Abducción.

Abducción de una vaca

Abducción de una vaca

Por Becca Durán (@BeccaDuran1)

 

No creía en la abducción extraterrestre hasta el lunes pasado.

 

El lunes pasado tuve una revelación acerca del porqué no había escrito en casi más de un año. No me pregunten cómo, sólo de momento las respuestas llegaron a mi cabeza: sufrí una abducción extraterrestre.

 

Resultado de la abducción, ocurrieron cosas en mi vida: Acabé la prepa, entré a dos universidades –a la BUAP y a la UNAM–, me empezó a gustar cañón el color rosa y estuve mucho tiempo viendo videos en Youtube. También estoy segura de que durante la abducción me dieron de comer muchas donas de Krispy Kreme porque sólo así explico mi aumento de peso.

Aunque la abducción me ayudó con cosas muy importantes como fue la prepa entrar a la Uni, un efecto secundario fue la eterna flojera que tuve aproximadamente 2 meses. No me importaba nada ni nadie, yo sólo quería estar acostada viendo videos de Luisito Comunica o acabar de ver Gossip Girl.

 

Si estas son algunas de las consecuencias de una abducción, creo que todos deberíamos tener cuidado con los extraterrestres.

 

Y esto lo digo porque la abducción por un lado te ayuda cañón con esas cosas importantes y obligatorias pero, por el otro lado, esa flojera inmensa que te genera va a resultar perjudicial para hacer otras cosas que te gustan, las cuales también son importantes pero que no son necesariamente forzosas que las realices.

 

Para mí, escribir entra en esas cosas: las que me gustan, hacen feliz y no son obligadas. Y gracias a la abducción fue la que más salió perjudicada.

 

 

No fui consciente de mi abducción hasta hace 2 semanas, y tooodo esto que les cuento de las consecuencias sucedieron aproximadamente hace unos 5 o 6 meses.

 

 

No creo que la abducción sea lo peor que le ha pasado a mi vida, sin embargo, cuando me di cuenta que las consecuencias es no tener tiempo o ganas de hacer las cosas mi perspectiva cambió. Y es cuando te das cuenta de que hay que ponerle orden a esta cosa llamada vida post abducción para que exista un balance en el todo. Ya si se le pone el balance o no, pues es cosa de cada quien, pero al menos hay que ser con-cien-tes. ¿No?

 

 

Quizá todos hayamos pasado por una abducción extraterrestre y no nos dimos cuenta. Le podrán poner nombres más comunes pero seguirá siendo abducción extraterrestre (y obvio es normal que creas que se llama de otra forma porque todo sería más creíble que el hecho de que unos extraterrestres te llevaron a su nave y luego te regresaron vivito y cambiado).

 

 

De todas formas ya les conté mi experiencia y les juro que si no les ha pasado, en algún momento les pasará así que pónganse listos y abusados.

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Neotraba

Add a Comment