Takuya Kuroda.


Takuya Kuroda es un trompetista que logro llamar la atención del sello Blue Note Records, en su disco Rising Son mezcla desde afrobeat hasta algunas líneas de Hip-hop, pero también podemos notar algo de Sigue leyendo

No soy Stiller de Max Frisch.


Siempre hay algo que leer. nos dice Brandon Vázquez y nos recomienda No soy Stiller de Max Frisch, el libro habla acerca de un hombre que es confundido con otro y es encarcelado. Entonces Sigue leyendo

Matar de Carlos Sánchez.


La literatura es un placer que exige. Llega a ocurrir que no es el trabajo con el lenguaje lo que representa un reto para el lector, tampoco la estructura ni una cuestión técnica, sino Sigue leyendo

Reflexiones de un héroe.


Pablo Prieto nos trae su segunda entrega en la sección de fotografía. Una imagen tomada en el Museo Erasto Cortés. Pablo la ha titulado: Reflexiones de un Sigue leyendo

Los Antiguos.


Los Antiguos, se han caracterizado por tocar un Stoner con mezcla de Hard Rock, el cual serviría para conducir un auto a toda velocidad en una carretera desierta. Hoy el Eduardo Hernández nos trae Sigue leyendo

Entrevista a Jesús Pérez Ortiz.


Jesús Pérez Ortiz es estudiante de maestría en física en la BUAP, impartió la conferencia "Agujeros negros primordiales" en la prepa Alfonso Calderón. Lorena Victoria platicó con él para hablar sobre Sigue leyendo

La óptica en México, entrevista al Doctor Alejandro Cornejo Rodríguez.


El doctor Alejandro Cornejo Rodríguez platicó con Iván Gómez sobre la importancia de la ciencia con énfasis en la óptica y su divulgación en Sigue leyendo

México Noir y Un Plan Perfecto: Entrevista a Iván Farías.


La antología México Noir y Un Plan Perfecto, la novela más reciente de Iván Farías pusieron sobre la mesa de discusión la vigencia y la buena salud del género negro en México. Una charla Sigue leyendo

Pasar el duelo.


Pablo Prieto nos ofrece su primera colaboración en la sección de fotografía: Pasar el duelo. Porque las imágenes no solo se ven sino que también se leen, pasen a leer el trabajo de Sigue leyendo

El escritor y sus obsesiones: Donde no hay Dios de Omar Delgado.


Iván Gómez escribe sobre el nuevo libro de Omar Delgado, Donde no hay dios, el cual se nos presenta como un conjunto de cuentos en el que el eje central de las historias es Sigue leyendo

Guajolote Vengador

La res completa: Media Vaca

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Portada de Niños Tontos de Ana María Matute. Tomado de MalditaVaca.com

Portada de Niños Tontos de Ana María Matute. Tomado de MediaVaca.com

Por Óscar Alarcón.

Las colecciones de cuentos para niños no han dejado de aparecer desde que se ha pretendido hacer una literatura para niños o una literatura juvenil. Desde los clásicos —y que de veras nunca pasaran de moda— como Caperucita Roja —que no era un cuento para niños—, El Gato con Botas, La Niña de los Cerillos y más, todos han aparecido en ediciones rústicas o bien, muy cuidadas de extremo colorido y empastado.

En esta línea, la editorial Media Vaca resurte el mercado infantil con diferentes títulos.

“La vaca es un rumiante: se traga el alimento para más tarde devolverlo a la boca y masticarlo con tranquilidad. Exactamente de esa forma se deberían leer los libros: volviendo a ellos en diferentes ocasiones y masticándolos a fondo para asegurarnos una digestión placentera.” Entre este tipo de oraciones y demás dibujos la visita por la página mediavaca.com resulta ser placentera para todos.

Sigue leyendo

Bienvenido a la Casa del Capitán Pepino

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Edgar Echegarya. Foto de Aide Olmos. Tomada de Last FM de el Golden Rainbow Kid.

Edgar Echegarya. Foto de Aide Olmos. Tomada del Last FM de el Golden Rainbow Kid.

Por Óscar Alarcón Travolta.

Mucho diseño, muchos colectivos, muchos panchos y ¿de música en Puebla cuándo?

Aquí hay una propuesta nueva, con talento y que mezcla varias disciplinas: la música, el diseño gráfico y la web. Así de frescos deberían ser los conceptos, además de sencillos y con estilo. Puro talento señores. Y sorprendentemente poblano, ¿ya ven que sí se puede?

La propuesta del Capitán Pepino (Edgar Echegaray o Goraki para los cuates) viene a darle auge al Indie, estilo en el que podemos clasificar la música del Golden Rainbow Kid. Aunque a decir verdad tiene influencias de todo tipo de músicos que van desde Frank Zappa hasta Beck, y no se cierra a las nuevas corrientes musicales ya que está siempre en la búsqueda de la experimentación. Ha tocado en distintas ciudades: Barcelona, Madrid, Cuernavaca, D. F., Monterrey y en su casa también.

