Entrevista a Carlos René Padilla.


Carlos René Padilla habló con Óscar Alarcón, sobre Amorcito Corazón (Nitro Press, 2016): Pedro Infante, detectives, una novela negra Sigue leyendo

Carlos Fuentes: el hombre de la corbata de fuego.


Este 11 de noviembre se cumplen 5 años de la muerte de Carlos Fuentes, Juan Manuel Aguilar escribe un texto en el que recuerda a este escritor Sigue leyendo

Los carniceros del norte.


Hay bandas que toman el terror como inspiración para componer sus canciones, una de ellas es Los carniceros del norte, de la que Eduardo Hernández Sigue leyendo

Historial del fuego: entrevista a Ovidio Ríos.


El ganador del Premio Estatal de Cuento Ricardo Garibay de Hidalgo, Ovidio Ríos, por su libro Historial del fuego, charló con Óscar Sigue leyendo

Muertos de hambre.


Muertos de hambre: cuento de Iván Gómez que se celebra la vida pero también recuerda a la muerte, la que siempre nos sigue, la que siempre nos Sigue leyendo

Periodismo Escrito con Sangre. Antología Periodística: textos que ninguna bala podrá callar.


Periodismo escrito con sangre es un libro póstumo del periodista asesinado en mayo de 2017, Javier Valdez Cárdenas, Juan Nicolás Becerra escribe una Sigue leyendo

El emisario o la lección de los animales: entrevista a Alejandro Vázquez Ortiz.


El emisario o la lección de los animales de Alejandro Vázquez es la aventura de un par de gemelos con el narco. Óscar Alarcón charló con él sobre su Sigue leyendo

Si se hubiera omitido ese paso…


Una de las historias del sismo del 19 de septiembre es la de las costureras que fallecieron en edificio No. 168, de Simón Bolívar, esquina con Sigue leyendo

Thelonious Monk: Underground.


El disco Underground de Thelonious Monk se compone por siete temas, es un disco representativo del maestro del jazz y Eduardo Hernández escribe sobre Sigue leyendo

Los días con Mona de Joserra Ortiz.


Los días con Mona de Joserra Ortiz es un libro de cuentos publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro y que Fernanda Barrientos reseña Sigue leyendo

Neotraba

Arraigo Domiciliario

Posted on by Átomo Durán. Posted in Bisturí, Neotraba | Leave a comment
Portada de Arraigo Domiciliario de Óscar Escoffié Padilla, foto de Óscar Alarcón para Neotraba.

Portada de Arraigo Domiciliario de Óscar Escoffié Padilla, foto de Óscar Alarcón para Neotraba.

Por Mariana Añas

Cuando lees el título del libro es difícil no tener una referencia a una novela policiaca o de investigación, algo que nos ubiqué en un problema legal. Arraigo Domiciliario nos plantea una historia totalmente distinta. Lo que parece tener tintes de un título que resume los hechos, nos lleva a percibir tan sólo en las primeras páginas que la historia que se plantea es totalmente distinta.

Con un inicio determinante, la novela se desarrolla en un contexto marcado claramente por su desenfado y por ese aislamiento conjugado con la necesidad de “pertenecer a…”, siendo estas características las que le permiten a Escoffié desarrollar cada una de las historias internas de esta novela. Escoffié Padilla es absolutamente capaz de hacer que la novela nos lleve en cada página al entendimiento del título. Lo que parecía ser una metáfora termina por ubicarnos en una realidad cercana y nada extraña.

Arraigo Domiciliario nos plantea una historia que engloba muchas, pero todas, al fin y al cabo, echan raíz en la vida marcada por aquella monotonía que, a veces, pretende ser cambiada, o bien, es aceptada y simplemente catalogada en lo común e incluso, lo corriente.

Arraigo Domiciliario es una novela buena. Si bien al principio parece ofrecer todo y después, casi nada, se reivindica. Y esto porque la novela parece caer en un desarrollo plano por un buen rato, sin embargo la narración clara y precisa la salva. La lectura de esta novela requiere de un lector paciente, que no espere tener un clímax cada dos páginas, que se deje llevar por una historia imaginable y que si bien ofrece historias ya conocidas, ofrece historias con un sello diferente, me atrevo a decir, que con un sello especial. Las últimas páginas son las que impactan por completo en esta novela.

Óscar Escoffié desenmaraña una historia que tiene mucha tela de donde cortar y que aunque decide ubicarse en un solo terreno, da las armas perfectas al lector para retomar la esencia de la literatura: abandonar la realidad, para llevarnos a un estado de conciencia diferente pero provechoso.

Frases como:

[…] la angustia vendrá de vez en vez a echar una meada para marcar su territorio… (p.108, 2008)

nos pueden dar tan sólo una idea del cómo este autor es capaz de manejar metáforas, analogías e incluso la comicidad, para concebir un buen producto.

Arraigo Domiciliario es una novela que maneja conceptos ya conocidos pero desde un punto de vista diferente, un punto de vista nuevo, un punto de vista moderno.

Las grandes novelas son purificadoras porque en ellas se libera el ánimo de la ilusión de cada felicidad individual. —Baltasar Gracián

Phoenix Wright: Ace Attorney

Posted on by Átomo Durán. Posted in Insert Coin, Neotraba | Leave a comment

 

-¡Protesto! Ese argumento no es válido.
-Señor, no se ha presentado ningún argumento… 
Phoenix Wright - Personaje principal del juego Phoenix Wright: Ace Attorney

Phoenix Wright – Personaje principal del juego Phoenix Wright: Ace Attorney

-Si alguien ha notado, intento dar un pequeño comentario para introducirte, como lector, a lo que vas a leer, pero debo aceptar que al hablar de este videojuego, solo se me ocurrió iniciar con ese pequeño diálogo inventado-

Ya había tenido la oportunidad de hablar de este videojuego en el programa de Neotraba Radio, pero claro, el lujo de la repetición y la pronunciación bajan la calidad de recibir la información, pero aquí está pa’ que la disfrutes.

