Guadalupe Plata.


Guadalupe Plata, banda que mezcla el blues, rock, jazz, la psicodelia e incluso el flamenco, escribe Eduardo Hernández (aka Dr. Sigue leyendo

Una relectura de Diderot.


Juan Manuel Aguilar Antonio escribe sobre uno de los libros de Diderot: Pensamientos filosóficos, y sobre las nuevas interpretaciones a este Sigue leyendo

Tetris.


Israel Rosas nos presenta una reflexión sobre el amor: ¿cada uno saca sus patologías para empatarlas con las de alguien más como en el juego de Sigue leyendo

Entrevista a Edgar Borges.


Edgar Borges, autor de El olvido de Bruno, platicó con Óscar Alarcón sobre el lenguaje, las enfermedades y la literatura en su nueva Sigue leyendo

She Wants Revenge.


She Wanted Revenge es una banda de influencia bastante marcada por el darkwave, post punk, de la cual Eduardo Hernández nos habla este Sigue leyendo

En dos momentos.


Iván Gómez escribe una ficción este domingo: es Puebla y su centro histórico, la ciudad que debemos recorrer para Sigue leyendo

Kazuo Ishiguro gana el Premio Nobel de Literatura 2017.


El escritor Kazuo Ishiguro ha ?sido galardonado con? el Premio Nobel de Literatura 2017 por su obra, que comprende siete novelas y un libro de Sigue leyendo

Nuestra tierra: el idioma.


Seguir las reglas de gramática y ortografía no debe confundirse con seguir una religión y creer firmemente en lo que ésta diga, escribe Iván Sigue leyendo

Fragmentos del sismo.


Iván Gómez escribe una crónica sobre el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017 en Sigue leyendo

Sekta Core.


Sekta Core fusionó el ska con rap y hard core, una banda mexicana que impresionó a Eduardo Hernández y que golpea tan fuerte con un madrazo en la Sigue leyendo

Neotraba

Las Jambas

Posted on by Oscar Alarcon Posted in El Enyesque, Neotraba | 1 Comment
Palmera con helecho, foto de Antonio Arroyo Silva

Palmera con helecho, foto de Antonio Arroyo Silva


Por Antonio Arroyo Silva

(Yo que tengo la manía de arrimar las palabras a otros sentidos, he decidido que, como la palabra “enyesque” hace alusión a comida entre horas, es decir, antes de la cena (sobre todo), entonces debe hincar su diente en otras viandas que no sólo sean alimento del estómago, sino también de los sentimientos, los sosiegos y desasosiegos que asolan o enriquecen la razón misma de la vida. A veces mejor alimentar eso que llamamos espíritu con el ejercicio de la mirada para comprobar que ésta no sólo está en los ojos (ni en el estómago), sino en los demás sentidos físicos, que la literatura y el arte nos demuestran que superan el número de cinco. Pero, claro, siempre sin olvidarse que el hambre ronronea como la gata de esta historia. Así que tengan un buen enyesque mientras enyescan).

No dan abasto las jambas de la ventana para abrirse a tanto milagro de la primavera. Tienen una escocedura en su cuerpo que sostiene esa parcela del cielo  adherida a los sonidos de las palabras cuando canta el mirlo con  voz metálica.

Es un milagro estar en el desierto y sentir su punzada llenarse de muerte para crear vida. Un milagro: no estar dormido para ver cómo sangra la araucaria y cómo el helecho hace el amor con la palmera. Vampiro succionando la savia en la desolación aparente. Ese helecho procaz da lecciones de vida. Ha hundido sus raíces en el corazón de la támara y encuentra una dulzura aun más honda que todos los discursos. O acaso las palabras necesiten ser helechos o palmeras para olvidarse que existen, y ser la esencia del amor. Por eso respirar este acto es  un trallazo que la luz trae al pensamiento. No una magdalena, sino la leche que escurre entre los labios en la acción misma de amar.

Hoy miraba el pinar sobre la meseta, apenas cabellera más allá de los riscos. Una nube sedosa daba aliento a esa lejanía. Mas el cielo está limpio aun subiendo al marasmo que trae maresía al sopor de las cuatro de la tarde. Nada hemos perdido, todo está en su lugar. A la gata la atropelló un automóvil. Le rompió el espinazo. Ahí está, luchando por la vida, incluso sin saberlo. En un rincón del patio, se acerca mansamente a un matojo de yerba y selecciona la hoja salvadora, ésa que le dará aliento para acercar su hocico al cuenco de agua. No maúlla, no la eriza el dolor o el miedo. No saber quizás sea la eternidad del instante, no saber que así y todo el próximo mayo vendrá otra camada para estar siempre ahí ajada en el yerbajo de la contemplación, sin objeto, sin prisa.

Sin embargo, hace un año, mi gata tuvo un desasosiego humano: lloraba como una niña cuando su compañero fue a alimentar a la palmera. Y el helecho introducía su lengua verde por el escote del tallo. ¡Qué inmenso devaneo sobre los huesos felinos! Oh hambre que succiona la ausencia cuando el amor llega a su clímax, ¿por qué le hablaste a mi gata del abandono? ¿Por qué tuve que mirar a mi gata con pena?

La Practica Vital

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Escritos Críticos, Neotraba | Leave a comment

Por Jorge Majfud

No pocas veces he escuchado que la desventaja de estudiar un nuevo idioma consiste en que si luego no se usa, se pierde. Esto es técnicamente impreciso, ya que perder la habilidad de usar un conocimiento no significa necesariamente que uno ha olvidado todo o lo necesario. De hecho, ocurre lo mismo con nuestra propia lengua materna. En nuestra memoria hay decenas de miles de palabras (podemos verificarlo con sólo abrir un diccionario), pero usamos apenas una fracción. Es sólo un ejemplo, ya que el problema no radica en las cantidades sino en la calidad. Según algunos estudios realizados con estudiantes de mi propio país de origen, las nuevas generaciones de estudiantes usan apenas quinientas palabras, lo cual resulta paradójico considerando los nuevos medios escritos de la Era digital. Paradójico, no inexplicable: no se puede salir ileso de tanta habilidad para el manejo de emoticones y otras pobrezas y perezas intelectuales, tan propia de la cultura del “clic”.

