1. El Siglo del Anticristo: Una Historia Secreta

Lipstick Traces de Greil Marcus, imagen tomada de http://libroskalish.wordpress.com/2010/09/15/lipstick-traces-a-secret-history-of-the-twentieth-century-greil-marcus-version-original-en-ingles/

Lipstick Traces de Greil Marcus, imagen tomada de http://libroskalish.wordpress.com/2010/09/15/lipstick-traces-a-secret-history-of-the-twentieth-century-greil-marcus-version-original-en-ingles/

 

 

 

Por Daniel Carpinteyro

 

El siglo XX se resuelve en una incontinente diáspora historiográfica. La literatura, la filosofía y las religiones y los Grandes Mármoles pierden el derecho de exclusividad con los discípulos de Herodoto, y nuevas marcialidades historiográficas emergen, a través de fisuras infligidas a la vieja Historia por Fernand Braudel. Así nos topamos con la Historia de la estupidez humana, la Historia de las orgías, la Historia de la Sexualidad, Historia del Juego, la Historia de los Infiernos, la Historia de la ratas, la Historia secreta de las ideas que preconizaron la síntesis  estética del XX en Anarchy in the U.K Y no, no estamos bromeando en este último.

 

El opus magnum de Greil Marcus, Lipstick Traces: A secret History of the Twentieth Century (traducida en Anagrama como Rastros de Carmín, asequible en México a un precio que duplica el precio en que la obra original se consigue en la Unión Americana) se ha convertido en un feroz dispositivo de provocación artística. A propósito de él, se ha recopilado un soundtrack, se han montado representaciones escénicas y se han escrito infinidad artículos en las computadoras de insurrectos más identificados con Max Stirner y David Henry Thoreau que con el Gran Cenizo, Auguste Comte.

 

El libro, que boya entre la historiografía heterodoxa y los estudios culturales, analiza diferentes vertientes de la producción artística del siglo pasado. Desde las pintas y los afiches callejeros que se posesionaron de los muros de París, Berlín, Praga y Londres en 1968 hasta iconografías discográficas creadas ex profeso para provocar a la censura, a modo de estrategia publicitaria (el libro rebosa láminas inauditas); desde la rebeldía situacionista hasta las poses de niños malcriados en los escenarios de la BBC;  del portentoso saxofón de Lora Logic al desabrido bajo de Sid Vicious; de las implacables disecciones de la convención social planteadas por Walter Benjamin hasta el escepticismo de Theodor Adorno respecto potencial de concientización política que se atribuye a ciertas propuestas pop. Todo está aquí, condensado en una investigación monumental sobre cómo los significados heterodoxos fueron planteados en las calles y en las academias revolucionarias, para terminar descafeinados y esterilizado al traducir esos mensajes, a través de la cultura mediática,  en gritos de rebeldía estridentes, pero baladíes, provocadores pero comercializables. Este libro es una Historia de la glamourización del discurso radical, o de cómo la subversión terminó convertida en un mero plus mercadológico.

 

Arsenal obligatorio para discusiones contra mohawks vendedores de florecillas de acrílico, culturalistas pop,  fundadores de club de fans y creyentes en el rock con causa. Este libro es un venturoso, orgiástico recordatorio, de que el rock, ante todo, es una prostituta. La Gran Prostituta. La Bruja Ubicua de Visión Eléctrica.

 

Frase áurea: El nihilismo significa cerrar el mundo alrededor de su impulso de auto consumición; la negación es el acto que haría autoevidenciable ante todos que el mundo no es lo que parece –sino cuando el acto es tan implícitamente completo, que deja abierta la posibilidad de que el mundo sea nada, que tanto el nihilismo como la creación podrían tomar posesión  del área súbitamente desocupada.

 

 

Marcus, Greil: Lipstick Traces: A secret History of the Twentieth Century. Harvard University Press, Estados Unidos, 2008.

 

Daniel Carpinteyro también habita en: www.ocioydiaspora.wordpress.com

Posted on by Oscar Alarcon Posted in Bibliorock, Neotraba

Add a Comment