Es un videojuego desarrollado por Capcom para el DS y la idea es relativamente sencilla: tomas el papel de Phoenix Wright, un abogado recién egresado que consigue trabajo en el despacho de Mia Fey. El modo de juego se basa en 2 partes, la versión de investigaciones en las que pones a prueba tus habilidades como detective al observar la escena del crimen, interrogando testigos e incluso algunas pistas que pueden caer de sorpresa. La segunda parte es frente al juez en la que toman peso todo lo recabado en la parte la investigación. La verdad es sencillo, tampoco tienes que tener conocimientos sobre abogacía para jugarlo, se te presentan opciones para continuar en el juicio pero si fallas puedes perder el caso.  En esta entrega los casos no son muchos, pero aún así son complejos y extensos.

La historia de cada caso, más la historia del entorno del personaje principal son muy buenas, y poco a poco se construye sin que sea predecible, algo que agrada.

La música es excepcional, simplemente no pudieron poner mejor música para este juego, porque no la hay:

 

Vamos, tienes en tus manos el caso, puedes hacerlo. Las pistas están sobre la mesa y las mentiras se van disipando para dejar clara la verdad ¿qué esperas?, ¡da el último golpe!

Siento que me grita el juego cuando pone esta canción.

Phoenix Wright: Ace Attorney… el juego de abogados.<La música del videojuego es muy buena pero hay una orquesta en especial, la cual ya había mencionado en el programa, Turnabout que es la misma de arriba, si quieren conseguir su buena música también los pueden encontrar como Gyakuten Saiban Yomigaeru Gyakuten Original Soundtrack.

Algo muy bueno, es que esa habilidad lectora y de memoria, puede ser afectada de manera positiva, pues aunque el juegue guarde tus evidencias, tienes que hacer uso de memoria al momento de estar en el juzgado y escuchar las declaraciones.

Apoyemos estos juegos que son buenos y se ven opacados por las gráficas de alta definición, no es por ir contra la corriente, es por surfear en ella. 

Cleptosaurios: Nuevo single de The Plastics Revolution

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Niño Átomo | 1 Comment
The Plastics Revolution en Esencia Marvin. Foto por Ro Bonilla.

The Plastics Revolution en Esencia Marvin. Foto por Ro Bonilla.

¿Recuerdan qué les habíamos hablado sobre una banda y de su nombre sacado de un examen de inglés?

Así es señores, The Plastics Revolution está de regreso, y no vienen solos, ahora nos traen su nuevo sencillo llamado “Cleptosaurios” como probada de lo que será su nuevo disco.

La banda sigue trabajando en nuevas rolas para el sucesor de su álbum debut; este sencillo fue grabado en los estudios de At The Venue  donde podemos encontrar una selección de sencillos para este automne 2011.

Pueden descargar la canción desde aquí o desde la página de At The Venue.

Contacto con la banda:
—Facebook
Twitter
Myspace

Siempre nos prometen que este es el final, pero, ¿quién sabe más?

 

 

Ataque Zombi

Posted on by Átomo Durán. Posted in Neotraba, Ojo Líbido | Leave a comment
"Santo contra los zombies" imagen manipulada por Cyanuro para Neotraba.

"Santo contra los zombies" imagen manipulada por Cyanuro para Neotraba.

 

Por Iván Farías

A pesar de que de unos años a la fecha el zombi se ha topado de improviso con  una fama que lo ha llevado hasta ser un éxito en la televisión, este monstruo ha estado entre la filmografía mundial desde hace ya varios años. White zombie (USA-1934), es la que podríamos considerar la primera de su género, aunque el Gabinete del Doctor Caligari nos ofrece ya unos años antes un cadáver que es utilizado por el desalmado doctor errante para perpetrar asesinatos.

En esta primera etapa del cine de muertos vivientes, las costumbres venidas de Haití eran lo que causaban miedo. Es decir, el occidental racional contra las culturas de tradición tribal. Los cadáveres revivían merced a una maldición ancestral que perpetraban esas civilizaciones premodernas. Pero es hasta que aparece el director de origen cubano, George A. Romero, que el zombi se vuelve completamente contemporáneo.

Romero dotaría a sus monstruos de un origen incierto, pero que los mismos personajes adivinarían producto de la civilización. La imagen de cientos de cadáveres comprando después de muertos en un centro comercial dotaría a los zombis de una visión social poco vista hasta esa fecha. No por nada, como dice el ensayista norteamericano Sam Leith,  nos daríamos cuenta que los zombis son de izquierda y los vampiros de derecha. Es decir, los vampiros aristócratas, que escogen a quien ofrecerle el don de su mordida contra las masas de cadáveres que infectan a su paso todo.

"Zombie attack", imagen manipulada por Cyanuro para Neotraba.

"Zombie attack", imagen manipulada por Cyanuro para Neotraba.

Romero con Dawn of the dead (USA-1978) desataría la ambición de productores de todas partes del mundo por obtener una dentellada de dinero y comenzarían hacer películas sobre el género. Claro, muy pocas tendrían los guiños de crítica social que Romero impregna a sus obras, pero funcionarían muy bien taquilla.

Españoles, italianos y orientales harían sus propios cadáveres ambulantes. Una de las que pasaron sin pena ni gloria, pero que gracias a la televisión han tomado el estatus de culto, es aquella donde Hugo Stiglitz es el protagonista. Nigthmare City (España-Italia-1980) es una cinta con dosis de sexo y gore a partes iguales. Un avión repleto de cadáveres desciende del cielo y aterroriza a una ciudad que suponemos está en Estados Unidos. Lo más terrorífico de todo es que el personaje de Stiglitz despierta de una pesadilla, para darse cuenta que el sueño solo fue premonición del apocalipsis que se viene.

René Cardona también aprovecho el filón de la primera cinta de Romero y filmaría La invasión de los Muertos (Mexico-1973) con el tándem conformado por el escapista Zoveck y el luchador Blue Demon. Es una producción con tantas fallas técnicas, con precarios maquillajes y un prologo milenarista y moralizante, que la dotan de un cierto candor.

Los españoles, con Amando de Osorio a la cabeza, brindarían una franquicia de muertos vivientes que sería muy recordada por sus paisanos. La noche del Terror Ciego (España-Portugal-1971), pondría a una legión de templarios, a los que la inquisición les quitó los ojos, a buscar víctimas jóvenes para seguir con sus rituales de inmortalidad. Este trabajo vería tres continuaciones más, conformando la tetralogía más recordada de este director.

El francés y recientemente fallecido Jean Rolling, brinda su particular versión de los zombis en Las uvas de la Muerte (Francia-1978). La trama es simple, un viñedo contaminado vuelve a los tranquilos campesinos de una campiña en cadáveres vivientes sedientos de sangre.