Claro, hay que respetar los cambios de las nuevas generaciones; generación que no cambia es generación perdida. Pero tampoco se puede adular a las nuevas generaciones dejando de señalarles, de forma cómplice y cobarde, todo lo que han perdido de forma inadvertida porque probablemente nunca lo conocieron. Al menos que se demuestre que sólo aquel hábito antiguo de leer antigüedades de trecientas paginas (de papel, ¿por qué no?) de algún genio de la historia, es un ejercicio inútil y anacrónico. Entonces el poder del mundo seguirá concentrado en las manos de aquellos pocos que salen de las mejores universidades, reductos y bastiones de la “antigua” cultura escrita, mientras el resto se limitará a otro rol tradicional: a su función de consumidores de novedades.

El viejo latiguillo de “una imagen vale por mil palabras” es harto más popular pero no menos cierto que su contrario: “una palabra vale por mil imágenes”. No sólo para el pensamiento abstracto y para las emociones más profundas. También lo vemos todos los días en la prensa:

las imágenes, con esa falsa aureola de objetividad, son casi siempre esclavas del texto que la acompaña, del discurso que dice quién es el villano y quién el noble en esa guerra, en esa gresca callejera, en esos niños muriendo de hambre. En esos casos, qué grotesco resulta escuchar “las imágenes hablan por sí solas”.

Aprender suele ser un placer, pero cualquier aprendizaje serio implica un gran esfuerzo. Si no lo fuera, el mundo sería casi perfecto y ningún título, ningún reconocimiento y probablemente ninguna habilidad tendría algún valor social, como una medalla en un torneo olímpico vale por la discriminación que representa. Claro que no todo conocimiento ni toda habilidad significan un avance para la humanidad. Por ejemplo, la estupidez tampoco es algo innato. Nadie encontrará un niño estúpido de dos años de edad. Es decir, la estupidez también es una habilidad que se adquiere luego de un entrenamiento esmerado.

Los idiomas, entonces, no son el único caso que requiere cuidado para crecer y mantenerse. De la misma forma que se aprende cualquier disciplina, incluida aquellas que requieren entrenamiento físico, también se pierden muchas otras habilidades y muchos conocimientos cuando no se usan. Mucho mas rápido se desinflan los músculos de un físicoculturista que las palabras exóticas que aprendemos en un viaje de turismo.

He estudiado matemáticas durante muchos años en la educación formal de mi país e, incluso, por unos pocos semestres fui profesor de matemáticas (al tiempo que, no sin paradoja, mi principal trabajo era resolver problemas prácticos en las obras de construcción) antes de abandonarlo todo por la literatura. Claro, abandonar también es un verbo impreciso. Todo está ahí. Sin embargo, mis habilidades para resolver ecuaciones integrales o diferenciales, que en algún momento de mi vida fueron un ejercicio fascinante, han disminuido de forma sensible. Un día me puse a refrescar algo de ese conocimiento y me di cuenta, no sin dificultad, que la ciudad de los altos muros no había desaparecido, estaba en algún lugar de mi memoria, pero un poco o bastante enterrada. O quizás esa habilidad que antes servía para resolver ecuaciones o cálculos estructurales que ahora hacen las computadoras, se ha dedicado a influir en mi vida de alguna otra forma insospechada.

De cualquier forma, sabemos que lo mismo le ocurre a un deportista. El cerebro es, al fin y al cabo, un músculo. Un músculo grasoso que consume casi un tercio del oxigeno total del cuerpo. No sabemos si ahí radica el espíritu, el alma y toda la actividad emocional, aparte de la intelectual, pero seguramente es la estación central de todas estas experiencias vitales.

El juego de perdidas y ganancias también ocurre con los sentimientos y emociones más complejas y con las más básicas y elementales, como el amor y el odio, la tristeza y la felicidad.

Una vez un profesor amigo en Estados Unidos me vio preocupado y luego que vagamente le referí los motivos (el mundo, mis propias incertidumbres sobre el futuro) me advirtió lo siguiente: uno siempre tiene problemas y, claro, lo mejor es tomarlos en serio y resolverlos. Para un problema no hay nada mejor que una solución. Pero luego, si uno vive en un permanente estado de preocupación o infelicidad, una vez cuando uno ha resuelto aquellos problemas que alguna vez lo preocuparon, no alcanza a advertir que lo ha hecho o, peor, es incapaz de ser razonablemente feliz, ya que ha perdido el entrenamiento o la sabiduría necesaria para serlo. Uno aprende a no ser feliz y luego, como un idioma materno, es más difícil perder esa perspectiva. Aun así, tampoco es un aprendizaje irreversible.

Si uno no practica ciertos sentimientos, los pierde. No es imposible recuperarlos. Claro, es más fácil comprender esto que realizarlo. Pero comprender es, casi siempre, el primer paso.

Llevar la memoria (y ahora también la inteligencia) en la mano, no es algo que pasará inadvertido por el músculo intelectual, como no pasaría inadvertido para un campeón de tenis la sustitución de la cancha y la raqueta tradicional por el PlayStation. Mientras las universidades logran robots que se parecen cada vez más a los seres humanos, no sólo por su inteligencia probada sino ahora también por sus habilidades de expresar y recibir emociones, los hábitos consumistas nos están haciendo cada vez más similares a los robots.