Sigue leyendo

Mario Bellatin: el fantasma y sus libros

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Mario Bellatin. Foto por Óscar Alarcón.

Mario Bellatin. Foto por Óscar Alarcón.

Por Óscar Alarcón.

La narración de Mario Bellatin siempre ha sido vertiginosa. No por la rapidez con la que escribe, sino por los temas, los personajes y los escenarios que aparecen y desaparecen en cada uno de sus libros.

Es el caso de El Libro Uruguayo de los Muertos (Sexto Piso, 2012), en donde lo mismo vemos a Sergio Pitol platicando con Mario mientras está convaleciente de fiebre, o un niño que sueña con una familia de toreros enanos.

El carácter de cada una de las obras Bellatin es de ruptura. Con El Libro Uruguayo de los Muertos, parece dar una mejor forma a lo que podríamos llamar su obra total: se ha alejado de escenarios terribles como los que aparecían en Salón de Belleza o La Jornada de la Mona y el Paciente, pero sólo es un alejamiento, pues no hay un abandono de los escenarios vitales aunque oscuros y trastornados, enfermos. A decir verdad, eso es lo que a mí me parece.

Sigue leyendo

Oro para México: Luis Fernando Tena de Rodillas

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | 3 Comments
Foto por Luis Fernando Tena. Tomada de la página sipse.com. Manipulación digital de Óscar Alarcón.

Foto por Luis Fernando Tena. Tomada de la página sipse.com. Manipulación digital de Óscar Alarcón.

Por Óscar Alarcón.

Si pensamos en todos los motivos que tenemos para estar contentos en los últimos meses, quizá diríamos que son muy pocos.

El resultado de las elecciones de julio pasado abrió el camino hacia una nueva realidad marcada por el desaliento, cubierto por el velo de una resistencia que tiene en las redes sociales su principal bastión; aunque a decir verdad también es cierto que el enojo poco a poco se ha venido desinflando.

Parece ser natural. Es casi imposible mantener un estado eufórico, iracundo o violento por un tiempo prolongado.

Sigue leyendo

De Perros en los parques: Amélie

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | 2 Comments
Amélie. Imagen tomada de ensenadita.com. Manipulación digital por Óscar Alarcón.

Amélie. Imagen tomada de ensenadita.com. Manipulación digital por Óscar Alarcón.

Por Óscar Alarcón

Alguna vez, platicando con Fernando Morales, cuando fue mi maestro en la facultad de Filosofía y Letras, me contó la anécdota que inspiró a la película Amélie (Le fabuleux destin d’Amélie Poulain, Francia, 2001), y resultó curiosa aunque un poco escatológica. Así que si ustedes son de gustos finos les recomiendo no continuar con esta lectura.

Resulta que uno de los que escribieron el guión gustaba de tener largas caminatas por París. Según cuenta el guionista —y Fernando Morales— la ciudad está llena de excremento de perro, hecho que le llevó a no quitar la mirada del piso, pues para no ensuciarse los zapatos tenía que estar muy al pendiente en dónde plantaba el pie.

Sigue leyendo

Consideraciones sobre la música, la literatura y cuestiones afines: Eusebio Ruvalcaba

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Eusebio Ruvalcaba. Foto Jorge Durán, manipulación digital Óscar Alarcón para Neotraba.

Eusebio Ruvalcaba. Foto Jorge Durán, manipulación digital Óscar Alarcón para Neotraba.

Por Óscar Alarcón

Esta columna nació a partir de la lectura del libro: El Silencio me Despertó (Almaqui Editores, colección Bajel de Sueños, México, 2011) de Eusebio Ruvalcaba (Guadalajara, Jalisco, 1951).

Desde que leí Un Hilito de Sangre, sentí que Ruvalcaba era un autor que narra con vitalidad, que no se anda con medias tintas y que es un provocador. A veces siento que narra con testosterona, materia que le hace falta a muchos escritores y periodistas hoy en día. Es un hombre cabal, y también es una rata en toda la extensión de la palabra. No lo tomen a mal, a él le gusta esta comparación.

El Silencio me Despertó, es la reunión de artículos publicados por Eusebio Ruvalcaba durante 10 años: de 1995 a 2005. A esto se le llama el oficio del escritor.

Sigue leyendo

La brevedad del lugar común: César Aira y Los Dos Payasos

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Portada de "Los Dos Payasos" de César Aira. Foto y manipulación digital por Óscar Alarcón.

Portada de “Los Dos Payasos” de César Aira. Foto y manipulación digital por Óscar Alarcón.

Por Óscar Alarcón

De César Aira se ha dicho que es un escritor innovador, experimental, raro, posmoderno. No sé si concuerdo con alguno de estos adjetivos. Creo que un escritor arriesgado. Un escritor que siempre está en la búsqueda de contar nuevas historias de manera tal que desconcierte al lector.

O no.