Pero es el noruego Tommy Wirkola quien brinda el justo homenaje en clave de comedia a este tipo de películas, como antes ya lo había la inglesa Shaun of the dead. En Dead Snow (Noruega-2008) se mezclan dos de las obsesiones de la explotación cinematográfica: los nazis y los zombis. La película es un homenaje al cine de terror de los setentas y ochentas, con muchos guiños dirigidos a los fans más acérrimos del género. No se toma en serio y se deja ver con una enorme sonrisa en el rostro.

Los zombis continuaran su paso ganador por la cultura pop de estos días. Tan es así que dentro de pocos meses la serie web Distrito Mictlán, de producción mexicana, se estrenaré en Youtube. Sí, zombis en el metro del DF.

Iván Farías habita en: http://difamacion-y-conspiracion.blogspot.com/

Black Metal: Sinfonia del Caos

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Bibliorock, Neotraba | 4 Comments
Portada de Lords of Chaos, imagen cortesía de Feral House

Portada de Lords of Chaos, imagen cortesía de Feral House

Por Daniel Carpinteyro

Recién desperté de un sueño  peculiar: dos voces a la derecha de Theodor Adorno decretan a rajatabla: “Dirán misa, pero el diablo tiene la mejor música”. Adorno levanta una ceja, sin poder creer lo que oye. A su izquierda, en medio de una niebla hippie, Joan Baez rasga su guitarra y canta sobre los horrores de la guerra. Con su buena fe puesta en que “está generando conciencia”, busca aprobación en la mirada de Adorno.  Pero él le dice que no mame. Que si no ha entendido nada. Que la protesta política no debe ser comercio de la música de entretenimiento, ni ligarse al consumo ni a la diversión. Que los horrores de Vietnam no deben capitalizarse en un valor agregado para escalar el Billboard. Dos hombres de negro a la derecha de Adorno declaran: “Disentimos”. Disiente Varg Vikernes, asesino, incendiario y fascista declarado. Disiente Aarseth Oystein “Euronymous”, quien fotografió  en el piso los sesos de un amigo para la portada de un disco. “Disentimos, Adorno, porque te vemos chavo. Ustedes, los marxistas siguen en el fondo atollados en los mismos imperativos morales judeocristianos. Condenan como unos mojigatos el impulso absolutamente universal de subyugar y destruir al prójimo. Dicen que por eso abominan la mercantilización. Pero tus libros, Adorno, también se venden. Tus ideas también funcionan como un valor agregado en el mercado de la Academia. Tus afirmaciones legitiman toda suerte de hipótesis, que se convierten en tesis y consiguen títulos que a su vez consiguen más plata a sus ostentadores. Pero nuestros discos se venden mejor que todas las telarañas de la Escuela de Frankfurt. Lo nuestro no son abstracciones. Nuestros llamados pusieron patas arriba a Noruega durante media década y decenas de edificios centenarios se consumieron hasta sus fundamentos. Los jóvenes de nuestra nación empezaron a interesarse por su historia antigua. Estás completa y absolutamente chavo, profe”. Un disparo calibre 57 y los sesos de Adorno salpicaban el rostro horrorizado de Joan Baez. Desperté y supe que no había sido buena idea ingerir tanta mortadela.

Hace algunas semanas, gracias al desplante del asesino en masa Anders Breivik, la chaqueta mental de una Europa del Norte ejemplar y tolerante se le cayó a un montón de personas que de esas latitudes sólo saben que son muy frías y que sus habitantes se leen cincuenta y tantos libros por año. Personas que no han leído los intimidantes letreros que están apareciendo en algunos pueblos de Bélgica. Personas que en los noventa no tuvieron oportunidad de ceder al embrujo el Black Metal ni documentarse con sus épicos escándalos. Escandinavia no resulta tan inofensivo como proclaman los buscadores de utopías.

A estos idealistas les caería bien chutarse Lords of Chaos: The Bloody Rise of the Satanic Metal Undergound (Amos del Caos: El Sangriento Levantamiento de la Contracultura del Black Metal), una joya bibliorockera publicada en 1998 por Feral House. Sus casi cuatrocientas páginas revelan una investigación hercúlea y sistemática sobre uno de los capítulos más infames de la historia del rock y sus orígenes más remotos.

El libro se remonta hasta Robert Jones, un pobre cosechador afroamericano que consigue vender su alma al diablo en un crucero del delta del Missisipi. A partir de ahí, se convierte en un prodigio del blues que no duda en mencionar a su “padrino” en varias de sus composiciones como “el Blues de la encrucijada” o “el Blues de mí y del Diablo”. Muere en 1938, a los 27 años. Algunas décadas después los Rolling Stones se declaran influidos por Jones y adoptarán para sus álbumes nombres tan escandalosos como “Sus Satánicas Majestades”, o “Déjalo Sangrar”. Más adelante, Led Zeppelin hará lo suyo, con sus constantes alusiones al ocultismo de Aleister Crowley y la simbología esotérica de sus portadas. Desde Birmingham surge Black Sabbath, una banda de muchachos que portaban las cruces que sus abuelas habían regalado para repeler las malas vibras.  Black Sabbath tenía en realidad  un interés epidérmico en ese esoterismo que incorporaban a su imagen como estrategia de marketing.  De Sabbath sólo habría un paso a las representaciones escénicas de sacrificios rituales representados por Black Widow, y las referencias de Witchcraft Coven a la magia negra. Por esa misma época, a principios de los setenta, Anthony Szador La Vey, fundador de la autodenominada “Primera Iglesia de Satán” y autor de “La Biblia Negra”, publica un vinilo que contiene en el lado A, la grabación de una misa negra, y en el lado B,  varias declaraciones con música wagneriana de fondo.

Pero a finales de los setenta, algo sucede: un grupo de chicos de Newcastle dedican sus días a beber y a ensayar en sus instrumentos piezas de Deep Purple, Motorhead y Black Sabbath.  Ajustan sus distorsionadores y llevan a otro nivel toda esa pesadez electrometálica, imprimiéndole una mayor velocidad propia del punk más hardcorero. Conrad Lant, Jeff Dunn y Tony Bray adoptan los nombres de guerra Cronos, Mantas y Abbadon. Sus letras exploran los matices de la blasfemia con un arrojo y detenimiento nunca antes visto.