Es decir, no sólo los idiomas que no se usan se pierden; las mismas habilidades básicas de ser seres humanos corren la misma suerte. En el primer caso es evidente porque siempre nos queda una lengua desde la cual observar la pérdida; en el otro no, porque una vez que se pierde la condición de ser humano no se puede advertirlo, como un robot no puede advertir que en realidad no es un ser humano, sin importar lo que diga, piense o sienta.

Jorge Majfud también habita en: majfud.org

Entrevista a Tres Tigres Sound System

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas, Neotraba | 4 Comments
Tres Tigres Sound System, Foto Jorge Durán para Neotraba

Tres Tigres Sound System, Foto Jorge Durán para Neotraba

Por Óscar Alarcón y Jorge Durán

Profética, Ciudad de Puebla

17 de agosto de 2011.

Óscar Alarcón. ¿De dónde surge la idea de hacer Tres Tigres Sound System?

Óscar Cantún. El proyecto lo hicimos entre mis colegas y amigos Daniel, Sergei Ramírez y yo. La idea inicio principalmente como un colectivo de diseño gráfico; hay muchos colectivos de ilustración, como El Comando, o Tripas y otros más en Puebla. Se trata de hacer diseño gráfico, dejar a un lado la cuestión artística, no del todo, pero sí hacer algo más formal y más trabajado.

Después, Sergei tuvo la idea de mezclarlo con música, proponerlo como un proyecto de diseño y de música, la cual sería de selecters, para ponerla en las fiestas. Si tú invitas a Tres Tigres Sound System, es para llevarte toda una propuesta visual y musical y armarte toda la fiesta.

En nuestra fiesta de presentación hubo carteles, visuales, escenario y DJ’s.

Jorge Durán. ¿Cuánto tiempo llevan planeando Tres Tigres Sound System?

Óscar Cantún. Lo comenzamos a planear en febrero de 2011. Y hemos tenido impacto en la propuesta musical. El plus de Tres Tigres Sound System es que si nos invitas a una pasarela, seleccionamos la música adecuada para ésta, o si se trata de un lounge o minimal, escogemos algo más tranquilo. Pero igual nos pueden invitar a una fiesta de reggae y únicamente pondríamos ese tipo de música. Ese es nuestro plus, la calidad y lo demás vienen implícitos.

ÓA. ¿Como diseñadores gráficos o como artistas, cuáles son sus influencias?

Daniel Azcatl. Para mí, una referencia mexicana es Vicente Rojo; me gusta su gráfica, se me hace muy simple, directa y sin adornos de más.

ÓC. La propuesta de Alejandro Magallanes me gusta, ya que no es bonita, pero sí bastante funcional, tiende a ser bastante grotesco.

Aunque me inclino más por la ilustración, tengo influencias desde Alex Pardi hasta Mathew Cooper —que es un actor sale en Mentes Criminales como el doctor Spencer— es un ilustrador muy bueno y también es muy grotesco. José Guadalupe Posada me resulta bastante atractivo.

ÓA. ¿Lo sientes cercano a ti?

ÓC. Sí porque proponía una gráfica muy grotesca, su obra estaba muy bien trabajada y al mismo tiempo encuentras sencillez; tuvo propuestas para trabajar en grandes periódicos pero le ponían muchas limitantes y por eso las rechazó, tanto así que murió en la pobreza total y casi lo entierran en una fosa común.

Óscar Cantú y Daniel Azcatl, de Tres Tigres Sound System, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Óscar Cantú y Daniel Azcatl, de Tres Tigres Sound System, foto Óscar Alarcón para Neotraba

JD. ¿Cuál es el mensaje que ustedes como Tres Tigres Sound System quieren dar?

ÓC. La reinvención, juntar a la música con el diseño. Si se dan cuenta traemos la idea de los Sound System jamaicanos, de lo que se trata es poner el ambiente en la calle para todo el mundo.

En Jamaica se escuchaba la radio, pero tenían que ocupar radios con antenas muy poderosas para captar las frecuencias de Miami; como es bien sabido Jamaica fue una isla de esclavos, entonces la marginación es bastante grande y no podían escuchar un disco, la radio o ir a un concierto. Por ello surgen los Sound System, que eran sistemas de sonido móviles en los que ponían música en las calles. Básicamente un DJ les ponía rock steady, dance hall, ska y ahí comenzó el reggae.

ÓA. ¿Como los bailes sonideros en México?

ÓC. Sí, esa sería la versión del Sound System.

ÓA. Acercar la música hacia lo popular, para impactar masivamente.

ÓC. Y convertirlo en varias escenas. En Tres Tigres Sound System también tenemos algo que se llama DivertiSet, que es poner música divertida; éste se pone en un punto específico de la fiesta, y pongas la música que pongas, todos van a bailar, como mezclar Mecano con cumbias de los Ángeles Azules.

Lo que intentamos es llevar la fiesta a todos lados, ofrecerles carteles, artes visuales y un escenario para que la fiesta tenga más presencia.

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

JD. ¿Qué tipo de música escuchan ustedes?

DA. Stereolab, Industrial; canciones muy tranquilas que me voy encontrando.

ÓC. Yo soy un poco más random, desde son jarocho, folklore chileno, hasta hardcore, post hardcore, dubstep, reggae, dub. Dentro de Tres Tigres Sound System tenemos raperos, skin-heads; a los DJ’s Grim y Perux —que les gusta el techno y el folk. Pero también nos gusta la música negra: el soul, ska, rock steady y dance hall. Eso es lo interesante de nosotros: todos somos diferentes.

