar pausa- en el que vemos una secuencia de escenas que parecen bastante claras y entonces damos por hecho en base a este gancho elíptico más de la mitad de la película hasta que aparecen datos que no cuadran.

Portada de Hush... Hush Sweet Charlotte, cortesía de David Ullhman

Portada de Hush… Hush Sweet Charlotte, cortesía de David Ullhman

La manera en la que podríamos concebir esta película es como un gran rompecabezas donde Robert ha escondido las piezas principales y que, ya que pensamos que tenemos todo armado y creemos adivinadas esas piezas nos muestra unas que modifican totalmente la imagen. ¿Qué es lo que provoca este efecto? ¡Que al verla por segunda y tercera vez nos encontremos con la misma historia desde una perspectiva totalmente distinta! Oh Jesus Crist!

En esta ocasión, los personajes y las relaciones afectivas, así como los juegos sentimentales son de tal importancia que no hay que perder de vista los diálogos entre unos y otros.

A pesar de que mi personaje favorito es claramente Charlotte, el personaje de la sirvienta, interpretado por Agnes Moorehead es muy atractivo, es un catalizador. Así como Mushu para Mulán, Archimedes para Merlín, Sebastián para Ariel (todas películas de Disney), todos estos son personajes catalizadores, que saben todo el guisado misterioso que se cocina y los ingredientes exactos de la receta. Por ello, aunque su participación es breve, es una participación muy importante para el desarrollo de la historia el de Vilma, la sirvienta.

Me despido esperando que puedan ver esta hermosa película nominada a 7 premios de la academia (dato no muy importante) y que san Aldrich dejó para que descubramos sus enseñanzas.

Les dejo el tráiler para que se les abra el apetito.

Nota: “Hush” es el equivalente en español a “Chst” , es decir, lo usamos cuando queremos callar a alguien, por ejemplo:  “¡chst! ¡Estamos viendo una péli!, Gracias a Eduardo Rodríguez por la detallada explicación.

Nota dos: Les recomiendo las salchichas al mi

croondas durante un minuto, cortadas en rebanaditas con mucha salsa y mayonesa para acompañar la película.

Nota tres: Nunca le hagan eso a sus parientes jajajja, los amooooooo pasionalmente!!!

David Ullhman también habita en: http://davidullhman.wordpress.com/

La leyenda del santo bebedor: Joseph Roth

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Palabras para el Ocio | Leave a comment
Portada de La Leyenda del Santo Bebedor de Joseph Roth, cortesía de Marina Gavito

Portada de La Leyenda del Santo Bebedor de Joseph Roth, cortesía de Marina Gavito

Por Marina Gavito

¿Qué podemos esperar de un país como Ucrania? Durante mucho tiempo fue parte de la desaparecida Unión Soviética, ¿qué tipo de literatura debemos esperar de un lugar así?

Y aunque a principios del siglo XX, Ucrania no era un país, Joseph Roth, desterrado en París, produjo una narrativa que ha sido redescubierta y le ha dado un lugar como uno de los más extraordinarios narradores a nivel mundial.

La leyenda del santo bebedor es su última novela, publicada poco después de su muerte en 1939, una novela breve, que poco le falta para ser considerada un cuento. Ideal para adentrarnos en la literatura si es que se está en las primeras expediciones.

París es el lugar en donde se desarrolla la historia, visto con los ojos de un hombrecito patético que intenta cumplir una promesa; el alcohol es el enemigo de Andreas, un vagabundo que se ataja en los puentes de esa ciudad mientras intenta sobrevivir el invierno. La promesa ha sido hecha a una mujer llamada Teresa de Lisieux, doctora de la iglesia y patrona de las misiones la cual debe ser cumplida un día domingo en la iglesia de Sainte Marie des Batignolles.

El vino es sacro debido a los milagros que Andreas obtiene en sus andanzas por las calles de París, mientras gasta el poco dinero en beber; además están los favores de la santa, una curiosa mezcla de lo pagano y lo religioso que juega con la vida de este hombre para llevarlo por diversos caminos, desde encontrar viejos amigos, pasar una cómoda noche en un buen hotel, despilfarrar el poco dinero que le queda en un mal hotel y en un bar, hasta tener un incipiente romance.

Una narrativa sencilla y atrayente es lo que hace tan trascendente e interesante este texto, en pocas páginas tenemos un mundo muy bien construido, articulado, creíble, algo propio de un buen escritor.

Esta obra fue concebida por su autor como una sátira y así lo es ya que en ella podemos encontrar como un hombre actúa de formas absurdas ante la presencia de dinero, podemos ver como se cae, se engrandece un simple mortal ante una nimia cantidad de poder.

 

Marina Gavito también habita en http://www.marina-lasnoches.blogspot.com/