“Bebemos el vómito del sacerdote

Fornicamos con la prostituta agonizante.

Chupamos la sangre de la bestia.

Y guardamos la llave a la puerta de la muerte”.

Editan discos tan controversiales como Welcome to hell (1981), Black Metal (1982) y At war with Satan (1983), que habrían de marcar la pauta para muchas de las bandas blackmetaleras por venir. Sin embargo, no había una verdadera filosofía detrás de los referentes satánicos de Venom, plegados como estaban a la notoriedad y el escándalo.

También a inicios de los años 80, se consolida en Dinamarca la banda Mercyful Fate, con King Diamond al frente, poseedor de una extraña voz operística y falsete distintivo que repele o cautiva. Plantea álbumes refinadamente conceptuales, mediante historias en las que cada canción se resuelve en una especie de capítulo. Su narrativa profundiza en temas como la brujería, la doble moral cristiana y los pactos satánicos.

Sin embargo, la banda que empujaría los límites ideológicos del metal serían los suecos Bathory, que nombraron a su banda en honor a la Condesa Sangrienta que en el siglo XVIII diera muerte a cientos de jovencitas bajo su servicio o jurisdicción.  Bajo los seudónimos de Quorthon, Vans McBurger y Friedrick Hanoi,  graban sus tres primeros discos con recursos muy limitados, creando atmósferas de distorsión más enfermizas que las de Venom, ralentizándose y puliéndose a cada nuevo álbum. Muy embebidos por aquella época en el cine y la literatura de horror, su lírica da vueltas alrededor de lo invisible, Satán, la necesidad de destruir y  la emancipación respecto al yugo moral judeocristiano. A mediados de los ochenta, Quorthon estudia apasionadamente sobre los dioses nórdicos precristianos –conjunto mítico denominado bajo el nombre del Asatrú- y  sus siguientes discos formarán una trilogía que honrará a dichas deidades. Las portadas ya no despliegan pentagramas sino antiguas escenas de la tradición vikinga. La composición clásica europea entra en juego. Wagner es señalado dentro de los créditos. La épica mitológica se convierte en el nuevo eje de la rebelión anticristiana planteada por Bathory. Incluso graban una pieza, “Under the runes”, que recuerda en su mística a los cánticos entonados por la SS durante la Segunda Guerra Mundial. La ideología política de ultraderecha empieza a hacerse manifiesta.

Un poco después, nuevos grupos empiezan a surgir en Noruega, donde el radicalismo ideológico del black metal tendrá sus consecuencias más graves. Se abre en Oslo una tienda especializada de discos llamada Helvete (“infierno”), que se convertirá en un punto de contacto para muchos de los futuros protagonistas del black metal. La vestimenta de dicha contracultura empieza a llamar la atención de la policía y de la prensa sensacionalista. Surgen grupos como Emperor, Darktrhrone, Immortal y Mayhem. Estos últimos traban relación con un joven llamado Kristian Vikernes, quien cambia legalmente su nombre a Varg Vikernes (Varg significa “lobo”), y después de quemar un par de iglesias y tocar en algunos grupos emprende una proyecto solista llamado Burzum, nombre que en la lengua de Tolkien significa “oscuridad”. 

¿Qué decir del archiconocido escándalo que protagonizaron estos dos proyectos? Mayhem contrata como vocalista a un sujeto que se hace llamar Dead, esquizoide obsesionado con la oscuridad y la muerte. Por sus proezas autodestructivas en el escenario, Dead se corona con un hálito cuasidivino.  En 1991, en una casa en las afueras de Oslo, Euronymous, líder fundador de Mayhem, se lo encuentra con las muñecas desgarradas y un tiro de escopeta en la cabeza. Los sesos están regados en el piso y aparece una notita final dice: “Perdón por toda la sangre”. Euronymous va a Oslo por una cámara, regresa a tomar fotografías  y después devora partes del cerebro. La escena se convierte en la portada de Dawn of the Black Hearts. El escándalo mediático alcanza proporciones inusitadas. Varg Vikernes se une a Mayhem poco después. Una fría noche de 1993, una discusión entre Vikernes y Euronymous degenera en una pelea en la que el segundo termina asesinado mediante 23 puñaladas asestadas en la espalda, cuello y cabeza. Vikernes es llevado a juicio y demuestra una actitud cínica y despótica, sonriendo con altanería a cuanta cámara se le ponga cerca. Se le condena a 16 años de cárcel, dentro de la cual sigue grabando discos con los recursos que tiene a la mano. Evoluciona hacia un sonido profundamente ambiental e introspectivo. Tanto él, como los integrantes de Mayhem se afirmarán en una ideología supremacista que pondera la xenofobia, la heteronormatividad y la pureza étnica.

Mientras tanto, la arquitectura religiosa gótica de inspiración vikinga vivirá un periodo funesto. Muchas iglesias de madera arderán durante la primera mitad de los años noventa, en un furor anticristiano sin precedentes. Se revelan los planes para matar a políticos progresistas y líderes religiosos en Noruega. Y todos estos elementos estarán directa o indirectamente incentivados por los líderes más prominentes de la escena del Black Metal noruego.

¿Sabía usted, lector, que hace poco tiempo Noruega reclamó el Black Metal como patrimonio cultural de la nación? Bueno, si usted está pensando en hacerse embajador o diplomático para el gobierno de dicho país; o si al menos quiere algunos buenos argumentos para esgrimir luego de los conciertos que Immortal y Satyricon ofrecerán por separado durante octubre allá en la Ciudad México; no lo piense más y descárguese de Soul Seek este controversial esfuerzo periodístico realizado por Michael Moynihan y Didrik Søderlind. El diablo, grandísimo bribón, siempre se agandalla la mejor música.

Párrafo áureo:

“El Rock and Roll ha sido un adversario veterano para muchos de los estamentos básicos  de la Cristiandad, pero el Heavy Metal subterráneo condujo esto a los últimos extremos.  Ya no se trataba de que la Cristiandad fuera lentamente erosionada a través de sostenidas incursiones de creciente inmoralidad, sino que debería arrancarse de raíz e incinerarse hasta su último aliento. El Black Metal iba a proveer una infantería lista para arrojarse de cabeza a la batalla, antorchas en mano preparadas para hacer arder las catedrales e iglesias de Europa”.