ÓA. Entonces no hay discriminación. En muchos de los colectivos generalmente tienen una estética predestinada y no se salen de ahí, ustedes no, están muy abiertos.

ÓC. Es parte del diseño gráfico, no te puedes quedar en un solo lugar, como diseñador debes estar abierto a todas las posibilidades.

JD. ¿Qué les motivó a realizar el colectivo Tres Tigres Sound System?

DA. Óscar y yo trabajábamos solos, andábamos dispersos, cada quien por su lado. Entonces quisimos hacer las cosas bien, empezar un proyecto y no nada más hacer diseño por hacerlo, y como los DJ’s son nuestros amigos, dijimos: “vamos hacerlo, a ver qué pasa, no perdemos nada”.

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

JD. ¿Cuántas personas integran Tres Tigres Sound System?

ÓC. Hasta el último conteo, somos 10 tigres.

ÓA. Son bastantes, ¿entonces por qué en el nombre nada más tres?

ÓC. Porque comenzamos tres: Daniel, Sergei y yo. Ellos son amigos desde la secundaria, Sergei y yo somos amigos desde hace un año, hemos formado una buena amistad entre los tres, y entonces dijimos que si siempre nos juntamos para la fiesta porqué no hacer algo mejor. Con el proyecto tenemos mayor justificación para diseñar, no es lo mismo hacer un diseño como me gusta a plantearte diversas problemáticas: “vamos a hacer un cartel para una tocada de rap” o “para un fiesta en Cholula”.

JD. ¿En dónde y con quiénes más han trabajado?

ÓC. Hemos estado en eventos en Musa, en el Arto Mode, en Mixmedia, y en Espacio también nos invitaron a selectear.

Además, tenemos a nuestro rapero Karma DHiluz, quien tiene eventos continuamente, él también nos promociona. Para la fiesta de presentación lanzamos un CD conmemorativo: Tres Tracks Tres Tigres, es lo que estamos promoviendo.

Carteles expuestos durante la presentación de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Carteles expuestos durante la presentación de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

ÓA. ¿Es de sello independiente o quién lo editó?

ÓC. El diseño es mío, exceptuando la tipografía. Trabajamos con tres DJ’s: Triple Mike de Tlaxcala, Le Rock, de Apizaco, y Revolver de Cholula, en la escena rap es muy conocido, muy underground.

JD. ¿Ustedes qué escena prefieren?

ÓC. Yo prefiero algo más conocido, el underground no me gusta tanto. Si quieres hacerla como diseñador no puedes ser underground.

ÓA. ¿Por qué decidieron estudiar diseño?

DA. Primero empecé como graffitero y después me metí a la pintura, el acrílico es mi fuerte, pinté cerca de dos años en la prepa, después me decidí por el diseño gráfico en lugar de artes plásticas.

ÓC. Desde muy joven tuve una educación artística, dibujo desde que tengo uso de razón, en mi casa siempre hubo libros de arte, ahí conocí a Van Gogh, Lautrec, Salvador Dalí; por otra parte también me gusta la psicología, entonces me pareció que el Diseño Gráfico podía ser la mezcla entre el dibujo y la psicología.

ÓA. Sabemos que Martha Vivar Cóyotl, quien se dedica a la fotografía, colabora con ustedes, ¿en Tres Tigres Sound System caben todas las expresiones?

DA. Nos gusta que no sólo seamos nosotros quienes expongan su trabajo, invitamos a los demás para que también formen parte, así fue como invitamos a Martha. El espacio está abierto.

JD. ¿Y cómo ha respondido la gente a Tres Tigres Sound System?

ÓC. Formalmente iniciamos el 12 de agosto de 2011. Ese evento fue como la fiesta de XV años de las niñas: “Órale, mija, ya estás grande”. Como se hacía antes, la presentamos en sociedad para el mejor postor o quien ofreciera más vacas, se casa con ella. Para eso fue la fiesta, no hubo lucro.

Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán

Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán

ÓA. Entonces ya tienen el proyecto, forman el colectivo, lo presentan y ahora, ¿qué hay más allá?, ¿cuáles son los objetivos a largo o mediano plazo para Tres Tigres Sound System?

ÓC. La idea es promocionarnos como diseñadores, tener una empresa que nos respalde, en la que nuestro trabajo esté funcionando, y por otra parte, en la cuestión musical que los DJ’s, puedan decir “somos Tres Tigres Sound System y traemos un buen show”.

Después, ganar dinero, porque está bien hacer las cosas por amor, pero éste es como una bolsa de pan, se acaba cuando no hay que comer. Debemos estar conscientes de que hay que comer.

También queremos Karma grabe para ofrecer otra variante, no sólo DJ’s; queremos traer música en vivo, rap en vivo, pero que sea más fresco, que salga del contexto, de la onda callejera, del ser malo, del “si me ves te golpeo”, romper con esos esquemas y enriquecer todo.

JD. Estos son los objetivos de Tres Tigres Sound System ¿y sus objetivos personales?

DA. Yo ser carterilsta, 90×60 es un chingo. Es un espacio muy padre.

ÓC. Quiero especializarme en ilustración, así como Daniel va a especializarse en cartel, yo pretendo ser ilustrador. Y dedicarme a la música, diseñar para bandas

JD. ¿Tienen algún despacho de diseño que les guste?

ÓC. Me gustaría trabajar con El ilustradero, aunque ¿por qué llegar a un lugar donde ya todo está establecido?, cuando tú puedes armar algo con tus propias ideas.

ÓA. ¿De qué les gustan los tacos?

ÓC. De tripa, de panzota y la barbacoa, incluso mi hermano y yo decíamos algo como “mataría a un borrego sólo para comerme las tripas”.

ÓA. Finalmente, ¿cómo definirían a Tres Tigres Sound System?