Pues si bien, en muchos de sus títulos exige que el lector se emplee a fondo para descubrir el significado profundo en alguna de las tramas, como en el caso de Cómo Me Hice Monja, en donde se cuenta la historia del pequeño César que en realidad es un narrador y al mismo tiempo narradora, en Los Dos Payasos la exigencia al lector es que esté preparado para que le cuenten un chiste enorme. O un número de circo. O una historia política. O un reflejo de la sociedad. O un sketch en el más amplio significado de la palabra, ya que en Los Dos Payasos, un personaje que parece ser astuto, es timado o sufre un malentendido de manos de otro menos inteligente y al final del ¿chiste, sketch? resulta ser burlado por el que en un inicio aparenta ser el menos hábil.

Sigue leyendo

Javier “el alacrán” Caravantes: Su despertar

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | 1 Comment
Portada de "Despertar con alacranes" de Javier Caravantes. Foto y manipulación digital de Óscar Alarcón.

Portada de “Despertar con alacranes” de Javier Caravantes. Foto y manipulación digital de Óscar Alarcón.

Por Óscar Alarcón.

El título Despertar con alacranes (Tierra Adentro, 2012), no podía quedar mejor para estos tiempos en los que nuestro país está atravesando por una etapa de crisis. Y es que Javier Caravantes (Atlixco, Puebla, 1985) hace que sus personajes despierten de un letargo y abran los ojos a una realidad a veces no tan alentadora. Lo que es más, dentro del libro, la mayoría de las veces parece que hubiese sido mejor permanecer en el sueño.

Si en la literatura de Eduardo Montagner encontramos una propuesta en la que Chipilo —comunidad poblana con ascendencia italiana y que ha formado un lenguaje propio: el Véneto— se ha colocado en un lugar dominante, ya sea para el beneficio de unos cuentos en detrimento de los personajes de Montagner, en Javier Caravantes encontraremos una voz opuesta. Una voz de los vencidos: los habitantes de Atlixco —aunque más bien podríamos decir una voz de casi todas las comunidades cercanas a Chipilo—, pues es en el cuento “Las chipileñas nos vinieron a arruinar la vida” se describe el desencanto que las mujeres de esa locación provocan en la mayoría de los que las hemos visto pasar: rubias, de ojos claros, altivas y hablando en véneto como para demostrar quiénes son las que llevan el sartén por el mango, pues la no comprensión de un lenguaje también genera exclusión. Pero no hay que creer que se trata de una suerte de xenofobia, más bien es un retrato de la timidez adolescente, del primer amor platónico y de aquel acercamiento en el que casi puede olerse el perfume del cabello de aquella joven de la que siempre estuvimos enamorados, y que en cuanto pudimos acercarnos, nuestra estupidez ocasionada por la inexperiencia terminó por generar un desastre.

Sigue leyendo

Nadia, Lola, Nadie: ¿De quién será el futuro de Óscar de la Borbolla?

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Portada de "El Futuro No Será de Nadie" de Óscar de la Borbolla, foto por Óscar Alarcón para Neotraba

Portada de “El Futuro No Será de Nadie” de Óscar de la Borbolla, foto por Óscar Alarcón para Neotraba

Por Óscar Alarcón

Hace años que conozco a Óscar de la Borbolla. La extinta editorial Patria le dedicó una biblioteca con su nombre en la que se publicó toda su obra, ahí pudimos leer libros como Las Vocales Malditas, el libro puntal que le tiene reservado un lugar entre las letras mexicanas, pasando por Dios Sí Juega a los Dados, La Risa en el Abismo, Todo Está Permitido, La Rebeldía de Pensar o Los Sótanos de Babel, libros disímbolos entre sí: novelas, cuentos, ensayo y poesía.

No cabe duda que la industria editorial mexicana está en crisis. Sigue leyendo

Julián Hebert y el hospital

Posted on by Átomo Durán. Posted in Guajolote Vengador | Leave a comment
Portada de Canción de Tumba de Julián Herbert, foto de Óscar Alarcón para Neotraba.

Portada de Canción de Tumba de Julián Herbert, foto de Óscar Alarcón para Neotraba.

Por Óscar Alarcón.

Después de casi tres semanas regreso a escribir, había comenzado a disciplinarme y se rompió la continuidad de mi columna, un par de días en el hospital hicieron que le prestara más atención a mi salud. La noche que estuve en el hospital terminé de leer Canción de Tumba de Julián Herbert, y créanme que no les recomiendo su lectura si se encuentran en un nosocomio.

Con ello quiero decir que Herbert es un buen narrador, pues la novela se vuelve vertiginosa, te contagia la angustia de la persona que se encuentra sana y tiene que cuidar a una persona enferma. Qué mayor desgarramiento para el ser humano que saber que tu madre morirá y que el único asidero eres tú. Y si a esto sumamos que se trata de una prostituta retirada y que la narración es un vaivén entre el odio y el amor, pues a pesar de que se cuenta cómo fue que su madre decidió volverse prostituta, no deja de traslucir el cariño que siente por ella —al menos Julián Herbert así lo muestra en casi todo el libro. En ocasiones parece que el mismo Herbert se ha convertido en su madre y se mira a sí mismo como una mujer postrada cundida de cáncer por todo el cuerpo.

Sigue leyendo