Moynihan, M. y Søderlind, D:  Lords of Chaos: The Bloody Rise of the Satanic Metal Undergound.  Feral House. Los Angeles, Cal, 1998

Daniel Carpinteyro también habita en: www.ocioydiaspora.wordpress.com

Las Jambas

Posted on by Oscar Alarcon Posted in El Enyesque, Neotraba | 1 Comment
Palmera con helecho, foto de Antonio Arroyo Silva

Palmera con helecho, foto de Antonio Arroyo Silva


Por Antonio Arroyo Silva

(Yo que tengo la manía de arrimar las palabras a otros sentidos, he decidido que, como la palabra “enyesque” hace alusión a comida entre horas, es decir, antes de la cena (sobre todo), entonces debe hincar su diente en otras viandas que no sólo sean alimento del estómago, sino también de los sentimientos, los sosiegos y desasosiegos que asolan o enriquecen la razón misma de la vida. A veces mejor alimentar eso que llamamos espíritu con el ejercicio de la mirada para comprobar que ésta no sólo está en los ojos (ni en el estómago), sino en los demás sentidos físicos, que la literatura y el arte nos demuestran que superan el número de cinco. Pero, claro, siempre sin olvidarse que el hambre ronronea como la gata de esta historia. Así que tengan un buen enyesque mientras enyescan).

No dan abasto las jambas de la ventana para abrirse a tanto milagro de la primavera. Tienen una escocedura en su cuerpo que sostiene esa parcela del cielo  adherida a los sonidos de las palabras cuando canta el mirlo con  voz metálica.

Es un milagro estar en el desierto y sentir su punzada llenarse de muerte para crear vida. Un milagro: no estar dormido para ver cómo sangra la araucaria y cómo el helecho hace el amor con la palmera. Vampiro succionando la savia en la desolación aparente. Ese helecho procaz da lecciones de vida. Ha hundido sus raíces en el corazón de la támara y encuentra una dulzura aun más honda que todos los discursos. O acaso las palabras necesiten ser helechos o palmeras para olvidarse que existen, y ser la esencia del amor. Por eso respirar este acto es  un trallazo que la luz trae al pensamiento. No una magdalena, sino la leche que escurre entre los labios en la acción misma de amar.

Hoy miraba el pinar sobre la meseta, apenas cabellera más allá de los riscos. Una nube sedosa daba aliento a esa lejanía. Mas el cielo está limpio aun subiendo al marasmo que trae maresía al sopor de las cuatro de la tarde. Nada hemos perdido, todo está en su lugar. A la gata la atropelló un automóvil. Le rompió el espinazo. Ahí está, luchando por la vida, incluso sin saberlo. En un rincón del patio, se acerca mansamente a un matojo de yerba y selecciona la hoja salvadora, ésa que le dará aliento para acercar su hocico al cuenco de agua. No maúlla, no la eriza el dolor o el miedo. No saber quizás sea la eternidad del instante, no saber que así y todo el próximo mayo vendrá otra camada para estar siempre ahí ajada en el yerbajo de la contemplación, sin objeto, sin prisa.

Sin embargo, hace un año, mi gata tuvo un desasosiego humano: lloraba como una niña cuando su compañero fue a alimentar a la palmera. Y el helecho introducía su lengua verde por el escote del tallo. ¡Qué inmenso devaneo sobre los huesos felinos! Oh hambre que succiona la ausencia cuando el amor llega a su clímax, ¿por qué le hablaste a mi gata del abandono? ¿Por qué tuve que mirar a mi gata con pena?

La Practica Vital

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Escritos Críticos, Neotraba | Leave a comment

Por Jorge Majfud

No pocas veces he escuchado que la desventaja de estudiar un nuevo idioma consiste en que si luego no se usa, se pierde. Esto es técnicamente impreciso, ya que perder la habilidad de usar un conocimiento no significa necesariamente que uno ha olvidado todo o lo necesario. De hecho, ocurre lo mismo con nuestra propia lengua materna. En nuestra memoria hay decenas de miles de palabras (podemos verificarlo con sólo abrir un diccionario), pero usamos apenas una fracción. Es sólo un ejemplo, ya que el problema no radica en las cantidades sino en la calidad. Según algunos estudios realizados con estudiantes de mi propio país de origen, las nuevas generaciones de estudiantes usan apenas quinientas palabras, lo cual resulta paradójico considerando los nuevos medios escritos de la Era digital. Paradójico, no inexplicable: no se puede salir ileso de tanta habilidad para el manejo de emoticones y otras pobrezas y perezas intelectuales, tan propia de la cultura del “clic”.

Claro, hay que respetar los cambios de las nuevas generaciones; generación que no cambia es generación perdida. Pero tampoco se puede adular a las nuevas generaciones dejando de señalarles, de forma cómplice y cobarde, todo lo que han perdido de forma inadvertida porque probablemente nunca lo conocieron. Al menos que se demuestre que sólo aquel hábito antiguo de leer antigüedades de trecientas paginas (de papel, ¿por qué no?) de algún genio de la historia, es un ejercicio inútil y anacrónico. Entonces el poder del mundo seguirá concentrado en las manos de aquellos pocos que salen de las mejores universidades, reductos y bastiones de la “antigua” cultura escrita, mientras el resto se limitará a otro rol tradicional: a su función de consumidores de novedades.

El viejo latiguillo de “una imagen vale por mil palabras” es harto más popular pero no menos cierto que su contrario: “una palabra vale por mil imágenes”. No sólo para el pensamiento abstracto y para las emociones más profundas. También lo vemos todos los días en la prensa:

las imágenes, con esa falsa aureola de objetividad, son casi siempre esclavas del texto que la acompaña, del discurso que dice quién es el villano y quién el noble en esa guerra, en esa gresca callejera, en esos niños muriendo de hambre. En esos casos, qué grotesco resulta escuchar “las imágenes hablan por sí solas”.

Aprender suele ser un placer, pero cualquier aprendizaje serio implica un gran esfuerzo. Si no lo fuera, el mundo sería casi perfecto y ningún título, ningún reconocimiento y probablemente ninguna habilidad tendría algún valor social, como una medalla en un torneo olímpico vale por la discriminación que representa. Claro que no todo conocimiento ni toda habilidad significan un avance para la humanidad. Por ejemplo, la estupidez tampoco es algo innato. Nadie encontrará un niño estúpido de dos años de edad. Es decir, la estupidez también es una habilidad que se adquiere luego de un entrenamiento esmerado.