ÓC. Dinamita pura.

La Marrana Negra de la Literatura Rosa

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Bisturí, Neotraba | Leave a comment

Portada de La Marrana Negra de Literatura Rosa de Carlos Velázquez, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Portada de La Marrana Negra de Literatura Rosa de Carlos Velázquez, foto Óscar Alarcón para Neotraba

 
Ante ciertos libros uno se pregunta: ¿quién los leerá?
Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán?
Y al fin, libros y personas se encuentran.
André Gide

Por Mariana Añas

De extensión pequeña y con un contenido corto, La marrana negra de la literatura rosa, es un libro de cuentos que nos conduce por un mundo conformado por el realismo y la ficción.

En este libro, Carlos Velázquez nos presenta una manera diferente de narrar, con un lenguaje coloquial que rompe con los esquemas de una escritura formal, los personajes son libres en la trama y sus temas polémicos, extravagantes, y conocidos en su generalidad, lo que hacen de este libro una obra popular.

Pero no todo en este libro es miel sobre hojuelas; si bien las historias que plantea son conocidas por la gente, tienden a tener un camino común en la mayoría de los cuentos: inician con fuerza, el clímax atrapa por completo, pero es tan corto, que se pierde y termina rematándolo un final plano, muy escueto.

 

Otra característica es que las historias redundan mucho dentro del cuento, en la mayoría de éstos se plantea constantemente el problema central de la historia cayendo en un ciclo innecesario, como si recordarle al lector lo que lee fuera una herramienta necesaria y cómoda.

La redacción de Velázquez —de ideas breves, separadas con un punto— complica el buen desarrollo de la trama e incluso hay momentos en los que esta redacción confunde, pues los diálogos se entrecruzan; además, Velázquez llega a perder un poco el control de la historia cuando desvía la atención por un momento del personaje principal y la traspasa a otro personaje que quizá no tiene relevancia; y aunque la historia se recupera, se pierde fuerza y cohesión dentro del cuento.

Si bien La marrana negra de la literatura rosa forma parte de los libros que rompen esquemas y que se vale de humor negro y ácido; también vale la pena mencionar que es un libro con altibajos, con elementos muy rescatables y de los cuales bien se podría desarrollar una historia más acertada.

A pesar de sus 4 publicaciones —la primera en 2004— Carlos Velázquez es un escritor mexicano en ciernes en la literatura.

Poeta, cuentista e ilusionista nato, Velázquez desenmascara la literatura rosa y la hace suya, la trabaja y elimina cualquier elitismo en ella.

La Marrana Negra de la Literatura Rosa de Carlos Velázquez, Sexto Piso, México, 2010.

CMYK

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Guajolote Vengador, Neotraba | 3 Comments

Por Óscar Alarcón Travolta

:Cian

Contrasta con el amarillo. Sostén. Me detienes. Me sostengo y me detengo en ti. Me gusta ver adentro y congelar mis manos. Me detengo a pensarte y te siento. Te escapas ligera. Mueres por quedarte. Y deseo entrar en el azul que tienes como piel, en tu melancolía cotidiana. En tu mirada. Me reflejo.

:Amarillo

Oro clavado en el corazón del hombre que se desangra. Y se detiene. La gota que inunda el ser. Tiene tu estatura, y mide lo mismo que tú: el infinito lejano viene llegando. Te deseo —muerte pequeña y convulsa— con los ojos abiertos. Distante.

:Magenta

Me repito y desdoblo. El recorrido por tu piel. Me disperso, me transformo en átomos y me escondo en el granate de tus palabras, en los ahogados gritos que nunca has liberado. Tus muslos son laberintos cuya salida está en su techo. Tu espalda es un corazón de punto y aparte, que enloquece cuando lo llamo. Me-moria.

:Negro

Sombra de viernes —vienes— guardada en el sillón donde te escribo. Es una ínsula esférica de tu cuerpo. Desnuda con los ojos. Son tus manos una casa que me hace regresar a un recuerdo. Me atrapas y de luto me cierras los ojos cuando no estás.

Ubik: Philip K. Dick

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Palabras para el Ocio | 1 Comment
Portada del libro Ubik, de Philip K. Dick, imagen por cortesía de Marina Gavito

Portada del libro Ubik, de Philip K. Dick, imagen por cortesía de Marina Gavito

Por Marina Gavito

Philip K. Dick, es uno de los escritores de ciencia ficción más reconocidos del siglo pasado, narrador estadounidense que falleció en 1982, autor, entre otros libros, de Sueñan los androides con ovejas eléctricas, El hombre en el castillo y Ubik.

En este último libro, la vida después de la muerte se hace posible en el mundo futurista creado por K. Dick, un lugar en donde si se cuenta con el dinero suficiente, después de morir se le puede conectar para que sus familiares puedan conversar con usted y pedirle consejos, mientras su mente está en un extraño limbo y su cuerpo es puesto en una cápsula para poder mantenerlo en semivida. Glen Rucinter visita a su esposa para consultarla, la energía que le queda a ella es poca, y su conversación se interrumpe por un joven que también ha muerto y se encuentra conectado.

Rucinter maneja un empresa que se dedica a localizar personas, que tienen poderes mentales especiales, desde la telequinesis o hasta regresar y modificar el tiempo a su gusto; como es el caso de una chica llamada Pat, reclutada por Joe Chip, un hombre que ha caído en la ruina y que se dedica buscar talento Psi —forma en la que llama a lo psíquicos.

Pat es contratada para trabajar con Roucinter, en ese lugar encuentra a otros Psi que tienen diversas habilidades, como la precognición o la posibilidad de leer la mente, y deciden hacer un viaje a la luna acompañados del dueño de la empresa. Un accidente en el viaje cambia todo y los psíquicos se encuentran con que el jefe ha muerto.