Los idiomas, entonces, no son el único caso que requiere cuidado para crecer y mantenerse. De la misma forma que se aprende cualquier disciplina, incluida aquellas que requieren entrenamiento físico, también se pierden muchas otras habilidades y muchos conocimientos cuando no se usan. Mucho mas rápido se desinflan los músculos de un físicoculturista que las palabras exóticas que aprendemos en un viaje de turismo.

He estudiado matemáticas durante muchos años en la educación formal de mi país e, incluso, por unos pocos semestres fui profesor de matemáticas (al tiempo que, no sin paradoja, mi principal trabajo era resolver problemas prácticos en las obras de construcción) antes de abandonarlo todo por la literatura. Claro, abandonar también es un verbo impreciso. Todo está ahí. Sin embargo, mis habilidades para resolver ecuaciones integrales o diferenciales, que en algún momento de mi vida fueron un ejercicio fascinante, han disminuido de forma sensible. Un día me puse a refrescar algo de ese conocimiento y me di cuenta, no sin dificultad, que la ciudad de los altos muros no había desaparecido, estaba en algún lugar de mi memoria, pero un poco o bastante enterrada. O quizás esa habilidad que antes servía para resolver ecuaciones o cálculos estructurales que ahora hacen las computadoras, se ha dedicado a influir en mi vida de alguna otra forma insospechada.

De cualquier forma, sabemos que lo mismo le ocurre a un deportista. El cerebro es, al fin y al cabo, un músculo. Un músculo grasoso que consume casi un tercio del oxigeno total del cuerpo. No sabemos si ahí radica el espíritu, el alma y toda la actividad emocional, aparte de la intelectual, pero seguramente es la estación central de todas estas experiencias vitales.

El juego de perdidas y ganancias también ocurre con los sentimientos y emociones más complejas y con las más básicas y elementales, como el amor y el odio, la tristeza y la felicidad.

Una vez un profesor amigo en Estados Unidos me vio preocupado y luego que vagamente le referí los motivos (el mundo, mis propias incertidumbres sobre el futuro) me advirtió lo siguiente: uno siempre tiene problemas y, claro, lo mejor es tomarlos en serio y resolverlos. Para un problema no hay nada mejor que una solución. Pero luego, si uno vive en un permanente estado de preocupación o infelicidad, una vez cuando uno ha resuelto aquellos problemas que alguna vez lo preocuparon, no alcanza a advertir que lo ha hecho o, peor, es incapaz de ser razonablemente feliz, ya que ha perdido el entrenamiento o la sabiduría necesaria para serlo. Uno aprende a no ser feliz y luego, como un idioma materno, es más difícil perder esa perspectiva. Aun así, tampoco es un aprendizaje irreversible.

Si uno no practica ciertos sentimientos, los pierde. No es imposible recuperarlos. Claro, es más fácil comprender esto que realizarlo. Pero comprender es, casi siempre, el primer paso.

Llevar la memoria (y ahora también la inteligencia) en la mano, no es algo que pasará inadvertido por el músculo intelectual, como no pasaría inadvertido para un campeón de tenis la sustitución de la cancha y la raqueta tradicional por el PlayStation. Mientras las universidades logran robots que se parecen cada vez más a los seres humanos, no sólo por su inteligencia probada sino ahora también por sus habilidades de expresar y recibir emociones, los hábitos consumistas nos están haciendo cada vez más similares a los robots.

Es decir, no sólo los idiomas que no se usan se pierden; las mismas habilidades básicas de ser seres humanos corren la misma suerte. En el primer caso es evidente porque siempre nos queda una lengua desde la cual observar la pérdida; en el otro no, porque una vez que se pierde la condición de ser humano no se puede advertirlo, como un robot no puede advertir que en realidad no es un ser humano, sin importar lo que diga, piense o sienta.

Jorge Majfud también habita en: majfud.org

Entrevista a Tres Tigres Sound System

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Entrevistas, Neotraba | 4 Comments
Tres Tigres Sound System, Foto Jorge Durán para Neotraba

Tres Tigres Sound System, Foto Jorge Durán para Neotraba

Por Óscar Alarcón y Jorge Durán

Profética, Ciudad de Puebla

17 de agosto de 2011.

Óscar Alarcón. ¿De dónde surge la idea de hacer Tres Tigres Sound System?

Óscar Cantún. El proyecto lo hicimos entre mis colegas y amigos Daniel, Sergei Ramírez y yo. La idea inicio principalmente como un colectivo de diseño gráfico; hay muchos colectivos de ilustración, como El Comando, o Tripas y otros más en Puebla. Se trata de hacer diseño gráfico, dejar a un lado la cuestión artística, no del todo, pero sí hacer algo más formal y más trabajado.

Después, Sergei tuvo la idea de mezclarlo con música, proponerlo como un proyecto de diseño y de música, la cual sería de selecters, para ponerla en las fiestas. Si tú invitas a Tres Tigres Sound System, es para llevarte toda una propuesta visual y musical y armarte toda la fiesta.

En nuestra fiesta de presentación hubo carteles, visuales, escenario y DJ’s.

Jorge Durán. ¿Cuánto tiempo llevan planeando Tres Tigres Sound System?

Óscar Cantún. Lo comenzamos a planear en febrero de 2011. Y hemos tenido impacto en la propuesta musical. El plus de Tres Tigres Sound System es que si nos invitas a una pasarela, seleccionamos la música adecuada para ésta, o si se trata de un lounge o minimal, escogemos algo más tranquilo. Pero igual nos pueden invitar a una fiesta de reggae y únicamente pondríamos ese tipo de música. Ese es nuestro plus, la calidad y lo demás vienen implícitos.

ÓA. ¿Como diseñadores gráficos o como artistas, cuáles son sus influencias?

Daniel Azcatl. Para mí, una referencia mexicana es Vicente Rojo; me gusta su gráfica, se me hace muy simple, directa y sin adornos de más.

ÓC. La propuesta de Alejandro Magallanes me gusta, ya que no es bonita, pero sí bastante funcional, tiende a ser bastante grotesco.