Al regresar a la tierra hallan que sus compañeros se han convertido en una especie de momias en unas cuantas horas, los objetos retroceden en el tiempo, pasando de su época actual a su versión más primitiva. Chip entra en una batalla literalmente contra el tiempo para salir de la ciudad y llegar a los funerales de Roucinter. Mientras, los constates anuncios de “Ubik” se hacen presentes a cada paso.

Al llegar a su destino Chip encuentra a los pocos compañeros que sobrevivieron a las misteriosas muertes, pero se encuentran en un mundo más viejo que el suyo, el cual se prepara para asistir al funeral del jefe. Poco después de las exequias, las misteriosas muertes continúan y los aparatos, objetos, lugares, personas siguen en regresión temporal.

El misterio se resuelve de una manera abrumadora, la novela se caracteriza por una sensación de soledad, frialdad y gran tensión. Entre cada capítulo encontramos comerciales que nos ofrecen “Ubik”, como un producto increíble que va desde un café hasta un rastrillo. Nos encontramos con ciencia ficción que no trata de extraterrestres o robots sino de realidades, muerte, poderes mentales y regresiones.

Novela ágil, entretenida que toca las fibras sensibles de las personas al tratar el tema de la vida después de la muerte, lo que nos lleva a preguntarnos ¿cuál de los personajes murió? ¿En qué realidad están? Y más importante: ¿Es real su realidad?

K. Dick, Philip. Ubik. Ed. La Factoría de Ideas. Madrid, 2006.

Marina Gavito también habita en: http://www.marina-lasnoches.blogspot.com/

Efrain Bartolome

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba | 3 Comments

Mi mañana con la noticia de Efraín  y Guadalupe

En la mano izquierda su reloj Omega Speedmaster Professional que le robaron y que le acompañó por casi cuarenta años Efraín Bartolomé, 2008 ®Borzelli Photography

En la mano izquierda su reloj Omega Speedmaster Professional que le robaron y que le acompañó por casi cuarenta años Efraín Bartolomé, 2008 ®Borzelli Photography

Por Pascual Borzelli Iglesias *

Distrito Federal, México, jueves, 11 de agosto del 2011. Anoche tuvimos la oportunidad de saludarnos, de compartir un abrazo y de participar en un hermoso recital poético con Claudina Domingo y otros poetas.
Los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo Balam Rodrigo en la mesa y en la parte superior derecha Efraín Bartolomé, Guadalupe de Bartolome, su esposa, de blanco Juan Domingo Argüelles y su esposa Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo Balam Rodrigo en la mesa y en la parte superior derecha Efraín Bartolomé, Guadalupe de Bartolome, su esposa, de blanco Juan Domingo Argüelles y su esposa Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Efraín Bartolomé, Guadalupe de Bartolome, su esposa, de blanco Juan Domingo Argüelles, en primer plano Al fondo los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo Balam Rodrigo Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Efraín Bartolomé, Guadalupe de Bartolome, su esposa, de blanco Juan Domingo Argüelles, en primer plano Al fondo los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo Balam Rodrigo Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Al fondo los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo, Balam Rodrigo y Efraín Bartolomé Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Al fondo los escritores Luis Felipe Fabre, Lobsang Castañeda, Claudina Domingo, Balam Rodrigo y Efraín Bartolomé Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta, DF, ®Borzelli Photography

Hoy, temprano, por la radio escucho a Emilio Álvarez Icaza, está leyendo un escrito de una persona, de esas que los federales niegan siempre y que son señaladas como delincuentes sin que nadie diga ni haga nada, de forma pausada, dando el peso de cada palabra y frase, Describe la violación que sufrió, es uno más de los ataques del régimen de Felipe de Jesus Calderón Hinojosa, reconocido como titular del ejecutivo federal de los Estados Unidos Mexicanos, contra sus compatriotas. Él es el comandante supremo, a quien tienen que obedecer las policías y fuerzas armadas de nuestra dolida patria.
Tengo que bajar, mover el auto para llevar a la madre de mi hija, pareja de casi toda mi vida a su trabajo. Sé que debo estar listo, preparado para la diaria agresión de la policía y secuaces.
Vivo en la que llaman la Ciudad de vanguardia, en esta ciudad de la prohibición: no fume, no tome, no camine, no salga, no tenga relaciones sexuales, no solicite audiencias a los mantenidos del gobierno; me encuentro donde sólo está permitido lo que sus burócratas quieren y determinan.
No escuché toda la lectura de Emilio. Tampoco quien la mandó y firmó.
Bajo, me alcanza la madre de mi hija. Está desencajada. La veo, la escucho, dice que agredieron a Efraín, me dice Efraín Huerta, a quien conocí por mi hermano, otro poeta, le digo que no puede ser. Que él murió hace tiempo. Me repite que sí, que violaron el domicilio de Efraín, que no recuerda el apellido, pero que era Efraín.
No arranca el carro, premonición de lo que vendría. Pido prestado a un vecino su auto y la llevo. En el camino voy pensando a quien conozco con ese nombre y en un alto, le digo Efraín Bartolomé, lo repite y lo repito, le digo que anoche estuve con él. Un vacío doloroso en mi estomago.
Me dice que si, que es Efraín Bartolomé. La dejo y regreso al domicilio.
Me subo al carro de ella y me traslado a la colonia Condesa a una reunión con la poeta Ester Ortega y a saludar a los pintores Arturo Rivera y Raúl Navarro.
En el camino voy pensando cómo corroborar la noticia, me comunicó con los poetas Hernán Bravo y no sabe nada y llamo a Marco Antonio Campos, que ya había salido a la universidad y no responde; por último a José Ángel Leyva, que se encuentra en una reunión de trabajo, atrabancadamente le comento la noticia y me dice que me llamará en un momento y nos desconectamos. Casi de forma inmediata recibo su llamada, me dice que no sabe que investigará y se comunicará conmigo.
Me encuentro con los amigos, les saludo, apenas les puedo comentar la noticia. Llega Ester y le digo lo que sucedió. Llamo a otro gran amigo, el periodista José Luis Martínez, le comienzo a explicar el motivo de la llamada y me interrumpe, dice y contesta con indignación que es cierta la información, pero que a Efraín no le pasó nada.
Quiso decirme que estaba ileso, que no habían recibido, él ni su esposa, agresiones físicas, así lo entendí.
Quedé pensativo y concluyo: Claro que les pasó.
Lo violaron junto con su esposa, lo insultaron, lo agredieron, lo agraviaron, lo humillaron, le destruyeron su domicilio y le robaron. Pero eso no es nada donde reina el imperio de la muerte, el de los asesinatos. Es el imperio de la paz y tranquilidad de los sepulcros.
¿Quién nos pude decir, con autoridad moral y ética, que no es el propio régimen federal de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa el que lo hace?
Vienen a mi pensamiento los grupos armados, la temible Triple AAA, argentina, la de los brasileños, la de los uruguayos, la del Paraguay, y tantos otros, que tenían los regímenes militares más abajo del Usumacinta.
¿Quién podrá afirmar que la bomba en el Tecnológico de Monterrey no la armó y colocó el propio régimen de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa?
Regreso a casa, tengo que comunicarme con el secretario de seguridad publica del gobierno del Distrito Federal, Manuel Mondragón y Kalb, porque hace más de un año sus empleados, ningún eufemismo de servidor público, unos burócratas de la policía me agredieron y humillaron violaron mis garantías constitucionales, hace más de un año, a las 12:40 horas del 21 de abril del 2010. No hicieron nada, no han hecho nada.

Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography
Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography
Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography

Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography

Presenté la denuncia ese mismo día; hablé con Concepción Díaz, de la oficina del secretario particular y nada hicieron. A las 12:49 de esa fecha me comunican con el General Francisco Arellano Noblecía y con el Inspector general policial. Lic. Raúl Gutiérrez Domínguez, no respondieron a mi denuncia. Tampoco el jefe del gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, ni el comandante supremo de la policía y fuerzas armadas Felipe de Jesús Calderón Hinojosa. Nunca me atendieron.
Hoy nuevamente llamé, me contestó, después de mucha insistencia, el secretario privado del secretario de seguridad pública, Manuel Mondragón y Kalb, del Distrito Federal, el burócrata Fernando Echevarría, a quien le comenté que quería hablar con el titular de esa dependencia, con nadie más. Recibí como respuesta una iracunda y discriminatoria admonición, me dijo que estoy loco y que soy un cabrón. Cortó la llamada. La violencia verbal pasiva como forma de gobierno.

Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography

Policías violadores del gobierno del Distrito Federal Calle Porfirio Díaz, 21 de abril del 2010, ®Borzelli Photography

De nuevo, el insulto, la vejación, la humillación, la violación. Y según ellos, no pasó nada.
Ya me robaron mi equipo fotográfico, ya me asaltaron a un lado de la oficina de la procuraduría de justicia del Distrito Federal y nunca, como víctima, me atendieron. Ya mataron, a un ayudante mío en la fotografía, de 17 años, primo hermano de mi hija: daño colateral. Ya violaron a otras conocidas y cercanas a mi y mi familia. Ya secuestraon al hijo de una gran conocida, amiga y estimada. Nunca hicieron nada. No hacen nada.
En estos momentos que escribo, escucho por la radio a Alfredo Rodríguez Muro, en el noticiario de Jacobo Zabludovsky, informan que el futbolista Nacho Flores lo mataron anoche, 10 de agosto, recibió más de 70 balazos en la autopista México-Cuernavaca. Otro daño colateral. Los gobiernos imávidos. No pasa nada.
Medio descanso, tengo una gran congoja y un profundo dolor en la úlcera. Después de todo, a mi querido poeta y su esposa no les pasó nada, están vivos. No pasa nada.

* El texto fue publicado por Pascual Borzelli Iglesias en Abartraba el día 11 de agosto de 2011, en la siguiente dirección electrónica: http://abartraba.blogspot.com/2011/08/efrain-bartolome-y-esposa-violados-por.html

Fantasmas

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, This is happening | Leave a comment

Ray Manzarek y Roy Rogers, imagen cortesía de José Luis Dávila

Ray Manzarek y Roy Rogers, imagen cortesía de José Luis Dávila

Por Jo Luis Dávila

Los dedos recorren las teclas nuevamente creando ambiente de blues, la guitarra pone la tensión con cada nota sostenida; ambos se mezclan, se funden y entonces es como volver a sentir a Jim sin que sea algo que se le parezca: ¿Qué importa si nada tiene que ver con él? Es él en palabras y sonidos que nunca escribió (que nunca escuchará) pero que lo invocan como en un ritual en medio del desierto orquestado por dos viejos indios: Ray Manzarek y Roy Rogers.

 

 Jim es el fantasma mediante el cual  se escucha este blues, o mejor dicho, Jim es este blues que se vuelve un fantasma, un cuerpo translúcido que permite ver lo que está tras de sí. Y lo que está es una banda formada por la experiencia de los años pasados, que se basta con lo básico, lo clásico, sustentada en la habilidad de sus integrantes con los instrumentos y en las letras que arrasan como un huracán, devastando las ciudades íntimas, las poblaciones de la subjetividad.