Aunque me inclino más por la ilustración, tengo influencias desde Alex Pardi hasta Mathew Cooper —que es un actor sale en Mentes Criminales como el doctor Spencer— es un ilustrador muy bueno y también es muy grotesco. José Guadalupe Posada me resulta bastante atractivo.

ÓA. ¿Lo sientes cercano a ti?

ÓC. Sí porque proponía una gráfica muy grotesca, su obra estaba muy bien trabajada y al mismo tiempo encuentras sencillez; tuvo propuestas para trabajar en grandes periódicos pero le ponían muchas limitantes y por eso las rechazó, tanto así que murió en la pobreza total y casi lo entierran en una fosa común.

Óscar Cantú y Daniel Azcatl, de Tres Tigres Sound System, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Óscar Cantú y Daniel Azcatl, de Tres Tigres Sound System, foto Óscar Alarcón para Neotraba

JD. ¿Cuál es el mensaje que ustedes como Tres Tigres Sound System quieren dar?

ÓC. La reinvención, juntar a la música con el diseño. Si se dan cuenta traemos la idea de los Sound System jamaicanos, de lo que se trata es poner el ambiente en la calle para todo el mundo.

En Jamaica se escuchaba la radio, pero tenían que ocupar radios con antenas muy poderosas para captar las frecuencias de Miami; como es bien sabido Jamaica fue una isla de esclavos, entonces la marginación es bastante grande y no podían escuchar un disco, la radio o ir a un concierto. Por ello surgen los Sound System, que eran sistemas de sonido móviles en los que ponían música en las calles. Básicamente un DJ les ponía rock steady, dance hall, ska y ahí comenzó el reggae.

ÓA. ¿Como los bailes sonideros en México?

ÓC. Sí, esa sería la versión del Sound System.

ÓA. Acercar la música hacia lo popular, para impactar masivamente.

ÓC. Y convertirlo en varias escenas. En Tres Tigres Sound System también tenemos algo que se llama DivertiSet, que es poner música divertida; éste se pone en un punto específico de la fiesta, y pongas la música que pongas, todos van a bailar, como mezclar Mecano con cumbias de los Ángeles Azules.

Lo que intentamos es llevar la fiesta a todos lados, ofrecerles carteles, artes visuales y un escenario para que la fiesta tenga más presencia.

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

JD. ¿Qué tipo de música escuchan ustedes?

DA. Stereolab, Industrial; canciones muy tranquilas que me voy encontrando.

ÓC. Yo soy un poco más random, desde son jarocho, folklore chileno, hasta hardcore, post hardcore, dubstep, reggae, dub. Dentro de Tres Tigres Sound System tenemos raperos, skin-heads; a los DJ’s Grim y Perux —que les gusta el techno y el folk. Pero también nos gusta la música negra: el soul, ska, rock steady y dance hall. Eso es lo interesante de nosotros: todos somos diferentes.

ÓA. Entonces no hay discriminación. En muchos de los colectivos generalmente tienen una estética predestinada y no se salen de ahí, ustedes no, están muy abiertos.

ÓC. Es parte del diseño gráfico, no te puedes quedar en un solo lugar, como diseñador debes estar abierto a todas las posibilidades.

JD. ¿Qué les motivó a realizar el colectivo Tres Tigres Sound System?

DA. Óscar y yo trabajábamos solos, andábamos dispersos, cada quien por su lado. Entonces quisimos hacer las cosas bien, empezar un proyecto y no nada más hacer diseño por hacerlo, y como los DJ’s son nuestros amigos, dijimos: “vamos hacerlo, a ver qué pasa, no perdemos nada”.

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Cartel de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

JD. ¿Cuántas personas integran Tres Tigres Sound System?

ÓC. Hasta el último conteo, somos 10 tigres.

ÓA. Son bastantes, ¿entonces por qué en el nombre nada más tres?

ÓC. Porque comenzamos tres: Daniel, Sergei y yo. Ellos son amigos desde la secundaria, Sergei y yo somos amigos desde hace un año, hemos formado una buena amistad entre los tres, y entonces dijimos que si siempre nos juntamos para la fiesta porqué no hacer algo mejor. Con el proyecto tenemos mayor justificación para diseñar, no es lo mismo hacer un diseño como me gusta a plantearte diversas problemáticas: “vamos a hacer un cartel para una tocada de rap” o “para un fiesta en Cholula”.

JD. ¿En dónde y con quiénes más han trabajado?

ÓC. Hemos estado en eventos en Musa, en el Arto Mode, en Mixmedia, y en Espacio también nos invitaron a selectear.

Además, tenemos a nuestro rapero Karma DHiluz, quien tiene eventos continuamente, él también nos promociona. Para la fiesta de presentación lanzamos un CD conmemorativo: Tres Tracks Tres Tigres, es lo que estamos promoviendo.

Carteles expuestos durante la presentación de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

Carteles expuestos durante la presentación de Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán para Neotraba

ÓA. ¿Es de sello independiente o quién lo editó?

ÓC. El diseño es mío, exceptuando la tipografía. Trabajamos con tres DJ’s: Triple Mike de Tlaxcala, Le Rock, de Apizaco, y Revolver de Cholula, en la escena rap es muy conocido, muy underground.

JD. ¿Ustedes qué escena prefieren?

ÓC. Yo prefiero algo más conocido, el underground no me gusta tanto. Si quieres hacerla como diseñador no puedes ser underground.

ÓA. ¿Por qué decidieron estudiar diseño?

DA. Primero empecé como graffitero y después me metí a la pintura, el acrílico es mi fuerte, pinté cerca de dos años en la prepa, después me decidí por el diseño gráfico en lugar de artes plásticas.

ÓC. Desde muy joven tuve una educación artística, dibujo desde que tengo uso de razón, en mi casa siempre hubo libros de arte, ahí conocí a Van Gogh, Lautrec, Salvador Dalí; por otra parte también me gusta la psicología, entonces me pareció que el Diseño Gráfico podía ser la mezcla entre el dibujo y la psicología.

ÓA. Sabemos que Martha Vivar Cóyotl, quien se dedica a la fotografía, colabora con ustedes, ¿en Tres Tigres Sound System caben todas las expresiones?

DA. Nos gusta que no sólo seamos nosotros quienes expongan su trabajo, invitamos a los demás para que también formen parte, así fue como invitamos a Martha. El espacio está abierto.

JD. ¿Y cómo ha respondido la gente a Tres Tigres Sound System?