 

"Translucent Blues" de Ray Manzarek / Roy Rogers, imagen cortesía de José Luis Dávila

"Translucent Blues" de Ray Manzarek / Roy Rogers, imagen cortesía de José Luis Dávila

La Manzarek-Rogers Band recupera, con Translucid Blues, un pasado añorado por los amantes de este género que se cruza con la voz mítica de Morrison resonante en estas composiciones sin ser suyas y sin ser en su honor, como gritando desde la tumba por la diferencia entre 5’s y 1’s.

 

 

 

José Luis Dávila también habita en: http://entreparentezis.blogspot.com/ 

Aneeta

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba, Pulpo Variete | 1 Comment
Aneeta, imagen por cortesía de El Pulpo Variete

Aneeta, imagen por cortesía de El Pulpo Variete

 

Por El Pulpo Variete

Les presento los grandes éxitos de Aneeta y otras yerbas, una artista de voz precisa y desequilibrante, caminando por el lado más áspero del folk y la canción, encabezando un rejunte de temas variopintos en los cuales hay una voz primal necesaria, espontánea y poco previsible como en “Oda a la fe” la propia mirada gris sobre el vacío y la confusión existencial, o el vértigo de “Pastisha crudo II” (la ansiedad me mantiene feliz, al menos a mí).

En otro plano digamos cálido, no sé, con cierta mirada más positiva sin llegar a ser naïf, se encuentran los temas “No te caigas” y “Al campo” dejando ver un crecimiento comparado con sus primeros temas, sus letras hacen parecer todo tan fácil y redondo. También hay tiempo para incursionar en algo parecido a la electrónica es el caso de “Trip-to-nite” junto a un tal Ken Brown mostrando otra faceta. Mas algunas perlas de Daniel Johnston y el gran Syd Barrett versión Aneeta.

También podemos encontrar filmaciones caseras de ella, interpretando canciones del ya nombrado Daniel Johnston (en su mayoría), Peter Tosh, Sumo entre otras situaciones. Me estaba conteniendo pero voy a usar el trillado término “una artista completa” para referirme a Aneeta. Escuché por ahí que estaba grabando o buscando sala para registrar canciones de un futuro disco, ojalá se dé y podamos disfrutar de sus nuevas melodías.

Para escuchar y saber más de Aneeta:
http://www.myspace.com/anitasseo
http://youtube.com/anitasseo
www.anitasseo.blogspot.com/

El Pulpo Variete habita en: http://pulpovariete.blogspot.com/

Crash

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Insert Coin, Neotraba | 2 Comments

Me aparté un poco de los videojuegos de nueva generación —hace no mucho— con la pura intención de desempolvar mis discos de la generación pasada e incluso más allá en el tiempo. Por ello, hoy me complace en escribir sobre:

Portada de Crash TwinSanity, imagen por cortesía de Rokubi

Portada de Crash TwinSanity, imagen por cortesía de Rokubi

Crash Twinsanity; es la quinta entrega en un sentido canónico de la serie y que, lamentablemente, fue la última en respetar la imagen de un personaje tan popular como importante en su género.

El juego fue desarrollado por Traveller’s Tales para PlayStation 2 y Xbox.

El personaje principal es Crash, un Bandicoot mutado a causa de los experimentos de Neo Cortex, científico con planes de conquistar el mundo a través de creaturas genéticamente modificadas.

¿Por qué escoger —de entre tantas entregas muy buenas— a ésta en especial? Como ya dije, fue la última que respetó el concepto de Crash, que originalmente fue creado por Naughty Dog, aquí una comparación de lo que digo:

Comparación de Crash, imagen por cortesía de Rokubi

Comparación de Crash, imagen por cortesía de Rokubi

Del lado derecho se respeta ese personaje “limpio” con esa frescura que te agrada y te dice “Ey, soy Crash, tu personaje favorito de hace años”. Mientras que del lado derecho está ese personaje modificado con pelaje de más, en comparación con su antecesor, con tatuajes, pecho marcado y cabello revuelto.  Entonces, he elegido a esta entrega por la sencilla razón de ser un tanto nostálgica entre mis discos viejos.

El argumento: Crash se ve atrapado en una de las trampas de Neo Cortex, quien se disfraza de su hermana, Coco. Dicha trampa lo lleva a encontrarse con enemigos de entregas anteriores, sin embargo solo se enfrenta a Cortex y N. Gin. Todo esto lo lleva a recorrer escenarios hasta la aparición de un par de aves con cabezas gigantes, las cuales fueron parte de un experimento de un Cortex infantil y como consecuencia fueron llevadas a la décima dimensión y ahora han regresado en plan de venganza, y quieren destruir toda la isla, a la que Neo Cortex le tiene cierto afecto, por ello le propone a Crash defenderla. Obviamente toman cartas en el asunto y juntos pelean contra ese par de aves mutantes; los escenarios son propios del género de plataformas para pelear contra jefes finales.

Tengo que aclarar que este fue el último videojuego de la saga que jugué completo. Intenté con presentaciones posteriores pero nada fue igual. La jugabilidad es sencilla y armoniosa con las animaciones, los colores y escenarios son activos, pero insisto, lo que más me gusta, es mantener la imagen de los personajes.

La música corre a cargo de Spiralmouth, perfectamente bien colocada, creando diversión o tensión respecto a lo que se ve en pantalla.

A eso me refiero… ese gusto desestresante frente al monitor, llevados de la mano en situaciones bizarras, cómicas, de acción, con una historia gustosa: esa explosión de sentimientos. Con una sonrisa en el rostro, me atrevo a hablar bien de tal obra. Espero que en un futuro vuelvan a esto.

Rokubi habita en: http://rokubi-s-world.blogspot.com/

« Previous   1 2 ... 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 ... 20 21   Next »