ÓC. Formalmente iniciamos el 12 de agosto de 2011. Ese evento fue como la fiesta de XV años de las niñas: “Órale, mija, ya estás grande”. Como se hacía antes, la presentamos en sociedad para el mejor postor o quien ofreciera más vacas, se casa con ella. Para eso fue la fiesta, no hubo lucro.

Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán

Tres Tigres Sound System, foto Jorge Durán

ÓA. Entonces ya tienen el proyecto, forman el colectivo, lo presentan y ahora, ¿qué hay más allá?, ¿cuáles son los objetivos a largo o mediano plazo para Tres Tigres Sound System?

ÓC. La idea es promocionarnos como diseñadores, tener una empresa que nos respalde, en la que nuestro trabajo esté funcionando, y por otra parte, en la cuestión musical que los DJ’s, puedan decir “somos Tres Tigres Sound System y traemos un buen show”.

Después, ganar dinero, porque está bien hacer las cosas por amor, pero éste es como una bolsa de pan, se acaba cuando no hay que comer. Debemos estar conscientes de que hay que comer.

También queremos Karma grabe para ofrecer otra variante, no sólo DJ’s; queremos traer música en vivo, rap en vivo, pero que sea más fresco, que salga del contexto, de la onda callejera, del ser malo, del “si me ves te golpeo”, romper con esos esquemas y enriquecer todo.

JD. Estos son los objetivos de Tres Tigres Sound System ¿y sus objetivos personales?

DA. Yo ser carterilsta, 90×60 es un chingo. Es un espacio muy padre.

ÓC. Quiero especializarme en ilustración, así como Daniel va a especializarse en cartel, yo pretendo ser ilustrador. Y dedicarme a la música, diseñar para bandas

JD. ¿Tienen algún despacho de diseño que les guste?

ÓC. Me gustaría trabajar con El ilustradero, aunque ¿por qué llegar a un lugar donde ya todo está establecido?, cuando tú puedes armar algo con tus propias ideas.

ÓA. ¿De qué les gustan los tacos?

ÓC. De tripa, de panzota y la barbacoa, incluso mi hermano y yo decíamos algo como “mataría a un borrego sólo para comerme las tripas”.

ÓA. Finalmente, ¿cómo definirían a Tres Tigres Sound System?

ÓC. Dinamita pura.

La Marrana Negra de la Literatura Rosa

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Bisturí, Neotraba | Leave a comment

Portada de La Marrana Negra de Literatura Rosa de Carlos Velázquez, foto Óscar Alarcón para Neotraba

Portada de La Marrana Negra de Literatura Rosa de Carlos Velázquez, foto Óscar Alarcón para Neotraba

 
Ante ciertos libros uno se pregunta: ¿quién los leerá?
Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán?
Y al fin, libros y personas se encuentran.
André Gide

Por Mariana Añas

De extensión pequeña y con un contenido corto, La marrana negra de la literatura rosa, es un libro de cuentos que nos conduce por un mundo conformado por el realismo y la ficción.

En este libro, Carlos Velázquez nos presenta una manera diferente de narrar, con un lenguaje coloquial que rompe con los esquemas de una escritura formal, los personajes son libres en la trama y sus temas polémicos, extravagantes, y conocidos en su generalidad, lo que hacen de este libro una obra popular.

Pero no todo en este libro es miel sobre hojuelas; si bien las historias que plantea son conocidas por la gente, tienden a tener un camino común en la mayoría de los cuentos: inician con fuerza, el clímax atrapa por completo, pero es tan corto, que se pierde y termina rematándolo un final plano, muy escueto.

 

Otra característica es que las historias redundan mucho dentro del cuento, en la mayoría de éstos se plantea constantemente el problema central de la historia cayendo en un ciclo innecesario, como si recordarle al lector lo que lee fuera una herramienta necesaria y cómoda.

La redacción de Velázquez —de ideas breves, separadas con un punto— complica el buen desarrollo de la trama e incluso hay momentos en los que esta redacción confunde, pues los diálogos se entrecruzan; además, Velázquez llega a perder un poco el control de la historia cuando desvía la atención por un momento del personaje principal y la traspasa a otro personaje que quizá no tiene relevancia; y aunque la historia se recupera, se pierde fuerza y cohesión dentro del cuento.

Si bien La marrana negra de la literatura rosa forma parte de los libros que rompen esquemas y que se vale de humor negro y ácido; también vale la pena mencionar que es un libro con altibajos, con elementos muy rescatables y de los cuales bien se podría desarrollar una historia más acertada.

A pesar de sus 4 publicaciones —la primera en 2004— Carlos Velázquez es un escritor mexicano en ciernes en la literatura.

Poeta, cuentista e ilusionista nato, Velázquez desenmascara la literatura rosa y la hace suya, la trabaja y elimina cualquier elitismo en ella.

La Marrana Negra de la Literatura Rosa de Carlos Velázquez, Sexto Piso, México, 2010.

CMYK

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Guajolote Vengador, Neotraba | 3 Comments

Por Óscar Alarcón Travolta

:Cian

Contrasta con el amarillo. Sostén. Me detienes. Me sostengo y me detengo en ti. Me gusta ver adentro y congelar mis manos. Me detengo a pensarte y te siento. Te escapas ligera. Mueres por quedarte. Y deseo entrar en el azul que tienes como piel, en tu melancolía cotidiana. En tu mirada. Me reflejo.

:Amarillo

Oro clavado en el corazón del hombre que se desangra. Y se detiene. La gota que inunda el ser. Tiene tu estatura, y mide lo mismo que tú: el infinito lejano viene llegando. Te deseo —muerte pequeña y convulsa— con los ojos abiertos. Distante.

:Magenta

Me repito y desdoblo. El recorrido por tu piel. Me disperso, me transformo en átomos y me escondo en el granate de tus palabras, en los ahogados gritos que nunca has liberado. Tus muslos son laberintos cuya salida está en su techo. Tu espalda es un corazón de punto y aparte, que enloquece cuando lo llamo. Me-moria.

:Negro

Sombra de viernes —vienes— guardada en el sillón donde te escribo. Es una ínsula esférica de tu cuerpo. Desnuda con los ojos. Son tus manos una casa que me hace regresar a un recuerdo. Me atrapas y de luto me cierras los ojos cuando no estás.

« Previous   1 2 ... 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 ... 20 21   Next »